Seguinos en nuestras redes

Economía

Golpe a las reservas: el Banco Central perdió 400 millones de dólares en cuatro días

La entidad financiera nacional obtuvo un gran saldo negativo en su intervención en el mercado oficial de cambios, lo que genera gran preocupación en el Gobierno.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) pasó por una semana negra, ya que su intervención en el mercado cambiario dejó una perdida millonaria para sus reservas en dólares.

El propio titular de la entidad, Miguel Pesce, reconoció que “este es un momento complejo”, aunque se mostró esperanzado al afirmar que se espera “normalidad para la próxima semana”.

Es que, en los últimos cuatro días, el BCRA perdió nada menos, que unos 400 millones de dólares, como consecuencia de una serie elementos que el mercado ve como muy preocupantes y se hace difícil no pensar en un fortalecimiento del cepo a futuro.

En este sentido el economista Pablo Ferrari, en dialogo con el portal IProfesional, explica que “ante un cambio abrupto en la brecha del dólar, el incremento relevante de la tasa de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y la escasez de reservas, el BCRA tuvo que intervenir fuerte en los últimos días”.

Publicidad

Por su parte, Joel Lupieri, de Epyca Consultores, asegura que “este alto nivel de ventas se explica por un contexto de incertidumbre que se generó tras la suba de los cambios bursátiles, que meten presión sobre el dólar oficial en su ritmo pausado de devaluación”.

Lo que genera que los inversores especulen sobre la posibilidad de que el BCRA tenga que conceder un ritmo mayor en la velocidad de depreciación del peso y esto los impulsa a que salgan a comprar dólares y anticipen sus operaciones en moneda extranjera.

Como consecuencia de este tipo de acciones, la entidad crediticia nacional, viene con un saldo negativo de 335 millones de dólares, a pesar de que hasta este lunes había logrado acumular unos 65 millones en moneda estadounidense.

Ahora bien, la escasez de reservas no es el único problema que afronta el Central, ya que cada vez cuesta más cumplir con el objetivo fijado en las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es de 4.100 millones de dólares, solo para la primera mitad del año.

Publicidad

En este sentido, la entidad que preside Pesce se enfrenta a la parte más dura de año, ya que para finales de año, la cosecha de granos, que es la gran proveedora de dólares a la argentina, finaliza.

A esto se suma la coyuntura internacional, con la guerra entre Rusia y Ucrania, que eleva los costos de la energía, que el país debe importar por la falta de inversión en recursos, lo que conlleva un gasto de 100 millones de dólares diarios.

Otro de los factores que jugó fuerte en esta semana, fue el hecho de que se dispararon las órdenes de compra de importaciones, probablemente por la circulación de versiones sobre el endurecimiento del cepo por parte del Banco Central, esto disminuyó notablemente su capacidad de reserva.

En este sentido, Ferrari sostiene que “con el actual nivel de reservas no se puede sostener el actual ritmo de crecimiento, que hace crecer las importaciones de insumos para la industria y la demanda de energía”.

Publicidad

Además, afirma que la autoridad monetaria pierde poder de fuego y tampoco puede mantener un nivel de intervenciones fuertes sostenidas en el mercado cambiario.

Economía

Inflación récord de julio: cuáles son los productos que más aumentaron de precio

A pesar que el rubro “Alimentos y Bebidas” no fue el que más creció el último mes, hubo alzas en vegetales y productos de entre el 13 y casi el 60%

Se dio a conocer la inflación de julio en la Argentina marcando una fuerte suba del 7,4%, siendo ésta la más alta de la región y también más alta que muchos países del mundo.

La inflación en los precios acumuló un alza de 46,2% en los primeros siete meses del año. En ese sentido, cinco rubros se ubicaron por encima de la mediación general. De esos sectores, como se esperaba, el que más aumentó fue Recreación y Cultura con 13,2%.

Le siguen: Equipamiento y mantenimiento del hogar (10,3%); Restaurantes y Hoteles (9,8%), Vestimenta y Calzado (8,5%) y Bienes y Servicios (8,1%).

Por debajo del nivel general (7,4%) se ubicaron Salud (6,8%), Bebidas alcohólicas (6,4%); Educación (6,1%); Alimentos y bebidas no alcohólicas (6,0%); Comunicación (5,5%); Transporte (5,5%) y con 4,6% se ubicó vivienda, agua y otros combustibles.

Publicidad

La fuerte suba en Recreación y cultura (13,2%) se explica en parte por los aumentos de los servicios asociados al turismo durante el receso invernal.

Le siguieron las subas en Equipamiento y mantenimiento del hogar (10,3%) y en Restaurantes y hoteles (9,8%), esta última también comprendida en el marco de las vacaciones de invierno.

Los productos que más aumentaron de precio

Los panificados volvieron a quedar como el rubro que más aumentó con el 5,3%. En las últimas cuatro semanas aumentaron 10,9% en promedio. El pan francés tipo flauta por kg pasó de $311,80 en junio a 327,39 en julio.

Publicidad

Detrás está el azúcar que, como se mencionó anteriormente ostenta una de las mayores subas de precios en los alimentos tras encarecer su valor en 4,1% en la primera semana del mes y 8% en las últimas cuatro. En junio, un kg de azúcar costó $133,11 para en junio pasar a costar $173,68 en julio, con una variación del 30,5%.

Asimismo, el aceite de girasol también presentó una fuerte suba de precios, al pasar de $418,66 en junio a $487,16 en julio, con una variación del 16,4%. Al aceite lo acompañan, para el cierre de la tabla, los lácteos y los huevos con (+1,8%) y las verduras con un (+2,1%).

