Música

Explican por qué “Despacito” es la canción bailable perfecta

Es el hit indiscutido del verano en retirada en el hemisferio norte, y es el primer tema en castellano que encabezó el Hot 100 desde 1996, cuando "Macarena", de Los Del Río, enloqueció el planeta

Despacito

El 13 de enero, “Despacito” comenzó a propagarse como un gas y desde entonces casi todos experimentamos ese vínculo esquizoide que se entabla con las canciones pop más implacables.

Mientras su autor, Luis Fonsi, deja la Argentina tras una gira que cerró con tres Luna Park , “Despacito” supera loas 3.500 mil millones de vistas en YouTube y acumula más de 5000 mil millones de reproducciones en plataformas de streaming (entre la versión original de los puertorriqueños Fonsi y Daddy Yankee y el remix bilingüe del canadiense Justin Bieber), agigantando su récord de canción más viralizada de la historia.

Es el hit indiscutido del verano en retirada en el hemisferio norte, y es el primer tema en castellano que encabezó el Hot 100 desde 1996, cuando “Macarena”, de Los Del Río, enloqueció el planeta.

Según indica el diario La Nación, los músicos suelen recurrir a un viejo lugar común al hablar de su trabajo: dicen que una vez que lanzan una canción, deja de pertenecerles (sin contar las regalías, desde luego).

“Despacito” es una nueva constatación de esa verdad de casete. Casi todos los que están leyendo esto podrían tararear la melodía, pero pocos reconocerían a Fonsi si se lo cruzaran en la cola del supermercado. Sobre ese mecanismo de trascendencia opera también el milagro del pop.

LEA MÁS  Lollapalooza 2018: se agotaron los abonos generales

Pero esta historia viene de lejos. Al promediar la década de 2000, el reggaetón irrumpía como un golem caribeño -surgido de los barrios pobres de Puerto Rico y República Dominicana- alimentado a base de ritmos sintéticos, actitud gangsteril, voracidad sexual, gestos misóginos y hits explosivos.

Esta contraofensiva blanda que se produce por la vía de “Despacito” marca una nueva era para la música latina bailable y una escala récord de su penetración global. En 2005, Shakira se montaba al fenómeno con “Hips Don’t Lie” (las caderas no mienten) y llevaba el auge del perreo -ese movimiento centrífugo del trasero- a las grandes ligas, mientras el beat rudo de “Gasolina”, de Daddy Yankee, hacía el trabajo sucio a ras del suelo.

Pero si en aquellos años las claves del reggaetón se cifraban en las caderas, hoy, en la era de la neurociencia y los análisis algorítmicos, las respuestas se buscan en el cerebro y en el procesamiento de datos.

“Despacito” es, básicamente, una canción bailable perfecta, construida sobre una ligera variante en la escala de acordes más usada a lo largo de un siglo de música pop. La melodía empieza con un La menor y sigue su camino de acordes mayores: Fa, Do y Sol.

LEA MÁS  Apple compró Shazam, la app para identificar canciones

Como escribió Wayne Marshall en Vulture, ese tipo de estructura, muy común en la música incidental, “crea un sentido de suspenso y falta de resolución”. A la par, un patrón rítmico electrónico y machacante, típico del dembow -el eslabón perdido entre el reggae y el reggaetón-, contiene los instrumentos reales, entre los que destaca el cuatro puertorriqueño, especie de guitarra que aporta el arpegio folklórico de la grabación.

En el frente domina el dueto de Fonsi y Daddy Yankee, la melodía y el rap, el yin y el yang de la música industrial en español, alternando metáforas aceitosas en la frontera del porno soft.

Andrés Torres y Mauricio Rengifo, el dúo de productores colombianos a cargo del corte final, hablaron en una entrevista con Genius sobre el proceso creativo del track.

Fonsi se les acercó con la melodía -que había trabajado junto con su colaboradora Erika Ender- y la intención de grabar una canción bailable, divertida y actual, un tema que lo sacara de su zona de confort. “Estábamos tratando de hacer reggaetón sin hacer reggaetón -dicen los productores-. El reggaetón hoy es pop. No es esa cosa urbana y oscura (que solía ser).”

LEA MÁS  Un chico de 8 años, en grave estado por la picadura de un alacrán

Para ellos, el hecho de que el tema demore más de un minuto en llegar al estribillo era todo un dilema. “Despacito” es reggaetón servido como slow food, y ese silabeo en cámara lenta que hace Fonsi al llegar al estribillo, desfasando la melodía de voz del tempo marcial de la base, es uno de los secretos de la grabación, que funciona como un encadenado de pequeños clímax.

Más allá de los rasgos formales, hay mucho de inexplicable en el éxito de cualquier canción. Si sólo se tratara de medir los niveles de endorfinas frente a determinada estructura armónica, tendríamos un “Despacito” por semana, lo cual sería una buena premisa para una novela distópica.

Fonsi tuvo la convicción de probar un género que no le pertenecía, adaptarlo a su estilo y sumar como aliado a la máxima figura del ritmo en el que estaba incursionando (Daddy Yankee). Y, fundamentalmente, tuvo intuición para leer el contexto.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

Nicolás Massot Héctor Recalde http://www.nexofin.com/archivos/2016/05/nicols-massot-hctor-recalde.jpg
Política

Massot: “El DNU está firmado pero le damos otra chance al Congreso”

Así lo informó Nicolás Massot, titular del bloque de diputados del PRO. A su vez, denunció que la oposición lleva una campaña de boicot hacia el Gobierno desde el 2015
quinta de olivos http://www.nexofin.com/archivos/2015/12/quinta-de-olivos.jpg
Política

Reunión cumbre: Macri recibe a Peña, Michetti y Dujovne en Olivos

El jefe de Gabinete, la vicepresidente Gabriela Michetti, el ministro de Hacienda, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui llegaron a la residencia oficial con la reforma jubilatoria como eje de discusión
Rial http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/rial.jpg
Medios

Sufre Tinelli: Rial reveló la estrategia del grupo Ceibo

Los ejecutivos del fondo OP Investment volvieron a reclamar ayuda a la Justicia. El escenario vuelve a complicarse para Cristóbal López
Scioli http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/scioli.jpg
Corrupción K

Scioli, cada vez más cerca del procesamiento

La semana pasada, el fiscal platense Álvaro Garganta realizó siete operativos en diferentes terrenos, propiedades y empresas vinculadas al ex gobernador bonaerense
Reforma http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/reforma-1.jpg
Política

Casi el 66% de los argentinos se opone a la reforma jubilatoria

El dato se desprende de una encuesta realizada por la Universidad Nacional de San Martín. El rechazo se mantiene entre los mayores de 51 años