Suicidio de Fabian Rodríguez

Jorge Rial interrumpió la nota en Intrusos con Nazarena Vélez por un ataque de llanto

Nazarena Vélez estuvo en Intrusos y habló de cómo sigue su vida tras la trágica decisión que tomó su marido, Fabián Rodríguez, pero fue tal la conmoción que tenía que Jorge Rial tuvo que cortar la nota

sábado 24 de mayo de 2014 - 8:41 am

“Estoy en carne viva”, reconoció Nazarena, que explicó que todavía no había podido procesar lo que había pasado anoche en el teatro.

“Soy una mina hecha concha a la que se le mató el marido. Nada más. Que tiene que levantar a una familia. Que se encontró el mismo día del entierro del marido con el abogado, el Dr. Beccar Varela, que me dijo ‘te entiendo, pero vení, tenemos que hablar’. Como cuando llegué y tuve que ir a la morgue a reconocer el cuerpo. Tenía que ser un familiar directo, no estaban ni sus hermanas ni su mamá. Estaban sus hijos, Lucas y Cami, y yo. No iba a mandar a los nenes a reconocer el cuerpo. Así fue, fui yo”, recordó.

“Fabián se la pasaba en Twitter. Yo armaba los videos porque pensaba que él los estaba viendo. Decía: ‘él lo está viendo, obvio’. Le armé un montón de cosas porque además se iba a poner contento porque yo tengo muchos seguidores, que lo iban a ver y saber cómo lo amo”, manifestó.

Además, contó que ayer, cuando terminó la función y la conferencia de prensa “les dije a todos ‘necesito irme. Quiero ver a mis hijos’ y en un momento pedí ‘por favor, llamá a mi marido, que me venga a buscar’. Empecé a llorar como una perra, me decían que me calmara. Quiero que venga Fabián“.

También detalló que está bajo tratamiento psiquiátrico. “Me dan un antidepresivo que tengo que tomar a la mañana. Después, pastillas que tengo que tomar cuatro veces por día y los S.O.S. Se me acelera mucho el corazón, la migraña y se me dispara la presión. Es tremendo cómo tiemblo. Cambié cuatro psiquiatras. Cuando tomaba anfetaminas, también temblaba. Depende de tu cuerpo y cada uno reacciona de distinta forma a la medicación”, señaló.

“Antes me sentía muy culpable, ahora siento mucho dolor. Por momento, me sigo sintiendo muy culpable de lo que pasó. Muy. Nosotros estábamos bárbaros, veníamos muy bien de la temporada y teníamos un viaje organizado para los dos”, reconoció.

“El día que me tengo que ir a Miami, descubro una mentira comercial de él que me hizo muy mal. Mi dolor no era la plata, sino cómo no confió en mí. Y cuando él descubre que yo me doy cuenta de lo que está pasando, no tiene reacción ni respuestas. Lo único que me decía era ‘vamonos a Miami’. Era ese día, abrí la caja fuerte para buscar plata… Fabi se fue con la camioneta para cortar la discusión. Bárbara me dijo que me vaya a Miami”, reveló.

“No culpo de nada a Fabián, yo hoy no sé todavía qué pasó. La deuda es millonaria. Al menos, para una persona como yo y creo que para muchos. No sé qué pasó, no creo que Fabi haya hecho algo malo. Es tanto el dolor, que todavía no busqué esa respuesta. Lo primero que decís es ‘se mató por esta mina. Yo haría lo mismo. Cuando se murió Jazmín, le eché la culpa al ex marido, que no tenía nada que ver. Pero uno necesita buscar un culpable”, analizó.

Sobre su estado actual, describió que le cuesta levantarse y salir. “Me quiero quedar en la cama, no tengo ganas de salir. Y quiero que mis hijos vengan a comer en la cama, como hacíamos antes con Fabián. No quiero salir, como cuando estaba embarazada. Había pasado lo de Jazmín, tenía un embarazo de riesgo y todos venían a verme. No tengo ganas de ducharme, ni de salir, ni de nada”, explicó.

Luego de una tanda, Rial decidió dar por terminada la nota. “Ya está, ya fue. Demasiado sufrimiento. Ella no se quiere ir pero no me cagás en nada. Sufriste demasiado, me parece que esto ya es al pedo. Andá a tu casa con Thiago. Te agradezco mucho que hayas venido”, terminó, con una Nazarena arrasada por el dolor.

COMENTARIOS