Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo aliviar las piernas cansadas

Cuatro hábitos que colaboran a evitar las molestias

Algunos factores, como por ejemplo estar mucho tiempo parados o sentados puede hacer que las piernas se hinchen. Además de inflamación, se puede sentir otros síntomas como ardor, picor y dolor. Estos nos advierten sobre un problema de insuficiencia circulatoria venosa, es decir, que al cuerpo le está costando dirigir la sangre desde los pies hacia el corazón.

Ante esta situación, lo primero es consultar con un especialista que determine mejor cuál es el problema y nos brinde un tratamiento adecuado, mientras tanto, podés adoptar los siguientes hábitos:

– El agua fría ayuda a activar la circulación. Cuando termines de bañarte sumergí por dos minutos las piernas desde la ingle a los pies en agua fría, podés hacerlo directo desde la canilla alternando cada miembro. Cuando termines, secate los pies y dejá las piernas húmedas para prolongar el estímulo del frío.

– La actividad física promueve el bienestar en general, tonifica los músculos y ayuda a la circulación de la sangre. Los ejercicios que más sirven para los problemas circulatorios son la natación y hacer bicicleta sin resistencia, a contra parte, los especialistas no recomiendan los ejercicios de fuerza.

– Elevar las piernas: Esto se puede hacer por algunos minutos en cualquier momento del día o cuando nos vamos a dormir. Poner almohadas a la altura de los pies para elevar los miembros inferiores ayuda a mejorar la circulación.

– Beber infusiones: Muchas hierbas naturales tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, también colaboran a disminuir la retención de líquido. Incluir a diario té de jengibre, matcha o té verde, cola de caballo, romero, ginko, manzanilla, entre otros, ayudarán a la circulación vascular.

Fuente: Vos

Salud

Nueve verduras muy ricas en proteínas

Qué aporta cada uno de estos alimentos

La proteína es un nutriente esencial para el buen funcionamiento del organismo. Aunque los alimentos de origen animal generalmente son más ricos en proteínas, algunas verduras también contienen altas cantidades.

1. Berros. Es una planta crucífera que crece en el agua, muy rica en proteínas. Contiene vitamina C, un poderoso antioxidante, y vitaminas del complejo, calcio, potasio, y vitamina A .

2. Brotes de alfalfa. Son muy bajos en calorías y ricos en nutrientes: proporcionan vitamina K y son una fuente de ácido fólico, hierro, magnesio, fósforo, zinc, cobre y vitamina C.

3. Espinacas. Son una de las verduras de hoja verde más densas en nutrientes. Son ricas en ácido fólico, vitamina A y vitamina C; son una buena fuente de magnesio, hierro y potasio y calcio. Según un estudio, las espinacas ricas en nitrato aumentan el óxido nítrico, mejoran la función de las células endoteliales y disminuyen la presión arterial.

4. Col china. Tiene un alto contenido de proteínas por caloría. Es fuente de vitaminas A, C y K, de ácido fólico, calcio y potasio.

5. Espárragos. Ricos en vitamina K, ácido fólico y riboflavina; pueden tener propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

6. Hojas de mostaza. Son muy similares a la col rizada pero tienen un sabor distintivo a mostaza. Son una rica fuente de vitamina C y contienen calcio, potasio y vitaminas B.

7. Brócoli. Proporciona grandes cantidades de compuestos vegetales y flavonoides, que pueden tener efectos antioxidantes, antiinflamatorios y anticancerígenos.

8. Coles de Bruselas. Son una buena fuente de proteínas, fibra y vitaminas. Pueden promover el crecimiento y la salud de las bacterias intestinales y estimular la producción de ácidos grasos de cadena corta en el intestino

9. Coliflor. Es una fuente muy rica de vitamina C y vitamina K. Contiene algo de calcio, hierro, magnesio y fósforo.

Fuente: Con salud

Continuar leyendo

Salud

Remedios caseros para eliminar los ácaros de tu colchón

Estos microorganismos pueden generar picor y alergia

Los ácaros son unos microorganismos, que al igual que los microbios están a nuestro alrededor sin que podamos eliminarlos definitivamente. Sin embargo, podemos hacer que no proliferen en exceso por cuestiones de higiene y salud, aunque, salvo que seas alérgico al polvo, apenas no suelen acarrear inconvenientes.

Ssuelen vivir en sitios secos y oscuros, por eso, el colchón suele ser su hábitat preferido. Espolvoreá bicarbonato mezclado con gotas de aceites esenciales por todo el colchón. Dejá que actúe durante dos horas, en lo posible al sol. Y después, pasá la aspiradora para retirar el excedente de bicarbonato.

También podés crear un producto anti ácaros mezclando media taza de alcohol , otra media de agua destilada y 30 gotas de aceite desinfectante como puede ser la lavanda, la canela, el limón y el árbol de té. Pulverizá todo el colchón y dejá que seque.

Ya que es imposible que veas los ácaros, ¿cómo podés saber si hay ácaros en tu colchón? Si tenés uno o varios de estos síntomas:

Picor: si notás que tu cuerpo te pica mucho, especialmente después de salir de la cama.

Alergia: mucosidad, estornudos, picor, tos e incluso fatiga en los casos más severos.

Los ácaros pueden pasar al cuerpo, generando muchísimo picor, que empeora durante la noche. Y suele ser en los pliegues de la piel y entre los dedos de las manos. También puede haber ampollas y protuberancias en la piel.

Fuente: Blog Día

Continuar leyendo

Salud

Cómo usar el vinagre para cuidar tus plantas

Los beneficios de este ingrediente para tus plantas

Una de las sustancias con mejores propiedades para desinfectar y limpiar el hogar, es el vinagre. Es una opción ecológica que tiene muchos beneficios gracias a sus componentes antisépticos, antibacterianos y antioxidantes.

Por lo regular, aparecen agentes infecciosos que afectan la salud de tus plantas. Las principales enfermedades que las dañan son: bacterias, hongos, virus, nemátodos y microplasmas. Los agentes no infecciosos se relacionan con los desbalances nutricionales, toxicidad química y estrés ambiental.

La tierra contiene nutrientes que le dan lo necesario a las plantas. Sin embargo, nunca está de más darle un cuidado extra, y este líquido aporta un extra de sustancias que favorecen el crecimiento.

– Si deseás que la tierra tenga el hierro suficiente para que tus plantas crezcan sanas, mezclá una taza de vinagre de manzana por cuatrp tazas de agua. Usá esa agua para regar y listo.

– En caso de que quieras eliminar alguna plaga de hormigas, rodeá el hormiguero con este líquido. Eso hará que las hormigas se alejen de ahí.

– Para nutrir las raíces de las plantas, diluí una taza de vinagre de manzana con tres tazas de agua. Aplicá en la tierra.

– Las hojas también se favorecen gracias a las propiedades antibacterianas y antisépticas. Eso elimina hongos y regula el pH de la superficie donde crece cada planta. Mezclá dos tazas de agua con tres cucharadas de vinagre de alcohol. Podés aplicar la sustancia con un spray o humedeciendo un trapo y frotando sobre las hojas.

– La acidez del vinagre absorbe el exceso de cal del agua de la llave y tus plantas no se dañan.

Fuente: Salud 180

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR