Mundo

Niña de dos años murió atrapada en una silla infantil, mientras su mamá se drogaba

Ocurrió en Nueva Jersey (Estados Unidos). La niña se habría lastimado en la silla infantil y su madre no le pudo prestar ayuda debido a su condición

miércoles 30 de agosto de 2017 - 7:08 am

El sábado por la noche, alrededor de las 10, Deanna Joseph llamó desesperada al 911. Su pequeña hija de dos años estaba inconsciente y no volvía en sí.

Cuando los paramédicos llegaron notaron que la pequeña ya estaba muerta. Se encontraba amarrada en la silla especial para protegerla. Estuvo allí durante horas. Su madre, la mujer que se mostró alterada ante los socorristas, estaba profundamente drogada.

El automóvil estaba aparcado en la calle de la vivienda de Joseph en Nueva Jersey, pero ninguna de las dos ingresó a su hogar. La mujer de 39 años decidió drogarse allí mismo, donde permaneció inconsciente durante horas, sin atender a su niña. El vehículo estaba en marcha, según reportó NJ.com.

LEA MÁS  Seis destinos populares para los amantes del vino

Deanna

Los resultados de la autopsia no fueron aún revelados, pero John Lenahan, fiscal del Condado de Salem, cree que la pequeña se produjo las heridas ante la indiferencia de su madre, quien estaba totalmente drogada con heroína.

Joseph permanecerá detenida hasta que se oficialice la acusación en su contra: poner en riesgo a un menor en segundo grado. Ese riesgo terminó en muerte. Podría ser sentenciada a 10 años de prisión.

LEA MÁS  Insólito: están presos y ganaron las elecciones como alcaldes

No es la primera vez que Joseph queda detenida por cargos similares. Otras dos veces las autoridades la reportaron por poner en peligro la vida de sus hijos. La primera vez fue en 2008.

Fue condenada a cinco años de probation por irresponsabilidad. Había dejado a sus dos hijos de 11 y 2 años solos en su vivienda. Fue encontrada desmayada en un aparcamiento y llevada a un hospital.

LEA MÁS  Cómo es el operativo de rescate en la cueva de Tailandia

La segunda, en 2014, fue más dura. Permaneció un año tras las rejas por haber dejado en el agua a su pequeño hijo en un apartamento de South Amboy.

El niño sobrevivió. En esa oportunidad, Joseph estaba inconsciente producto de haberse drogado con crack, cocaína y heroína.

COMENTARIOS