Salud

Ganglios del cuello inflamados: cuándo hay que preocuparse

A menudo, la inflamación de las glándulas se debe a que el organismo está combatiendo una infección; pero, ¿a qué hay que prestarle atención?

Los ganglios linfáticos del cuello están conectados a los vasos linfáticos que se distribuyen por todo el cuerpo. Estos y las glándulas están llenas de un fluido llamado linfa, que a su vez contiene millones de linfocitos. Estas células forman la primera línea de combate de nuestro sistema inmune.

Los ganglios linfáticos suelen encontrarse en grupos o cadenas en el organismo. Algunos de ellos se encuentran tan por debajo que incluso no se pueden detectar aunque estén inflamados y otros se encuentran justo bajo la piel. Los principales grupos de ganglios linfáticos se encuentran alrededor de la cabeza y cuello (detrás y delante de las orejas, en la base del cuero cabelludo, bajo la barbilla y sobre las clavículas), en las axilas y en las ingles.

Según explica el doctor Julio Hernández, médico de familia del Centro de de Argés (Toledo) y miembro de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMG), la inflamación de los ganglios linfáticos supone adenopatías que pueden ser de distintos tamaños, únicas o en cadenas ganglionares.

Cuando el organismo detecta un intruso, una infección u otro objeto extraño que no reconoce, moviliza este ejército de glóbulos blancos (linfocitos) hacia donde es necesario, acumulándose en las glándulas linfáticas más cercanas a este lugar. “La inflamación de los ganglios del cuello es frecuente en las enfermedades benignas como las amígdalas y entre un 60 % y un 80 % de los casos que se dan en personas jóvenes tienen una causa benigna”, aclara el médico de familia.

LEA MÁS  Exclusivo: Tips para que nunca más tengas que tirar comida a la basura

La causa más común para la inflamación es una infección vírica o bacteriana en la zona cercana si es local como una infección de amígdalas. Algunas infecciones pueden ocasionar que se inflamen todas las glándulas, como en el caso de la mononucleosis, y de forma menos común pueden deberse al cáncer.

“Las adenopatías son móviles y dolorosas en el caso de causas infecciosas y más duras cuando la causa es maligna”, señala Hernández. El cáncer que afecta al sistema sanguíneo (leucemia) o el sistema linfático en sí mismo (linfoma) puede dar lugar a glándulas inflamadas en más de un área.

Si el cáncer en una parte del cuerpo se extiende a través del sistema linfático se puede producir la inflamación de las glándulas cercanas. Así, el cáncer de mama puede ocasionar la inflamación de glándulas en una axila y los de garganta o pulmón pueden aumentar las glándulas del cuello.

LEA MÁS  Calvicie, un problema que también afecta a los jóvenes

Los ganglios pueden crecer o aumentar porque aumenten las células de las que se componen ya sea por una infección local o general pero también pueden aumentar como reacción ante medicamentos o debido a depósitos de lípidos. Ante la duda, acudir al médico y no dejarlo pasar

A menudo la inflamación de las glándulas es un signo de que el organismo está combatiendo una infección, sin embargo si no existe ninguna infección en curso o hace dos semanas que ésta pasó y existen otros síntomas de reciente aparición es mejor buscar las causas.

“Si se detecta la inflamación de los ganglios hay que acudir al médico en casi todas las ocasiones”, adelanta Hernández. Hay que tener en cuenta si esta aparición se ha producido de forma brusca y aguda. Si sucede en el curso de una enfermedad infecciosa esta inflamación suele ser benigna pero si existen pocos síntomas y no hay enfermedad febril hay que buscar su origen.

LEA MÁS  ¿Qué es y qué se hace con un diente "muerto"?

“Los ganglios aumentados benignos se inician en pocos días en las enfermedades infecciosas locales o generales como la mononucleosis. Sin embargo, un ganglio solitario que crece en semanas y de consistencia dura requiere de un estudio, no hay que esperar para acudir al médico”, señala el doctor Hernández.

Para el diagnóstico se realizan pruebas sanguíneas básicas del hemograma, el recuento de leucocitos y células sanguíneas, serología para enfermedades por virus o posibles anemias, si la analítica no da un diagnóstico rápido se realiza entonces una ecografía y una biopsia de ganglio linfático.

A pesar de que las enfermedades infecciosas son habituales en los niños, por lo que podría ser más común en ellos la presencia de ganglios aumentados de tamaño, el doctor señala que “no hay que descuidarse, aunque se da en pocos casos las leucemias son enfermedades graves que pueden dar la cara en síntomas como la inflamación de los ganglios”.

Fuente: Heraldo

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

SJjMS9d1X_930x525__1 http://www.nexofin.com/archivos/2018/05/sjjms9d1x_930x525__1.jpg
Escándalo

Escándalo en el INCAA: funcionario se niega a dejar su cargo

El presidente de la entidad le había pedido la renuncia a Bernardo Bergeret, encargado de relaciones Internacionales,
2694528w1033 http://www.nexofin.com/archivos/2018/05/2694528w1033.jpg
Política Internacional

Elecciones en Colombia: derecha e izquierda se enfrentarán en inédito balotaje

El uribista Iván Duque obtuvo el 39,12% de los votos, seguido del ex guerrillero Gustavo Petro, con 25,08%.
noticia-youtube-tortuga-viral http://www.nexofin.com/archivos/2018/05/noticia-youtube-tortuga-viral.jpg

Video: tortuga ‘gigante’ hace su aparición en una playa

Guardavidas quedaron boquiabiertos tras ver un reptil de dimensiones extraordinarias en la orilla del mar.
RGPD http://www.nexofin.com/archivos/2018/05/rgpd.png
Privacidad en Internet

Protección de Datos: cómo afecta el nuevo reglamento europeo en Argentina

El nuevo marco legal puede generar cambios en los servicios que usamos todos los días en nuestro país.
ezgif (1) http://www.nexofin.com/archivos/2018/05/ezgif-1-1.gif
Whatsapp

Che, ¿quedó algo en la heladera?

- Che, ¿quedó algo en la heladera? -