Seguinos en nuestras redes

Europa

En un juicio express, condenaron al primer soldado ruso por crímenes de guerra

Vadim Shishimaron deberá cumplir una condena de cadena perpetua por haber asesinado a un civil desarmado; la defensa adelantó que apelará la decisión

Un tribunal de Distrito de Solomianskyi, en Kiev, condenó a un soldado ruso a pena perpetua en el juicio iniciado la semana pasada, tras confesar haber asesinado a un civil desarmado, mientras el ejercito ruso llevaba adelante una operación en el norte de Ucrania.

Se trata de Vadim Shishimaron, un sargento ruso de 21 años acusado de disparar en la cabeza a un hombre ucraniano de 62 en la localidad nororiental de Chupakhivka para evitar que denunciara a su convoy por el robo de un vehículo. Frente a las autoridades ucranianas reconoció haber disparado, aunque lo hizo tras recibir una orden: “Le disparé una vez. Cayó y seguimos adelante”.

Confesado el crimen, las autoridades judiciales ucranianas no dudaron en caerle con todo el peso de la ley: “El tribunal ha declarado que (Vadim) Shishimarin es culpable y lo condena a cadena perpetua”, dijo el juez Sergiy Agafonov.

Para el tribunal, el asesinato fue premeditado y rechazaron la justificación de Shishimaron respecto a que lo hizo tras acatar una orden ya que la misma no provino de un superior, a su vez que el acto en sí era criminal. Por otro lado, no consideraron sincero su remordimiento y rechazaron los alegatos del abogado defensor, que había pedido que absuelvan al ruso. Según informó la defensa, el soldado apelará.

En el juicio estuvo presente la esposa de Oleksandr Shelipov, el civil asesinado, quien lo enfrentó cuando tuvo la oportunidad: “¿Qué sentiste cuando mataste a mi marido? Dímelo, por favor”, sostuvo Kateryna antes de romper en llanto.

“Miedo. Entiendo que probablemente no seas capaz de perdonarme. Pero te pido perdón”, respondió el soldado sentado en el banquillo dentro de una jaula de vidrio.

Conocida la sentencia, el letrado del defensor, Viktor Ovsyannikov, adelantó que apelará la decisión del tribunal, la cual consideró estar viciada por “la presión de la sociedad”. “Esta es la sentencia más severa y cualquier persona sensata la impugnaría”, afirmó el abogado.

La condena de Solomianskyi es tan solo la primera de un centenar de rusos que esperan ser juzgados en lo tribunales ucranianos. Kiev afirma haber abierto miles de casos de crímenes de guerra desde que Moscú lanzó su invasión el 24 de febrero.

TE PUEDE INTERESAR