Inflación sin freno: la ropa y el calzado llegó al 100% en el Gran Buenos Aires

Asimismo la lechuga que presentó un aumento de 40,5% al pasar de $351,13 por kilo en junio a $493,37 en julio. Por su parte, la batata pasó de $99,78 en junio a $136,21 en julio, con una variación del 36,5%.

Publicidad

Cabe destacar que el tomate redondo presentó una caída en su precio, ya que el mes de junio fue uno de los alimentos más caros al costar $217,73 para en julio pasar a costar $175,30 el kilo, con una variación del -19,5%.

Continuar leyendo

Economía

Inflación sin freno: la ropa y el calzado llegó al 100% en el Gran Buenos Aires

En los últimos doce meses, el incremento acumulado de “Prendas y calzado” subió a las tres cifras en el GBA.

El INDEC informó el índice de precios de julio y los números son alarmantes: la inflación del mes pasado llegó a 7,4% y fue la más alta de las últimas dos décadas. El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central pronosticó que el incrementó anual llegaría al 90,2%.

Uno de los rubros que más ha escalado es el de indumentaria. Según el INDEC, “Prendas de vestir y calzado” ha subido un 8,5% en julio y acumula un incremento anual del 56,5%. Si nos basamos en los últimos doce meses, el aumento en el rubro ha sido del 96,7% a nivel nacional y del 100,5% en el Gran Buenos Aires.

El pasado mes de mayo, el presidente Alberto Fernández había lanzado una queja contra la industria textil: “Hay un desmadre de los precios en ese rubro. Los protejo, no dejo entrar productos elaborados de China y los precios no paran de subir acá“.

Desde la Fundación Protejer le respondieron al mandatario que “los precios de la ropa se fijan al comienzo de cada temporada”. Y agregaron: “Cuando comparamos con otros bienes, los aumentos de precio de la indumentaria y calzado se encuentran por debajo”.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía General

“Es preocupante que suban la tasa al 60%”: los incómodos tuits de Fernández en 2019

Este jueves el Banco Central llevó la tasa de interés de referencia a 69,5%, superando por primera vez la tasa que el gobierno de Fernández heredó del macrismo en diciembre del 2019

Corría julio del 2019 y Alberto Fernández había estrenado hacía pocas semanas su traje de candidato presidencial. Ya ungido por Cristina Fernández de Kirchner para encabezar la lista del Frente de Todos y competir contra Mauricio Macri, Fernández criticaba a través de las redes sociales las medidas que tomaba el entonces gobierno.

Una de las promesas que más veces repitió durante la etapa de candidato a presidente fue la baja de las tasas de interés que, efectivamente, llevó adelante el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, a poco de haber asumido. Sin embargo, la espiral inflacionaria en la que ingresó la economía local en los últimos meses obligó al Banco Central, por primera vez desde que llegó Fernández al poder, a superar la tasa de interés heredada del macrismo.

El BCRA subió la tasa de interés a 69,5% y superó a la que heredó del macrismo

Este jueves, el BCRA anunció que la tasa de referencia para las Leliqs a 28 días será del 69,5%, superando así al 63% que había heredado del macrismo en diciembre del 2019.

Publicidad

En este contexto, usuarios en las redes sociales reflotaron algunos tuits que había enviado en julio del 2019 el ahora presidente, criticando al entonces presidente del Banco Central, Guido Sandleris, por subir la tasa de referencia al 60%. “Veo, con preocupación, que @gsandleris sigue subiendo la tasa de interés de las Leliq y ya supera el 60%. Eso aumenta las inconsistencias de la política monetaria y el volumen de Leliq. Por eso el dólar ya se vende arriba de $45”, tuiteó el entonces candidato.

Pero este no fue el único mensaje que envió. En un “hilo”, aseguró que esa decisión iría en contra de la Carta Orgánica del BCRA: “Debería leer la Carta Orgánica del BCRA. Sus objetivos son ‘promover, en la medida de sus facultades y en el marco de las políticas establecidas por el gobierno nacional, la estabilidad monetaria, la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social’. Con una política inconsistente y riesgosa que tiene como único objetivo sostener el dólar para que a Macri le vaya bien en la elección, @gsandleris actúa como un militante del PRO y no como el presidente del Banco Central, cuyo mandato lo obliga a cumplir la Carta Orgánica”.

Publicidad

“Ahora sabemos a qué se refería @gsandleris cuando hablaba de independencia del BCRA: quieren diseñar políticas independientes de las necesidades de millones de argentinos, de nuestras pymes, de nuestras grandes empresas, de la Argentina productiva. Mienten cuando dicen que las altas tasas de interés no tienen impacto presupuestario. Los títulos de deuda del Gobierno argentino (Lecaps, Letes, etc.) pagan altísimas tasas de interés por esta política económica”, siguió.

Y luego lanzó una promesa que la coyuntura actual lo obligó a incumplir: “Nuestra política económica tendrá tasas de interés positivas para los ahorristas, muy lejos de estos niveles delirantes e insostenibles. Bajar las tasas también va a permitir que se recupere el crédito y se puedan reorientar recursos desde lo financiero a lo productivo. Además, bajar las tasas de interés que paga el Tesoro por sus títulos de deuda va a disminuir el costo financiero de los mismos, va a bajar el gasto en intereses y nos va a permitir aumentar el gasto en otras partidas sin modificar el déficit fiscal total”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR