Seguinos en nuestras redes

Campo

Por decreto, el Gobierno aumentó las retenciones de harina y aceite de soja

Ya están en el Boletín Oficial los decretos que ponen en marcha el aumento de 31% a 33% de las retenciones de harina y aceite de soja y la creación de un Fondo Estabilizador de Trigo

La “Guerra contra la Inflación” ya comenzó y el ajuste del Gobierno se empieza a visualizar. Es que esta mañana se publicaron en el Boletín Oficial los decretos que ponen en marcha el aumento de 31% a 33% de las retenciones de harina y aceite de soja y la creación de un Fondo Estabilizador de Trigo, con la intención de controlar los precios.

En realidad, el Presidente dejó sin efecto el Decreto 790 sancionado en 2020, en el que se reducía las alícuotas de exportación de esos productos al 31%. Ahora, dio marcha atrás y repuso el 33% fijado en el Decreto 230 del mayo de ese año, hasta el próximo 31 de diciembre. La medida había sido descartada hace apenas unas semanas por el propio ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

“No va a haber cierre de exportaciones y no va haber aumento de retenciones. Son decisiones que el Presidente definió como eje de trabajo y son tareas que me delegó. Hay que despejar incertidumbres y miedos, estamos muy seguros de lo que estamos haciendo”, había asegurado en conferencia de prensa.

El año pasado esos dos productos trajeron al país US$12.105 millones y 7101 millones de dólares, respectivamente. La idea es aumentar las retenciones de un 31 a un 33 por ciento, con lo que el Gobierno recaudaría US$410,2 millones extra con estos dos subproductos.

La sanción del 131/2022 prevé además la creación del Fondo Fiduciario Público “Fondo Estabilizador del Trigo Argentino”, “con el objetivo de estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos”, según se especificó. Se solventará con la suba de retenciones temporal establecida en el decreto 131, “cuyo objetivo será estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos”.

Las razones

El Gobierno adjudicó las medidas a la crisis desatada por la invasión rusa a Ucrania, que “ha afectado en forma significativa el abastecimiento global de productos agrícolas”.

Por eso, Alberto Fernández señaló que “se hace necesario alentar a los productores argentinos y a las productoras argentinas para que continúen creciendo en la producción de estos cereales y esta oleaginosa que el mundo demanda”.

 

 

TE PUEDE INTERESAR