Seguinos en nuestras redes

Política

Santiago Cafiero frenó una operación secreta del kirchnerismo para votar a favor de Rusia en la ONU

Pablo Tettamanti, secretario de Relaciones Exteriores, intentó que la embajadora en el organismo apoyara un proyecto a favor de Putin

El vicecanciller Pablo Tettamanti envió sin aprobación de Santiago Cafiero, ministro de Relaciones Exteriores y Culto, un cable “reservado” y muy “urgente” a la Organización de Naciones Unidas (ONU). El pedido solicitaba que Argentina votara a favor de Rusia cuando la Asamblea General debatiera las consecuencias humanitarias de la guerra que Vladimir Putin libra contra Ucrania desde el 24 de febrero.

Tettamanti envió un cable con carácter “urgente” y “secreto” a María del Carmen Squeff, Representante Permanente de Argentina ante la ONU. Ocurrió el martes 22 de marzo a las 21.51 y el texto fue redactado por el operador Santiago Lombardi Bouza.

El secretario de Relaciones Exteriores intentó proteger los intereses geopolíticos de Rusia frente a la condena unánime de Occidente. Por su lado, Cafiero rechazó rotundamente los argumentos de Tettamanti.

El vicecanciller exigió apoyar la resolución presentada por Sudáfrica avalada por el embajador ruso ante la ONU, Vasily Nebenzya. La propuesta sudafricana refería a la necesidad de ayuda humanitaria, pero sin condenar a la invasión ilegal ejecutada por Vladimir Putin, ni mencionar a Rusia como país agresor de Ucrania.

Sin embargo, cuando la discusión parecía finalizada, y la posición oficial que asumiría la embajadora en la ONU había quedado establecida, Tettamanti decidió desobedecer las instrucciones directas de Cafiero.

Esa noche en el Palacio San Martín, Tettamanti redactó el cable que alineaba la agenda exterior de la Argentina con la perspectiva ideológica del Instituto Patria que responde a las órdenes de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

En tanto el proyecto presentado por Sudáfrica mantenga su redacción actual y sea sometido a votación, la DA (Delegada Argentina) votará a favor del mismo, expresando que se considera que el proyecto apoya los principios generales del derecho internacional humanitario, sin desmedro de los aspectos destacados en el proyecto de resolución presentado por Francia y México”, decía el cable.

Cuando llegó el cable “urgente” y “reservado” del vicecanciller a New York, la embajadora en la ONU se comunicó con Cafiero, quien no podía creer las palabras de Squeff. Inmediatamente, el canciller ordenó que se anulara la instrucción irregular enviada por el secretario de Relaciones Exteriores.

Tras discutir con el ministro y con la embajadora, a Tettamanti no le quedó otra opción que anular su cable y escribir uno nuevo con las instrucciones de Cafiero. El presidente Alberto Fernández ya estaba al tanto de la operación clandestina que intentó ejecutar el funcionario de más alto rango que posee la vicepresidenta en la Cancillería.

Doce horas después, Tettamanti rectificó: “En relación al proyecto presentado por Sudáfrica rectificase lo mencionado en Punto IV de CA REF A). De llegar este texto a ser sometido a votación, la DA (delegada argentina) lo hará en abstención, aclarando la posición para indicar se considera que ese proyecto apoya los principios generales del derecho internacional humanitario pero que la posición argentina queda expresada en la que fuera copatrocinada por nuestro país”.

Además, Squeff finalmente cumplió las órdenes de Cafiero y Argentina votó a favor del proyecto de declaración presentado por Francia y México. Ese proyecto, copatrocinado por 90 países (entre ellos la Argentina), exige la protección de los civiles, que se garantice el acceso irrestricto al personal y suministros humanitarios, y demanda el fin del asedio a las ciudades más afectadas por los ataques rusos como Mariupol.

 

Con información de Infobae

TE PUEDE INTERESAR