Policiales

Lagostena fue condenado por el homicidio de Erica Soriano

Por unanimidad, Daniel Lagostena fue condenado por "homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género". El viernes se conocerá la sentencia y los fundamentos del fallo. Nunca pudo encontrarse el cuerpo de la joven

miércoles 11 de julio de 2018 - 11:15 am

Este miércoles, los jueces Darío Bellucci, Juan Manuel Rial y Victoria Ballve anunciaron el “fallo condenatorio” para Daniel Lagostena, acusado de asesinar a su pareja, Erica Soriano, en 2010. El hombre estaba procesado por el delito de “homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género”. El viernes se leerán los argumentos del fallo y la sentencia.

El viernes 20 de agosto del 2010, Érica fue a trabajar, a la tarde fue al ginecólogo y volvió a su casa cerca de las 9 de la noche, cuando habló con una amiga por teléfono. “¿Otra vez estás discutiendo con Dani?”, le preguntó su amiga del otro lado del teléfono. “Sí”, contestó en seco Érica y apuró la conversación para colgar.

Ésa fue la última vez que tuvieron contacto con la mujer de 30 años que estaba embarazada de 3 meses. A pesar de que Lagostena quiso instalar que Érica salió sola a la mañana del sábado 21 por cuenta propia, nadie más se pudo comunicar con ella desde ese viernes por la noche.

La familia no tiene dudas: Lagostena mató a Érica y se deshizo del cuerpo a través de sus contactos con sepelios y crematorios. Sin embargo, la defensa pide que lo absuelvan, ya que el cuerpo nunca se encontró. Para ellos sin cuerpo no hay delito pero, sin embargo, hay antecedentes que dicen lo contrario.

LEA MÁS  Brutal audio: una menor grabó a un taxista que la acosó durante un viaje

Lagostena, que vivía de “changas” vinculadas a la construcción, pasó ocho meses preso en 2012, pero lo liberaron por falta de pruebas. La investigación estuvo a punto de quedar en la nada. Tres años después, el sospechoso ya estaba en pareja con otra mujer, en la misma casa de Lanús en la que vivió con Erica y su hija Florencia, que para 2010 tenía 13 años.

Fueron unos billetes de $ 2 que decían: “Soy Erica Soriano, estoy en San Luis, ayuda!” y la viralización de sus fotos lo que despertó el interés de los investigadores y terminó sirviendo para que -finalmente- acumularan pruebas contra Lagostena y elevaran la causa a juicio.

Hubo dos puntos clave en esa investigación y en más de un mes de juicio: el análisis de las llamadas telefónicas y del celular de la víctima. La última antena que tomó el celular de Erica es la de la casa de Lanús.

LEA MÁS  Atropelló y mató a turista en Palermo: escapó y sus amigos lo convencieron de entregarse

Para los peritos, el teléfono de Lagostena tuvo “comportamientos inusuales” la madrugada del 21 de agosto, con llamadas y mensajes a su sobrino, quien habría sido el nexo con la casa velatoria de Leandro De Simone, propietario de una empresa funeraria que antes había pertenecido a la familia Lagostena. Esa conexión habría sido clave para descartar el cuerpo y eliminar la prueba.

“Leo comentó que tenía acceso al crematorio y al cementerio de Lanús. Que podía acceder de noche y hacer lo que quisiera en ese lugar”, dijo un testigo que declaró durante el juicio.

El juicio

Hace más de un mes que comenzaron las audiencias en los Tribunales de Lomas de Zamora. Declararon 42 testigos y la hipótesis de la fiscal Marina Rocovich es que Lagostena mató a su ex pareja en el marco de una relación atravesada por la violencia. El caso no se juzgó como un femicidio porque ocurrió antes de la modificación del Código Penal que incorporó la figura.

LEA MÁS  Crimen millonario en la "Mansión Swinger": vinculan a la detenida con otro asesinato

Los testimonios de la familia de Erica, de sus amigas, de sus compañeras de trabajo y de su hija Florencia, dejaron en claro que Lagostena controlaba y celaba a su pareja, y además la alejaba de su entorno. Según los testigos, la mujer repetía frases como “Si Daniel se entera me mata” o “Estoy viviendo una pesadilla” en los últimos meses.

Dos ex parejas de Lagostena (con una tuvo un hijo con el que no se vincula) reconocieron situaciones de violencia con el acusado durante el tiempo en el que tuvieron de relación.

“Sólo quiero decirles que espero justicia y que hace 8 años que digo solo la verdad. Yo no la maté, ella se fue”, fueron las últimas palabras del acusado, la semana pasada.

“La prueba es irrefutable, nos lleva a un sólo camino, que Lagostena mató a Erica Soriano. Tenemos expectativa de una condena importante”, dijo Marcelo Mazzeo, abogado de la familia Soriano.

COMENTARIOS