Alimentación

Ocho hábitos para mejorar la digestión

Evitá los factores que afectan nuestra digestión y generan complicaciones como hinchazón, acidez, gases, nauseas, dolores, diarreas o estreñimiento

miércoles 4 de abril de 2018 - 7:50 am

Existen varios factores que afectan nuestra digestión y generan complicaciones como hinchazón, acidez, gases, nauseas, dolores, diarreas o estreñimiento. Evitá estos síntomas con pequeños cambios de hábitos en tu rutina y alimentación para mejorar la salud digestiva.

Resumimos algunos cambios y ayudas naturales que pueden hacer la diferencia ante una molestia digestiva. Prevenirse y mejorar los hábitos pueden ser claves para evitar el malestar. A tomar nota:

  • Bajar el consumo de bebidas con gas.
    Los refrescos y otras bebidas carbonatadas contienen mucho aire, lo cual incrementa la cantidad de gases que produce tu cuerpo. También algunos alimentos como: frijol, porotos, col, brócoli y coliflor.
  • Controlar el consumo de sodio, almidones y edulcorantes artificiales.
    Estos alimentos hay que limitarlos si padecemos de distensión abdominal, ya que pueden empeorar el cuadro.
  • Reducir el consumo de grasas.
    El cuerpo tiene dificultad para procesar los alimentos grasos, lo cual demora el proceso digestivo completo. Evitá las carnes no magras, lácteos enteros, alimentos fritos y los procesados.
  • Aumentar el consumo de fibras.
    Es la mejor aliada en lo que respecta a la digestión. Esta sustancia incrementa el tamaño y la suavidad de las heces, por lo que pueden desecharse más fácilmente del organismo y así prevenir el estreñimiento.
  • Adicionar probióticos.
    Los probióticos son un tipo de bacterias benéficas que contribuyen a la buena salud de los intestinos y favorecen al proceso de deposición. Consumir más alimentos probióticos previene el exceso de gases, la diarrea y otros problemas digestivos. Los alimentos ricos en probióticos son: yogur, sopa de miso, chucrut, kéfir, quesos blandos y el pan  de masa fermentada.
LEA MÁS  Rafael Nadal y su lucha contra la calvicie

  • Eliminá todos los alérgenos de tu dieta. 
    Los alimentos que te ocasionan alergias o sensibilidad son una de las causas principales de los problemas digestivos como la distensión abdominal, los gases y el dolor. Los productos lácteos, las frutillas o fresas, las nueces, el pollo, los huevos y los productos con gluten son alimentos que ocasionan reacciones alérgicas graves en muchas personas. Si no sabés si sufrís alergia y persisten las molestias, podés solicitar a tu médico alguna prueba.
  • Realizar actividad física. 
    El ejercicio puede ayudar a mejorar la digestión y evitar la hinchazón por gases. Con solo 10 o 15 minutos de movimiento diario -como un paseo con el perro o una caminata corta- puede ser beneficioso.
    El ejercicio acelera la digestión al incrementar el flujo de sangre a tus órganos y al estimular los músculos en los intestinos, lo cual hace que procesen los desechos más rápidamente.
  • Comer más despacio.
    Masticá cada bocado al menos 20 veces antes de tragarlo. Esto dará tiempo suficiente para que el estómago se prepare a recibir la comida y para que tu cerebro interprete que estás lleno. Evitá comer mientras estas bajo estrés, una discusión, mirando televisión, viendo el perfil de Facebook, ya que tendés a comer más cuando estás distraído y peor digerís bajo tensión. Concentrate en cada bocado que ponés en tu boca y comé tranquilo.
LEA MÁS  Cinco errores alimenticios que favorecen la diabetes

Fuente: Revista Sana

COMENTARIOS