Sociedad

El furor por los gym truck: ¿Qué son?

Cada vez más personas participan de los circuitos de crossfit, gimnasia funcional, o disciplinas híbidras, que muchos trainers montan en los espacios públicos

domingo 20 de agosto de 2017 - 8:41 am

El gimnasio a cielo abierto se ha convertido en un elemento más del paisaje de los espacios verdes urbanos: desde la costa de zona norte, parque Saavedra, los bosques de Palermo, el Rosedal, Puerto Madero, parque Lezama o la plaza de barrio más cercana.

Allí se reúnen, sobre todo por la mañana, grupos de valientes que no le temen al clima adverso del invierno, y que tienen en común su aversión a poner el cuerpo en movimiento dentro de cuatro paredes, con el espejo o la línea de bicicletas fijas como horizonte.

“No me gustan los lugares cerrados, por eso nunca me gustó el gimnasio”, cuenta Víctor Salgado, de 34 años, que todos los martes y jueves, a las 8 de la mañana, es uno de los 15 integrantes del grupo que dirige Rodrigo, profesor de educación física, y que tiene como punto de encuentro el circuito que monta sobre la vereda y el pasto del Paseo Costero de Vicente López, a la altura de Roca y el río.

LEA MÁS  Insólito: transportaba 19 chivos vivos en el auto

“Había empezado a correr y estaba buscando un complemento desde la gimnasia, y colegas que también trabajan en la zona me recomendaron venir a entrenar acá. Lo que rescato es que, más allá de la actividad física, me gusta la propuesta de tener más espacio que el de un gimnasio, y esa cosa de relax que te da la armonía visual de la costa”, agrega Víctor, que fue testigo del explosivo crecimiento de los gimnasios a cielo abierto en el barrio.

LEA MÁS  La dieta efectiva para reducir el colesterol malo

“Hace 12 años que trabajo en la zona, y antes no había ninguno, pero en los últimos dos años fueron apareciendo y ahora, a la mañana temprano o a última hora de la tarde, hay un grupo de entrenamiento cada 100 o 150 metros”, dice.

Es innegable el crecimiento de este nuevo modelo de actividad física -similar al que propone un personal trainer, pero en formato grupal-, y que podría bautizarse como gym truck (parafraseando a los food truck) porque la actividad se despliega alrededor del vehículo del entrenador.

LEA MÁS  Caos en El Palomar: todos los vuelos fueron cancelados

Allí transporta todos los implementos necesarios para el circuito de gimnasia funcional, de crossfit, de yoga o de otras disciplinas híbidras, a las que les suma ritmo a través de los parlantes del vehículo.

Según detalla el diario La Nación, quienes se suman a estas propuestas suelen ser personas que escapan del encierro de los gimnasios, pero quieren mantener una vida físicamente activa.

Otro aspecto no menor que colabora con el crecimiento de los gimnasios outdoors es que -sin ABL, electricidad ni alquiler de por medio- la cuota suele ser la mitad o menos que la de cualquier gimnasio de cadena.

COMENTARIOS