Salud

¿Te despertás con las piernas cansadas por la mañana?

Sentimientos de pesadez, rigidez o dolor son algunos de los síntomas; mirá los posibles motivos

viernes 15 de diciembre de 2017 - 7:42 am

El término “piernas cansadas” a menudo incluye sentimientos de pesadez, rigidez o dolor. Puede haber una amplia variedad de causas de este fenómeno. Muchas de ellas dependen de su estilo de vida y su salud. Sin embargo, las más comunes son:

  • Dormir poco: Mientras dormimos, nuestro cuerpo tiene tiempo para descansar y reparar los daños que recibieron las células y los tejidos durante el día. Pero si no duerme lo suficiente, o si duerme mal, sus piernas pueden no recuperarse del desgaste del día anterior.
  • Mala circulación: Esto puede tener un doble efecto: por un lado, la mala circulación durante el día por sentarse en un escritorio demasiado tiempo, da lugar al cansancio, que puede continuar en la noche y a la mañana siguiente. Por otro lado, la mala circulación nocturna implica que sus piernas no obtienen suficiente oxígeno, sangre y nutrientes mientras duerme.
  • Venas varicosas: son venas dañadas que luchan para bombear la sangre lejos de las piernas. Un exceso de trabajo puede conducir a la acumulación de sangre y toxinas. Esto produce una sensación de cansancio o dolor.
  • Tensión en las piernas: Durante el día, usted puede sentir que sus piernas están tensas o bajo presión. Considere si ha estado haciendo ejercicio de más, levantándose demasiado o caminando más de lo habitual.
  • Oxígeno insuficiente: Esto puede ser causado por problemas respiratorios tales como apnea del sueño, alergias, problemas del sino e infecciones respiratorias. También podría influir la falta de hierro, que es vital para el transporte de oxígeno en el cuerpo.
  • Deficiencias de nutrientes: la deficiencia nutricional puede causar dolor muscular. El magnesio y el calcio son vitales para la función muscular, mientras que la vitamina D se asocia con la salud ósea y es importante para los músculos.
  • Fibromialgia: Esta condición generalmente causa dolor corporal, fatiga, dificultad para concentrarse y para dormir.
LEA MÁS  Dermatitis atópica: la segunda enfermedad de la piel más diagnosticada

lechenie

Lo que sí puede hacer

Hay una serie de simples medidas que puede tomar para reducir la sensación de piernas cansadas al despertar. Como las causas suelen ser variadas o difíciles de determinar, vale la pena intentar algunos métodos:

  • Tratá de aumentar la circulación antes de ir a dormir: Esto es importante tanto para estilos de vida sedentarios como para los activos. Si llevás un estilo de vida sedentario, ayudará a impulsar el flujo sanguíneo si su circulación ha estado lenta todo el día. Si llevás un estilo de vida activo, te ayudará a relajar y calmar los músculos cansados. Tratá de masajear las piernas para estimular el flujo sanguíneo, hacer algo de yoga para bombear la sangre por todo el cuerpo, algunos estiramientos simples, ejercicios suaves como sentadillas o simplemente trotar.
  • Aplicá gel antes de ir a la cama: para enfriar y calmar las piernas cansadas, frote el gel en un movimiento hacia arriba. Esto estimulará el flujo sanguíneo. También puede aplicarlo en la mañana para aliviar las piernas cansadas y doloridas.
  • Hacé ejercicio suave por la noche: Esto es particularmente importante para aquellos con un estilo de vida sedentario. Permite aliviar el dolor y la rigidez que suele acompañar a largos períodos de inactividad. Un paseo enérgico o una carrera suave son grandes acciones para comenzar. Por su parte, las personas con un estilo de vida muy activo, deberían tratar de mover el ejercicio extenuante a la mañana y optar por un ejercicio más suave a la noche.
  • Elevá los pies durante la noche: así ayudará a que el flujo de sangre fluya más fácilmente a través de las piernas. La manera más fácil es colocar una almohada debajo de sus pies al dormir.
  • Mejorá tu dieta: así podrás aumentar la ingesta de un amplio espectro de vitaminas y minerales. Consuma verduras de hoja verde (como brócoli, col rizada y espinaca), semillas, frutos secos y una variedad de frutas. La clave es intentar incorporar una variedad de alimentos en su dieta para proveerse de muchos nutrientes. También podrías considerar tomar un suplemento multivitamínico de buena calidad (pero esto no debe ser el reemplazo de una dieta saludable y variada).
  • Comé más alimentos que estimulen la circulación: como el jengibre y el pescado. Evitá los alimentos inflamatorios como el azúcar refinada, la cafeína y el alcohol.
LEA MÁS  Barotrauma: la sensación del "oído tapado"

Fuente: Revista sana

COMENTARIOS