Seguinos en nuestras redes

Política

El Polo Obrero le cobra a los militantes 2% de su plan social y recauda más de $270 millones

La agrupación de izquierda admitió que se quedan con ese porcentaje del monto total que perciben los beneficiarios que se encuentran adheridos al Programa Potenciar Trabajo. Los argumentos de sus dirigentes se basan en que los aportes sirven “para financiar lo que el Estado no financia”.

En medio de la polémica que despertó el Gobierno tras dar a conocer que se registraron más de 5000 denuncias por el presunto manejo irregular de planes sociales por parte de las organizaciones sociales, el Polo Obrero se sumó al revuelo tras admitir que le cobran a sus militantes un porcentaje del Programa Potenciar Trabajo.

El legislador porteño de izquierda, Gabriel Solano, fue quien confirmó cómo opera la organización social: “En el Polo Obrero hay un aporte del 2% de los ingresos de cada persona que cobra un plan. Ese 2% sirve para financiar lo que el Estado no financia. Por ejemplo, el alquiler de comedores y merenderos, y el gasto logístico y de transporte de la mercadería. El Potenciar Trabajo son $19.000 [es hoy de $22.000], estamos hablando de $380 [de aporte por beneficiario]”, sostuvo el diputado aunque no precisó cuántos beneficiarios de ese plan social son miembros del PO.

Sus dichos, obligaron al principal referente del sector, Eduardo Belliboni, a aclarar los motivos por los que decidieron comenzar con la recaudación. A través de un comunicado, el dirigente apuntó contra el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y acusó a distintos sectores de desprestigiar la “lucha piquetera”.

“En el marco del plan de lucha de la unidad piquetera que enfrenta el ajuste del gobierno y el FMI, diferentes sectores del poder económico y político han salido hacer una campaña repleta de mentiras, tergiversaciones y manipulaciones que tiene el objetivo de desprestigiar la lucha piquetera por trabajo, contra el hambre y la pobreza”, comienza el escrito.

Publicidad

En ese sentido, sostiene: “La base de este ataque es sostener que existen cobros compulsivos en el Polo Obrero para alimentar “cajas” políticas. Lo que en realidad ocurre es que las organizaciones de los desocupados organizan y defienden un financiamiento autónomo para las necesidades de la lucha y de los barrios. El movimiento piquetero sostiene, sin apoyo del estado, miles de comedores populares en todo el país.

Algunos de los argumentos que esboza tienen que ver con que para lograr ese sostenimiento “es necesario, como cualquiera sabe, tener un lugar donde hacer la olla popular y por lo tanto pagar alquileres, comprar una garrafa, pagar los fletes para trasladar los alimentos que el Estado no entrega en la puerta de cada comedor si no en un depósito Central. Gastos que debiera financiar el Estado pero que terminan financiando las familias que concurren a los comedores”.

Gabriel Solano y Eduardo Belliboni

Luego, el dirigente del PO reconoció la existencia del aporte del 2%. “Las asambleas votan un aporte voluntario del 2% de los ingresos. En las asambleas del Polo, se rinde cuentas sistemáticamente sobre los ingresos y gastos y se aprueba colectivamente el destino de los recursos que son de todas y todos los compañeros”.

Y concluye: “El Polo Obrero financia su actuación del mismo modo que un club, que una sociedad de fomento, un sindicato o cualquier otra organización popular. Con la diferencia que, por ejemplo, los sindicatos producen descuento obligatorio por planillas, cosa que ninguna organización social puede ni debe hacer. No es cierto que sea compulsivo porque el Polo Obrero no da bajas”, señaló el mensaje del piquetero.

El porcentaje retenido correspondía a los 19.000 pesos que cada uno de los 60.000 beneficiarios recibía del Programa Potenciar Trabajo. Esto sería unos 22.800.000 pesos mensuales si el aporte involucra a todos los que reciben el plan. La cifra anualizada asciende a 273.600.000 pesos.

Publicidad

Sin embargo, esa recaudación correspondía hasta el mes de mayo. De acuerdo al calendario oficial, en julio, el monto pasa a ser de 22.770 pesos, correspondiente a la liquidación de junio con aumento del 17%.

En septiembre, el haber final será de $23.925, con suba del 10% correspondiente a agosto. Es decir que, si se toma la última cifra, a partir de agosto el descuento que el Polo Obrero le realizará a cada beneficiario será de 478,5 pesos. Multiplicado por la cantidad de beneficiarios, la recaudación será de $28.710.000. En este caso, la cifra anual ascenderá a 344.520.000 pesos.

Política

“A Alberto Fernández lo depusieron”: Elisa Carrió apuntó sobre Cristina y Massa

La líder de la Coalición Cívica dijo que se trató de “un golpe blando” y cargó contra “la escenificación” que a su entender se realizó durante la presentación oficial del ex intendente de Tigre como titular de la cartera económica argentina

Elisa Carrió apuntó sus cañones contra Cristina Kirchner y Sergio Massa, tras la asunción de este último como ministro de Economía, y aseguró que entre ambos “depusieron” a Alberto Fernández.

“Alberto Fernández va a ser formalmente Presidente en los hechos, pero le sacaron sus atribuciones. Y la responsabilidad exclusiva y excluyente es de Cristina Kirchner y de Massa”, disparó la líder de la Coalición Cívica en una entrevista a la señal TN.

En paralelo, dijo que se trató de “un golpe blando” y cargó contra “la escenificación” que a su entender se realizó durante la presentación oficial del ex intendente de Tigre como titular de la cartera económica argentina.

