Salud

El vínculo entre las reacciones emocionales y las bacterias intestinales

En un estudio, científicos confirmaron el nexo entre la microbiota y la estructura cerebral

Existe una vinculación entre las bacterias predominantes en el intestino de una persona, la estructura de su cerebro y sus reacciones emocionales, sin que de momento se pueda determinar si es la microbiota intestinal la que condiciona que las personas tengan un determinado cerebro y mayor o menor sensibilidad a los impactos emocionales negativos o si es una determinada neurobiología la que modifica el tipo de bacterias que residen en el intestino de las personas.

Esto es lo que concluye un estudio que investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), y que confirma en humanos lo que ya se había constatado en animales: la interacción entre la microbiota intestinal y las diferencias de comportamiento.

Francisco Guarner, director del Área de Digestivo del Hospital Vall d’Hebron, investigador y y gran especialista en microbiota, resalta el gran interés que hay en determinar si modificando la microbiota se puede modificar la conducta –algo ya constatado en ratones– porque eso abriría nuevas oportunidades a tratar la depresión y otras enfermedades mentales.

LEA MÁS  ¿Sabés por qué el corazón está del lado izquierdo?

Tras reunir a una cuarentena de mujeres sanas, dividirlas en dos grupos en función de la composición de su microbiota, tomar diversas imágenes de su cerebro y realizarles escáneres, observaron que en las de predominio de bacterias Prevotella la materia blanca mostraba mayor conectividad funcional entre las áreas sensorial, emocional y atencional que en las del enterotipo Bacteroides.

Y en este segundo grupo, el volumen de materia gris era superior en diversas regiones, como la frontal, el cerebelo y el hipocampo. Además, el grupo Prevotella mostró menos actividad del hipocampo cuando las mujeres eran expuestas a imágenes de valencia emocional negativa, al tiempo que reaccionaron a ellas con mayor ansiedad, angustia e irritabilidad que las del grupo Bacteroides.

Según Guarner, director del Área de Digestivo del Hospital Vall d’Hebron, el interés de estas pruebas es que relacionan la microbiota no sólo con diferencias anatómicas en la materia gris y blanca sino también con diferencias funcionales, con una diferente sensibilidad a los impactos emocionales negativos, lo que abre una vía para continuar investigando sobre si se trata de una vinculación causal o no “y si este cableado entre el cerebro y el intestino se puede manipular o no”.

LEA MÁS  Algunos alimentos para regular la presión arterial

Roger Paredes, investigador del Institut de Recerca de la Sida, se muestra cauteloso sobre el impacto de este hallazgo a efectos clínicos: “Puede haber factores de distracción que no se hayan tenido en cuenta, como la dieta a largo plazo o el ejercicio, que sabemos que influyen en los microbios intestinales”, advierte, pero cree anima a seguir investigando para ver qué especies bacterianas concretas, y a través de qué mecanismos, pueden afectar a las diferencias neurológicas y de comportamiento.

Desde que en el 2011 identificaron que igual que hay grupos sanguíneos hay tres grupos de microbiota –enterotipo A, dominado por bacterias de tipo Bacteroide; B, con predominio de Prevoleta, y C, con dominio de Rominococo–, se le han atribuido muchas influencias sobre la salud. “Es un órgano más del cuerpo que produce sustancias que tienen impacto en el organismo, normalmente beneficiosas pero a veces no, y por eso hay que cuidarla”, explica Francisco Guarner.

LEA MÁS  Ganglios del cuello inflamados: cuándo hay que preocuparse

Y apunta que la microbiota se ha relacionado con la mayor o menor efectividad de los fármacos, con la obesidad, con alergias, con la mortalidad por infarto y por ictus, y con otras enfermedades cardiovasculares. “Costó mucho convencer a la agencias de investigación de EE.UU. y la UE para que subvencionaran estudios sobre la microbiota, pero estamos consiguiendo resultados y poco a poco todos los médicos van asumiendo que las bacterias intestinales se han de vigilar y cuidar”, indica.

Fuente: La Vanguardia

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

del-potro-barn http://www.nexofin.com/archivos/2017/09/del-potro-barn.jpg
Botineras

¡Feliz cumple, Delpo! El emotivo saludo de Jimena Barón

La pareja de La Torre de Tandil lo felicitó por el aniversario de su natalicio a través de su cuenta de Instagram con una publicación muy especial
03-eyebrow-trends-01.w710.h473.2x http://www.nexofin.com/archivos/2017/09/03-eyebrow-trends-01.w710.h473.2x.jpg
Moda

Lo nuevo en cejas es el estilo “alambre de púa”

Las tendencias apuntan cada vez más a salir como si estuviéramos recién levantadas: el pelo al natural, la cara lavada y con poco maquillaje y ahora las cejas despeinadas
21480305_1467049633344887_4726732064685031424_n http://www.nexofin.com/archivos/2017/09/21480305_1467049633344887_4726732064685031424_n.jpg
Famosos Hot

Jared Leto se desnudó en la que sin dudas es la selfie más hot del año

El cantante y actor mostró en Instagram su trabajado físico
garavano http://www.nexofin.com/archivos/2017/05/garavano.jpg
Causa Nisman

Garavano, sobre Maldonado y Nisman: “La Justicia no está preparada para investigar estos casos”

El ministro de Justicia habló de una reestructuración necesaria para la cartera que dirige y aseguró que nadie encubre a Gendarmería
americas-got-talent-final-darci-lynne-farmer4 http://www.nexofin.com/archivos/2017/09/americas-got-talent-final-darci-lynne-farmer4.jpg
Videos Impresionantes

El espectacular “dueto” de marionetas con el que una nena de 12 años ganó America’s Got Talent

Darci Lynne, una nena de 12 años de Oklahoma, ganó America’s Got Talent con un número de ventriloquía digno de destacar, donde cantó las dos voces del dueto "With a little help from my friends"

REALICE UN COMENTARIO