Seguinos en nuestras redes

Política

Urribarri fue condenado a ocho años de prisión y quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos

El ex gobernador de Entre Ríos recibió una pena de cárcel por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y peculado

El embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, fue condenado a ocho años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. El ex gobernador de Entre Ríos fue encontrado culpable por los delitos de peculado y negociaciones incompatibles con la función pública.

La decisión fue tomada por unanimidad por el Tribunal de Juicios y Apelaciones de la provincia, integrado por José María Chemez, Carolina Castagno y Elvio Garzón. También fueron condenados: Juan Pablo Aguilera, 6 años (cuñado de Sergio Urribarri) y Pedro Báez (ex ministro de Cultura de Entre Ríos). Por su parte, el ex ministro de Turismo entrerriano, Hugo Marsó, fue absuelto.

El juicio concentró cinco causas por distintas irregularidades, entre ellas: se probó un esquema de retornos en cada operación financiada por el Estado provincial; y contrataciones por 28,4 millones de pesos para la organización del encuentro de presidentes del Mercosur que se realizó en Paraná en 2014.

Por otra parte, también se analizaron contrataciones de pautas publicitarias en medios nacionales y la instalación de un parador turístico en Mar del Plata. Estos movimientos fueron con la finalidad de promocionar la precandidatura de Sergio Urribarri a presidente de la Nación en 2015, campaña para la cual se utilizaron más de 14 millones de pesos.

Para evitar ir a prisión, el embajador argentino en Israel deberá apelar el fallo ante la Cámara de Casación provincial.

TE PUEDE INTERESAR