Seguinos en nuestras redes

Política

Alberto Fernández envió un mensaje al kirchnerismo duro: “Yo no soy el dueño del gobierno, nadie lo es”

El Presidente de la Nación se refirió a las declaraciones de Andrés “Cuervo” Larroque, quien durante esta mañana había enfatizado en la cuestión de la gobernabilidad.

Alberto Fernández encabezó una nueva reunión del Gabinete Federal en el Club Cultural Argentino de La Pampa y dejó varios títulos en medio de una feroz interna que los tiene como protagonistas y rivales a él y a Cristina Fernández. Al respecto, y tras los dichos del dirigente de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, el mandatario enfatizó en la idea de que no es dueño del Gobierno, así como tampoco lo es ningún otro funcionario.

El Presidente estuvo acompañado por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien comenzó su discurso con un guiño sutil al mandatario: “Venimos a ratificar la palabra del Presidente, que cuando asumió dijo que este iba a ser un gobierno federal. Eso le da la posibilidad concreta a cada argentino de tener trabajo en cada rincón de nuestro hermoso país”.

Luego fue el turno del jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien respaldó decididamente la gestión de gobierno: “Acá estamos, firmes, no perdimos nunca las convicciones, tenemos claro adónde vamos a ir y seguimos trabajando a la par de la gente”, resaltó el jefe coordinador de ministros.

Finalmente, llegado el turno de Fernández, el título no se hizo esperar: “Yo no soy el dueño del Gobierno, nadie es dueño del Gobierno. El Gobierno es del pueblo, nosotros solo representamos a ese pueblo. Y yo estoy seguro de que ese pueblo quiere esto: que trabajemos juntos, que nos integremos, que cumplamos con las palabras empeñados”, sostuvo Fernández.

Además, se refirió a los objetivos de su gobierno: “Tengo la certeza de que trabajé cada día de presidente cumpliendo los compromisos que me di para con la gente. Quedan muchos todavía por cumplir, pero muchos los hemos cumplido”.

Tras confirmar que se hará un estudio de impacto ambiental sobre los efectos que podría generar la construcción de la obra, Fernández enfatizó: “Así como los gobiernos no son propiedad de los que gobiernan, los ríos no son propiedad de nadie. El agua no es propiedad de nadie, los ríos no son propiedad de nadie, son propiedad de los argentinos que los necesitan”.

Y continuó: “Tengan certeza todos ustedes de que el Gobierno de la Nación Argentina, que es el gobierno de todos ustedes, no el mío, va a seguir poniendo lo que haga falta poner para que el resto de las provincias tengan los que les haga falta tener para desarrollarse”.

Para cerrar, el Presidente insistió: “El trabajo ahora es distribuir el crecimiento adecuadamente. Todos los ministros tienen que trabajar para que los bolsillos de los argentinos se llenes de plata. Les aseguro que vamos a poder hacerlo porque este no es mi gobierno, es el gobierno de ustedes. Y yo sé que ustedes van a ayudarme a hacer la Argentina justa que, de una vez y para siempre, debemos construir”.

TE PUEDE INTERESAR