Seguinos en nuestras redes

Economía

El FMI alertó por los niveles de inflación en Argentina y explicó que es el “gran riesgo” del programa

Kristalina Georgieva afirmó que hay que reducirla a un nivel que permita recobrar la confianza de la sociedad para que ahorre en pesos

Si bien el FMI mejoró las perspectivas de crecimiento del PBI para Argentina en 2022, volvió a referirse a los altos niveles de inflación que se vienen registrando mes a mes y alertó que es el “gran riesgo” para cumplir con el programa recientemente acordado.

Las declaraciones fueron realizadas por la directora del organismo, Kristalina Georgieva, en una conferencia de prensa virtual desde Washington. Consultada sobre los desafíos para el país y afirmó que el “principal” es lograr que “el nuevo programa que pueda ser implementado en forma exitosa” y que para ello el programa deberá “recalibrarse” teniendo en cuenta los cambios en el contexto internacional que pueden impactar de forma positiva en el país ya que “Argentina es un exportador de materias primas”.

Sin embargo, allí fue cuando alertó por los problemas de inflación que afectan al país: “El gran riesgo es la inflación que también ha sido empujado por factores exógenos y por lo tanto una gran parte de la atención será colocada en tratar de bajar la inflación a un punto en el que la gente en la Argentina tenga confianza para ahorrar en su propia moneda”.

Es este cambio en el contexto global que llevó a que la primera revisión trimestral se adelante y que “muy pronto estarán preguntando a nuestro equipo y las autoridades argentinas niñas sobre los resultados de la revisión a medida que progrese”, señaló.

En referencia a las consecuencias económicas de la pandemia, agravadas por el inicio del a guerra entre Rusia y Ucrania, Georgieva afirmó que es “un momento trascendental para el mundo, enfrentando una crisis tras una crisis. La guerra encima de la pandemia. Es como ser golpeado por otra tormenta antes de que nos hayamos recuperado de la última”. Y agregó: “El resultado es un revés masivo para la recuperación mundial”.

Respecto a la inflación, reconoció que es “un peligro claro y presente para muchos países” y dijo que hay tres formas de controlarla: “primero, ajustar la política monetaria de los bancos centrales; segundo, ante el creciente riesgo alimentario, se necesita una acción global; y, tercero, ante el crecimiento de la deuda por el aumento de las tasas de los bancos centrales, los gobiernos necesitan medidas para reforzar sus balances fiscales con medidas tributarias más equilibradas”, explicó.

TE PUEDE INTERESAR