Psicología

Subrogación de vientre: cómo hablar con los chicos sobre su origen

La modificación de la trama familiar cambia la forma de explicar cómo fueron concebidos

La fecundación in vitro hasta el vientre subrogado son eslabones de un proceso que pone en juego la emocionalidad de los involucrados actuales y futuros. La función que deben cumplir los psicólogos convocados para acompañar a una pareja que atraviesa este proceso es en primer lugar tener una escucha abierta, libre de prejuicios y etiquetas.

Acompañarlos a encontrar las palabras adecuadas que les permitan construir su narrativa familiar, centrada en cómo van a denominar a la mujer que lleva la gestación de su futuro hijo. No es igual hablar de “madre de alquiler”, “útero o vientre de alquiler”, “madres subrogada”, “madre por sustitución”, “gestación por sustitución”, o las diversas combinaciones de estas palabras.

Hay que entender la trama de la familia consultante y ayudarla a discriminar conceptos para identificar aquellos con los que se sienten cómodos y les permiten crear su historia acorde al proceso emocional. Determinar el ser madre y las diferencias que existen entre el rol y la función parental, por un lado, y el vientre o útero que permite la gestación, pues al identificarlo como órgano para la gestación, señala una distancia y limitante hacia la mujer que aporta su útero.

LEA MÁS  Cinco mitos sobre la infertilidad masculina

Madre y/o padre son aquellas personas que acompañan al bebé desde sus primeros momentos, sea que lo hayan concebido o no. Lo alimentan, lo cuidan, lo llevan al médico cuando está enfermo, lo cambian, lo contienen, lo abrazan, lo aman. Lo educan con principios y valores, entre tantas otras funciones que cumplen a lo largo de la vida de este niño o niña. Ser padres es para toda la vida, es una responsabilidad. Cuando el chico o la chica es recibido por sus padres se pone en juego el acto de decidir: “Es mío más allá del camino por el cual haya llegado”. Ser padre es una manera de socializar experiencias y oportunidades propias y de “un otro” hacia el mundo.

Es clave el relato que los padres creen para su nueva funcionalidad y como este se transmite a los demás miembros de la familia. Es sabido que cuando el niño crece, lo hace con él su curiosidad. Seguramente hará preguntas y lo importante es responderle con naturalidad apoyándose en la narrativa que han construido en torno a la gestación.

LEA MÁS  ¿Sabés cuál es tu patrón de apego?

Será necesario sentarse con la criatura y explicarle su origen. Aparecerán preguntas cómo: ¿por qué no me parezco a ustedes?, ¿por qué tengo dos mamás o dos papás?, ¿mi mamá quién es?. La explicación es necesaria y hay que ser franco con el niño o niña desde pequeño de manera natural. No hay que bombardearlo con información innecesaria sino dar respuesta simple a las preguntas que hace acorde a la edad.

En la actualidad ya existen libros de cuentos que abordan estas temáticas y son de gran ayuda para las familias. También es importante que el niño socialice con familias similares a la suya debido a que todos buscamos en algún momento pares con los que identificarnos ya que ser el único con dos papás o dos mamás, sí podría generarle confusión. Familias amigas y seres cercanos deberán aceptar y vivenciar el crecimiento del niño con total naturalidad, de este modo, él también lo hará sin importarle los “factores de su concepción”.

LEA MÁS  Escape de Alcatraz: una carta resolvería el histórico misterioso de lo que paso

Acompañar a la familia desde el inicio para darle todas las herramientas que necesiten para que sus hijos crezcan aceptados y amados es lo que permitirá que se enfrenten al mundo sin que importe quién ofreció la semilla o en qué vientre fue concebido. Si crecen así, sabrán explicarlo y su entorno comprenderlo, pues cuando las cosas se conocen, se aceptan mejor. Los secretos no existen y siempre son percibidos e implican variedad de problemas emocionales. La verdad y la sinceridad es el camino a seguir para que más familias se sientas seguras y puedan elegir su manera de ser padres.

Fuente: Psicóloga Sandra Di Lucca / Conbienestar

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

fiebre amarilla http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/fiebre-amarilla.jpg
Sociedad

Confirmaron el segundo caso de fiebre amarilla en Buenos Aires

Se trata de una mujer de 45 años que había visitado Río de Janeiro, una de las zonas de riesgo; no necesitó internación y está evolucionando bien
curry http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/curry.jpg
NBA

La impresionante noche de Stephen Curry ante los Clippers

El base de Golden State redondeó una magnífica actuación con 44 puntos en la victoria de su equipo ante Los Ángeles por 134-127
ezgif.com-resize-iloveimg-compressed (21) http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/ezgif.com-resize-iloveimg-compressed-21.gif
hospital caracol 2 http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/hospital-caracol-2.jpg
Sociedad

Desagradable sorpresa: encontró un caracol en la comida del hospital

Ocurrió en el hospital José Penna, en Bahía Blanca; el profesional se llevó una desagradable sorpresa cuando encontró el molusco dentro de los canelos que comía
gago http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/gago.jpg
Boca Juniors

Fernando Gago entrenó en reserva a la par de sus compañeros

A menos de cinco meses de su rotura de ligamentos, el mediocampista de Boca volvió a tener contacto con la pelota en la práctica del equipo dirigido por Rolando Schiavi