Seguinos en nuestras redes

Política

Revés para el kirchnerismo: la Corte Suprema tomó el control del Consejo de la Magistratura

El máximo tribunal dispuso que el organismo comience a funcionar de inmediato y se tome juramento a los nuevos miembros.

La Corte Suprema de Justicia estableció que se ponga en funcionamiento el Consejo de la Magistratura y se tome juramento a sus nuevos miembros. La presidencia será ocupada por Horacio Rosatti, como dispone el fallo de diciembre pasado.

En medio de la disputa política sobre el funcionamiento del organismo que controla el accionar de los jueces de todo el país, finalmente el tribunal supremo tomó la decisión de retrotraer su funcionamiento a la reglamentación de 1994, en donde se dicta que debe haber 20 miembros, sumando dos consejeros por las minorías en el Congreso Nacional.

La medida fue tomada, tras el cumplimiento de los 120 días de plazo, que había otorgado la Corte Suprema al Congreso para que sancionara una nueva normativa, luego de que en diciembre pasado, declarara inconstitucional la reforma promovida en 2006 por Cristina Kirchner, que proponía reducir a 13 los miembros del Consejo.

De este modo, la resolución de esta tarde, que lleva la firma de los jueces Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, ya que Ricardo Lorenzetti no votó por encontrase fuera del país, retrotrae la conformación de la Magistratura a 20 miembros, incluyendo a dos consejeros, uno por la Cámara de Diputados y otro por el Senado, que deben pertenecer a la segunda minoría política, como figura en la modificación original de 1994.

El fallo sostiene que: “Una vez vencido aquel plazo, resultaría inadmisible que la demora o el incumplimiento de ese deber legal por parte de alguno de los estamentos –cualquiera fuera el motivo– pudiera retrasar, frustrar o paralizar el funcionamiento de un órgano de rango constitucional”.

Así, el tribunal supremo requirió al Consejo de la Magistratura “la inmediata remisión de los títulos de los nuevos consejeros que hayan sido electos o designados a la fecha por sus respectivos estamento”, agregando que se debe “disponer lo necesario a fin de que el señor Presidente del Tribunal reciba de los nuevos consejeros el juramento de ley”.

Esta decisión de la Corte Suprema de Justicia, no cae para nada bien en el oficialismo, ya que resalta su pérdida de poder. En primer lugar durante las sesiones en el Congreso, el bloque del Frente de Todos, no pudo alcanzar la mayoría necesaria para tratar una nueva normativa para la conformación del Consejo de la Magistratura.

Además, es Horacio Rosatti, quien presidiará al organismo de control judicial, uno de los jueces que el oficialismo rechazó por relacionarlo directamente con el macrismo.

Lo que llevó a que varias voces del oficialismo mostraran su desagrado frente a esta cuestión, tildando de “golpe institucional” y pidiendo “juicio político”, frente al accionar de la Corte. Incluso la propia Cristina Fernández, habló de “casta judicial” señalando que la nueva composición del organismo es un viaje al pasado.

TE PUEDE INTERESAR