Seguinos en nuestras redes

Economía

Inflación: entre las 4 más altas de los últimos 80 años y la más alta en tres décadas

Si no se le muestra al ciudadano de a pie que el ajuste tiene un propósito real y no toman medidas aisladas, la espiralización inflacionaria estará a la vuelta de la esquina

Columna de opinión publicada originalmente en Infobae

De acuerdo al informe de la Cámara de Comercio y Servicios, podemos ver que revelo que durante los últimos 100 años la tasa de inflación promedio fue de 105% anual, alcanzando un máximo histórico de 3079% en 1989.

Si hacemos un recorrido histórico desde el primer dato oficial de precios al consumidor (después de esta serie histórica Indec modificó la metodología de relevamiento de precios, con periodos donde el IPC dejo de medirse), veremos que en los últimos 60 años (desde 1943 hasta el 2003), fue en la presidencia de Raúl Alfonsín en la que se registro la mayor tasa de inflación anualizada, con un 398%. El contexto trajo devaluaciones, cambio de símbolos monetarios, recesiones y hasta una plan monetario drástico (la convertibilidad) para reducir el aumento generalizado de precios.

Este recorrido, nos da cuenta de dos cosas: primero, convivir con inflación superior a un dígito es lo usual para Argentina, y segundo, llevamos 80 años sin poder solucionarlo.

A partir del 2003, el nivel de inflación lejos de bajar continúa aumentando, ya que hasta el momento la inflación del gobierno Alberto Fernández marca un récord. Si acumulamos toda la inflación hasta abril 2022 (29 meses) da como resultado un nivel de inflación es de 159,36%, dato que si se compara con otros gobiernos, como el de Néstor Kirchner, observamos que este tuvo un acumulado de 24%, CFK I con 30%, CFK II 100% y MM con 95%.

En términos más sintéticos, la gestión Fernández convive con una inflación mensual promedio de 3,3%, una interanual de un 49% y el segundo peor registro de pérdida de poder adquisitivo de la serie. Si usamos la mediana estadística para todos los gobiernos, se reafirma que este mandato califica como el peor registro en 30 años.

 

 

Recordemos que al encontrarnos dentro del programa del FMI, tenemos metas a corto plazo que cumplir con respecto a las metas de política fiscal, ya que se espera que para el 2022 el déficit sea en -2,5%, y que eventualmente se llegue a 2025 con un déficit fiscal de 0%. O sea, no hay más espacio para errores.

Es importante ver que estamos frente a una economía donde ya no tenemos (y no es posible) mas “anclas” del tipo financiero y económico. Dentro del marco del FMI uno de los requisitos es “la normalización de los precios de la economía” y evitar seguir usándolos como anclas inflacionarias. Por lo cual, el Gobierno viene usando diversas formas para normalizar los precios económicos, por ejemplo entre ellas tenemos al dólar oficial que se encuentra acelerándose en un 4% mensual (versus el crawling peg mensual para 2021 de un 1%), tarifas públicas que se encontrarían repuntando en junio, los combustibles al no estar más congelados subieron en torno al 40% desde enero, paritarias salariales que gran parte de ella aumentan por sobre la inflación mensual y con cláusulas de ajustes en corto plazo, pero otras siguen perdiendo en términos reales, como por ejemplo, los planes sociales y jubilaciones, los cuales a pesar de los bonos extras (IFE 4 y Bono a jubilados), continúan licuándose contra la inflación.

Todas estas medidas que se están aplicando son para normalizar la economía, pero antes de ver esta mejora el ajuste será el primer impacto hacia el equilibrio. Todas estas medidas, deben venir acompañadas de un plan integral que permita estabilizar todos los desajustes. Si no se le muestra al ciudadano de a pie que el ajuste tiene un propósito real y no toman medidas aisladas, la espiralización inflacionaria estará a la vuelta de la esquina. De no haber confianza en que el plan funcione el siguiente paso es que se presione aún más sobre el salario real para que deje de perder contra la inflación generando una espiral inflacionaria.

Si sumamos a esto que las metas de política monetaria no se están cumpliendo, ya que con una cosecha récord el BCRA no está logrando acumular dólares en las reservas internacionales (hasta abril se acumuló USD 113 millones), son solo muestras que la devaluación futura se acerca, por lo cual aquella meta de inflación para el 2022 de 33%, hoy ya quedo no sólo olvidada y desfasada, sino que el mismo gobierno acepta la posibilidad real de un waiver es mucho más probable que contener los efectos de la inflación.

Economía

Guzmán viaja a Francia este lunes para negociar con el Club de Paris

El ministro de economía argentino partirá este lunes rumbo a la capital francesa, con el objetivo de reestructurar la deuda por u$s2.400,

El funcionario encabezará las negociaciones con el Club de Paris, que le permitan cerrar un acuerdo para reestructurar la deuda. La reunión formal con los fondos franceses se realizará el próximo miércoles 6 de julio.