Publicidad

“Puse la televisión a las dos o tres de la tarde porque pensé que el señor iba a dar medidas, pero fue la escenografía de una asunción presidencial, de un hombre con la peor imagen pública y con una atribución de hecho del poder”, afirmó la dirigente, uno de los principales cuadros de la oposición.

Dijo, además, que se trata de un escenario “terrible” para un país dirigido por coaliciones. “Con este precedente se puede tumbar a cualquier presidente. El vicepresidente, en un momento de crisis, puede hacer renunciar al presidente. Nadie se dio cuenta de lo que significa el presidente”, lamentó.

El ‘Cuervo’ Larroque apuntó contra la Justicia: “Sin Cristina no hay peronismo, sin peronismo no hay país”

Sin embargo, Carrió destacó un punto a favor para Alberto Fernández en este contexto, que se encargó de describirle como adverso.

Publicidad

“Como el presidente deja de ser responsable ante la sociedad porque le tomaron el poder, puede relegitimarse, lo que no van a poder hacer Massa y Cristina”, consideró. Y agregó que “el que cree que Alberto Fernández no se va a cobrar ésta, está equivocado”.

Mirá la nota completa:

Publicidad
Continuar leyendo

Política

La Ciudad le quitará los planes sociales a las familias de los chicos que tengan menos de 85% de asistencia a clases

La medida se tomó luego de detectar que el 30% de los beneficiados faltó al menos cinco días en un mes.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires incorporó modificaciones en su política de planes sociales relacionados a la escolaridad. Para no perder el beneficio, los alumnos deberán asistir al menos al 85% de las clases y será controlado cada dos meses.

A partir de este bimestre, los chicos que cuenten con plan social y falten más del 15% de las clases serán notificados y tendrán un tiempo para regularizar su situación. Si el alumno no se pone al día con los requisitos, el Gobierno porteño podrá tomar la decisión de quitarle el plan social a la familia del estudiante.

La medida será anunciada por Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña

La nueva medida será presentada oficialmente este martes por Horacio Rodríguez Larreta (jefe de Gobierno porteño) y María Soledad Acuña (ministra de Educación de CABA). En estos momentos, el plan por escolaridad que está otorgando la Ciudad está en un promedio de $15.722 por mes, más $5.256 por hijo en caso de pobreza y $7.884 por hijo en caso de indigencia.

La decisión fue tomada luego de que detectaran que el 30% de los alumnos que reciben el plan social faltó al menos cinco días en un mes y que el 16% faltó siete veces o más en un mes. Por otra parte, se aclaró que quienes pierdan el plan social no quedarán libres ni perderán su vacante y podrán recuperarlo en caso de retomar la regularidad.

Publicidad
Continuar leyendo

Política

Tras la queja de CFK, el Gobierno confirma que las organizaciones sociales manejan el 80% de los planes

Desde el ministerio de Desarrollo Social convocan a los intendentes bonaerenses para definir la nueva distribución del programa Potenciar Trabajo.

En medio del conflicto interno entre las organizaciones sociales que nuclea el Frente de Todos, y la disputa por el manejo de los programa sociales que le cuestan al Estado unos 800 millones de pesos al mes, el ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Juan Zabaleta, planea iniciar la auditoría sobre el plan Potenciar Trabajo.

La directiva fue de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, cuando en un acto en la CTA, cuestionó el manejo del dinero público por parte de las agrupaciones que responden al presidente, Alberto Fernández, en especial al Movimiento Evita, enemigo político de la ex mandataria.

Allí planteo además, la idea de realizar una auditoría para la mejor administración de los subsidios. Por esta razón, la cartera a cargo de Zabaleta, iniciará un proceso de inspección de los planes Potenciar Trabajo, a través del quel 1,3 millones de personas cobran la mitad de un Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) a cambio de una contraprestación laboral de cuatro horas diarias.

Se prevé que el proceso de revisión de cada caso comienzo el próximo 15 de agosto y desde el Gobierno ya delinean los detalles de la auditoría que llevarán adelante las universidades y que tendrá dos ejes: verificar que los beneficiarios efectivamente realicen el trabajo por el que cobran el beneficio y, por otro lado, tener un mayor control sobre las organizaciones sociales y entidades que tienen a su cargo la designación de las tareas de cada persona.

Publicidad

Es que en el Potenciar Trabajo el 80% de los planes está controlado por entidades no gubernamentales, es decir, organizaciones sociales, ONG y la Iglesia, entre otros. Son las denominadas Unidades de Gestión, es decir, las que definen la empresa, rubro o curso que tomará el beneficiario del plan. Así, los municipios y provincias solo manejan el 20% de esta iniciativa.

Antes de iniciar las auditorías, está previsto que el ministro Juan Zabaleta se reúna con intendentes de la primera y tercera sección electoral, quienes se harán cargo, a partir del nuevo sistema, de la distribución y control de los nuevos programas sociales.

En ese caso, se espera que los municipios presten instalaciones para que los trabajadores de las Universidades nacionales puedan llevar adelante la encuesta, que tendrá seis hojas y en la que se le preguntará al beneficiario del Potenciar Trabajo sobre sus capacidades, nivel de formación, capacitaciones, si se desempeña en el mercado informal y cuál es su conformación laboral.

El manejo de los planes sociales, no solo desvela a Cristina Kirchner, ya que en su asunción como ministro de Economía, Sergio Massa dijo que en los próximos 12 meses se auditarán los planes sociales y puso el 15 de agosto como fecha de inicio de estas tareas.

Publicidad

Sin embargo, desde el entorno de Zabaleta dicen que esa fecha no estaba del todo definida, pero entienden que el líder del Frente Renovador buscó poner un poco de presión para que la revisión se inicie cuanto antes y poder mostrarlo como un logro en su gestión.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR