Sexualidad

Qué dice el color de tus labios vaginales de tu vida sexual

Circulan gran cantidad de mitos y preocupaciones acerca de la apariencia de esta parte del cuerpo; conocé qué hay de cierto y qué no

domingo 20 de agosto de 2017 - 6:26 am

A las mujeres les preocupa el aspecto de sus genitales. Muchas tienen dudas sobre si su vagina es o no normal y es un tema recurrente en los foros femeninos, en las charlas con amigas y en las consultas de ginecología.

Es que la publicidad y el cine nos han hecho mucho daño. Todas las fotos se retocan y en las escenas de sexo de las películas lo maquillan todo, la piel, los labios  y hasta la zona perianal; así que no hagas comparaciones.

Sobre todo, las vaginas se diferencian en los tamaños de los labios y el clítoris. Por eso, cuando vemos que “no encajamos”, creemos que algo va mal.

Por cierto, hablando de bulos y mitos falsos. Circula por ahí una teoría que afirma que cuanto más oscuros sean los labios vaginales más actividad sexual has tenido, y algunas tonterías más como que el tamaño de los labios vaginales indica el número de parejas sexuales que has tenido o que aumenta con la masturbación; pero lo cierto es que no es así. El color, el tamaño y la forma de tu vulva responde a muchos otros factores.

LEA MÁS  Mycoplasma genitalium, la poco conocida enfermedad sexual que amenaza con extenderse

Además, ¿por qué todo el mundo se empeña en pensar que cualquier cambio en el aspecto externo e interno de una mujer tiene que ver con cada experiencia sexual que tiene?

La fricción y el roce no tiñen ni oscurecen tus labios vaginales. Es normal que durante el acto en sí observes ciertos cambios. De hecho, los labios se “abren”  y adquieren un tono más intenso, igual que el pene, que se pone erecto y se enrojece. Pero una vez pasado el momento álgido todo va volviendo a su ser.

7ceb26_c5279c355d3f4bb6aa709eeb0e31b4c6-mv2_d_2716_1810_s_2

“No hay evidencias de que los labios sufran cambios permanentes como resultado de tener relaciones sexuales,” explica el Dr. Toli Onon, del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido. “Durante el orgasmo, los labios se hinchan y se llenan de sangre, por lo que parecen más grandes y más oscuros, pero esto no es un efecto de larga duración”.

En verdad, la anatomía de la vagina cambia a lo largo del tiempo en respuesta a los procesos hormonales que acompañan a cada etapa. Y la zona que la rodea (labios mayores y menores) puede ser de colores diferentes: rosa pálido, púrpura, marrón..

LEA MÁS  ¿Qué es el síndrome del edificio enfermo?

Ese color no está necesariamente relacionado con el tono del resto de tu piel. Muchas mujeres de piel clara tienen labios de la vagina de color marrón o púrpura, mientras que una mujer de tono de piel más oscuro puede tener una vulva más clara. granos_en_la_vagina_2

“Científicamente, no hay pruebas”, cuenta Pradnya Pisal, de la London Gynecology Clinic. “Sólo hay unas pocas veces en la vida en que el aspecto de los labios puede cambiar: durante la pubertad, debido al aumento de peso (“la grasa se instala en todas partes, así que si engordas eso va a cambiar la forma de la vulva y se va a notar en los labios”), y lo más importante, durante el embarazo”·

En efecto, como bien señala la experta, la maternidad y, en concreto, los partos, son lo que más ‘transforma’ esta parte del cuerpo femenino. “Las hormonas del embarazo afectan a todos los tejidos, también a los deposición de grasa y, a veces, favorecen la retención de líquidos”, añade Pisal.

LEA MÁS  Alimentos que deberíamos reducir después de los 30

Por eso, el color de los labios vaginales cambia con el embarazo, ya que se produce un cierto aumento de la melanina. De hecho, suele aparecer la línea alba (esa línea negra que recorre el vientre, en la vertical del ombligo) y también vemos los mismos cambios alrededor de la areola, pero todo se desvanecerá con el tiempo

Lo que sí que influye en la salud (no tanto en el tono y el aspecto) son los cuidados y hábitos diarios que tengas. La higiene, la ropa interior y el ejercicio que hagas puede mejorar o empeorar su aspecto. Mucho cuidado con la cera y otros técnicas de depilación… si te quemás o te lo hacen mal (especialmente el láser) pueden “ensombrecer” la piel.

Otro consejo saludable: no lleves tanga siempre. El uso continuo de esta prenda puede ocasionar problemas de salud íntima como infecciones vaginales, hemorroides, irritaciones y rozaduras. Usalas de algodón y alterna esta prenda con culottes.

 

Fuente: Broadly

COMENTARIOS