Martín Guzmán, deberá enfrentar una de las operaciones financieras más exigentes y trascendentes de su gestión. El dirigente intentará cubrir vencimientos por $243.425 millones, en un mercado que mira con desconfianza y teme un reperfilamiento de la deuda en pesos.

Horas antes, el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, se comprometió a implementar una línea de liquidez de los instrumentos del Tesoro para su utilización por los fondos comunes de inversión y Guzmán aseguró que el endeudamiento en moneda local es “absolutamente sostenible”.

Para descomprimir y achicar los vencimientos de fin de mes, la semana pasada Guzmán había adelantado un canje de bonos en pesos. De esta manera, allanó el camino en la previa de la reunión que mantendrá con fondos extranjeros para intentar calmar la incertidumbre e incentivar la compra de títulos a corto plazo atados a la inflación.

Continuar leyendo

Campo

Ruralistas desalojaron un campo que estaba usurpado por militantes del Polo Obrero

Productores y vecinos chaqueños decidieron actuar por su propia cuenta ante la “inacción de la fiscalía”.

Productores cooperativos aseguraron que un grupo vinculado al Polo Obrero usurpó dos hectáreas de un campo en la localidad chaqueña de Pampa del Indio. Ruralistas y vecinos se encargaron de llevar a cabo el desalojo ante la “inacción de la fiscalía”.

Gabriel Braunschweig, presidente de la Cooperativa Pampa del Indio, relató que ingresaron a un campo aproximadamente 40 personas que “dicen pertenecer al Polo Obrero” con la intención de hacerse del terreno. “Entraron con machetes y palos, marcaron parcelas de 10 x 20 metros para subdividirlo diciendo que tenían derechos”, comentó el dirigente.

Desde el Polo Obrero calificaron lo sucedido como una “gravísima represión” hacia miembros originarios y apuntaron contra las autoridades locales. Afirman  que les hacen “promesas de otorgarles una vivienda” y una vez que se inscriben y son adjudicatarios “son estafados”.

Desde Coninagro, la organización que agrupa al sector cooperativo agrario de Argentina, expresaron: “Un grupo del Polo Obrero está usurpando tierras de un productor de la cooperativa Pampa del Indio. Ingresaron a una propiedad privada y tomaron un campo de 2 hectáreas. Ya dimos aviso institucional a las autoridades públicas”.

Ante la inacción de la fiscalía un grupo de productores y vecinos del pueblo se unió para defender la causa; lograron desalojar al grupo en horas de la madrugada y pusieron un alambrado en el perímetro. Preocupación en la comunidad ante la pasividad gubernamental y de la justicia”, agregaron desde la Confederación.

Por último, remarcaron que hay “temor e incertidumbre en productores cooperativos del Norte del país” y que desde “Coninagro se comunicó con el Gobierno Nacional reclamando una urgente respuesta a este tema”.

Continuar leyendo

Economía

Demanda de dólar ahorro: en el primer día de julio, el Banco Central debió vender USD 190 millones

Ante la suba del blue, usuarios colapsaron los home banking para adquirir los USD 200 mensuales.

El Banco Central tuvo un comienzo de julio movido en el que debió salir a vender 190 millones de dólares ante las mayores compras por dólar ahorro y las fuertes importaciones de energía. Este viernes se renovó el cupo de compra mensual de USD 200 y muchos usuarios colapsaron los home banking para poder adquirirlos.

Debido al fuerte salto que tuvo el dólar blue en las últimas semanas, la demanda del dólar ahorro creció mucho. En estos días el blue llegó a los $239, mientras que el ahorro se vendió alrededor de los $216. Debido a las restricciones existentes, menos de un millón de trabajadores y jubilados del país tienen acceso a esta compra.

Dólar puré: la popular maniobra que permite ganar hasta $7.000 mensuales

El Banco Central tuvo que vender USD 190 millones tras cuatro días consecutivos en los que había logrado embolsar USD 1500 millones, un monto más alto de lo que había comprado en todo el año. Gracias a esa acumulacíón, el Gobierno logró cumplir con las metas establecidas en el acuerdo con el FMI.

Durante el mes de junio, el dólar blue subió 13%, el MEP avanzó 19,5% y el contado con liqui 20,1%. El que quedó más atrás fue el dólar oficial, que se movió 4,2% y ralentizó el ritmo de mayo, cuando había avanzando 4,4%. Por otra parte, el mayorista se vendió a $ 125,4, lo que lleva la brecha con el informal al 90% y con el contado con liqui a 100%.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR