Psicología

Cleptomanía: síntomas, causas y tratamiento de este problema

Qué hacer al respecto de este serio trastorno en el que el cleptómano realiza pequeños hurtos de manera compulsiva

lunes 9 de abril de 2018 - 7:05 am

La cleptomanía se trata de un trastorno que tiende a identificarse con una forma –inconsciente- de recuperar algunas pérdidas que sufrimos durante la infancia. Básicamente consiste en un trastorno psicológico en el que la persona se apropia de aquello que le es ajeno, sobre todo de manera repetitiva.

No se persigue un enriquecimiento personal, o el perjuicio y daño de aquella persona a la que el cleptómano roba. Simplemente, el robo se convierte en la finalidad del acto, en sí mismo.

Es en este punto donde la cleptomanía se clasifica como un desorden de la voluntad, o bien como un descontrol de impulsos, lo que es fácil vincularla con otros males más frecuentes, como es el caso de la bulimia o la anorexia nerviosa.

LEA MÁS  Cómo diferenciar un ataque de pánico de un problema cardíaco

Y es que cada vez son más los especialistas que identifican este tipo de conductas con una adicción, que no se desea llevar a cabo racionalmente, pero que una vez se lleva a cabo, provoca un pequeño placer momentáneo que tiende a “enganchar”.

¿Cuáles son sus causas?

A pesar de realizarse muchos estudios científicos que han perseguido el objetivo de indagar acerca de cuáles son las causas que influyen en que una persona se convierta en cleptómana o no, lo cierto es que en realidad las causas de la cleptomanía no están del todo claras.

LEA MÁS  ¿Sabés si tu hijo es adicto a la tecnología?

No obstante, según se cree, existe un factor hereditario, especialmente asociado a los trastornos del control de los impulsos.

Cómo es una persona cleptómana

Existen una serie de características propias que identifican a las personas cleptómanas. Entre las más destacadas, nos encontramos con:

  • Realización de hurtos sin planificación previa.
  • Robar de forma repetida objetos que no poseen valor ni utilidad para el sujeto.
  • Sentimiento de presión que va en aumento mientras se hurta.
  • Sentimiento de alivio o relajación después de realizar el hurto.
  • Culpa o depresión ya que la persona es consciente de que su actividad es delictiva.

Como vemos, por lo general los hurtos suelen ser relativamente pequeños, en los que como te indicábamos no se busca el enriquecimiento personal o el daño hacia el individuo que sufre dicho hurto.

LEA MÁS  Cuáles son las dudas más frecuentes sobre la alergia

Tratamiento de la cleptomanía

El tratamiento para una persona cleptómana, y que el psicoterapeuta brinda al paciente, depende del origen de dicha patología, y que ha provocado su aparición (las causas principales).

En cualquier caso, existen una serie de terapias y de medicamentos que pueden ayudar a la persona a calmar la ansiedad que el sujeto pueda experimentar en dicho momento.

Fuente: Natursan

COMENTARIOS