Naturaleza

Las cascadas más imponentes del mundo

Enfrentarnos a la fuerza de la naturaleza y a millones de litros de agua cayendo vertiginosamente nos hace entender lo pequeños que somos en el planeta, además de que nos recuerda toda la belleza que existe en él

59972b13a5232_crop

Cataratas Kaieteur

Sudamérica tiene las mejores y más grandes caídas de agua del mundo. La primera prueba se encuentra en Guyana, en donde las cataratas Kaieteur son consideradas las más poderosas del mundo. De ella caen 663 metros cúbicos de agua por segundo desde una altura de 226 metros, eso es cinco veces más que las del Niágara y el doble que las Cataratas Victoria.

59972b13d04d8_crop

Salto Ángel

La caída de agua más grande del mundo se encuentra en Venezuela. Tiene una altura de 979 metros (807 de caída ininterrumpida) y debe su nombre al aviador estadounidense Jimmie Angel, que en 1937 por sus proezas aeronáuticas corroboró su  existencia. Se encuentra en el Parque Nacional Canaima y debido a la complejidad del terreno, sólo se puede llegar ahí en avioneta.

LEA MÁS  La sala de conciertos diseñada en base a algoritmos

59972b141e316_crop

Cataratas del Iguazú

Tal vez no son las más grandes, pero sí las más impresionantes. Iguazú es algo que todos deberían tener en su lista de cosas que ver antes de morir. Tal como lo dijo el botánico Robert Chodat hace más de 100 años: “Cuando nos encontramos al pie de este mundo de cascadas, y alzando los ojos vemos, a 82 metros por encima de nosotros, el horizonte ocupado por una línea de aguas, el asombroso espectáculo de un océano cayendo a raudales en un abismo es casi escalofriante”.

LEA MÁS  En tres años viajaron a los cinco continentes y compartieron las alucinantes fotos

59972b1347dbc_crop

Cataratas del Niágara

Las más famosas del mundo que reciben a más de 14 millones de visitantes al año. Se encuentran entre Ontario y Nueva York y consiste de tres distintas cascadas: la catarata estadounidense, canadiense y Velo de novia.

59972b1379bbd_crop

Cataratas Victoria

En la frontera entre Zimbaue y Zambia se encuentra este gigantesco salto de agua que tiene una anchura de 1.7 kilómetros y hasta 108 metros de alto. Debido a que el agua cae en un abismo que salpica agua formando una especie de neblina, es conocida en su lengua indígena como Mosi-oa-Tunya (“El humo que truena”).

LEA MÁS  Creativos retratos inspirados en el arte Barroco

En las cataratas victoria puedes hacer salto bungee y también se encuentra la infame y cardiaca piscina del diablo, una piscina natural en la que puedes entrar, pero el borde es lo único que te separa de una caída libre de 108 metros.

Fuente: La bioguía

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

dims http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/dims.jpg
Salud

Modos de equilibrar la química cerebral para afrontar la depresión

Cómo podemos regular la dopamina, serotonina y la norepinefrina para mejorar nuestro estado de ánimo
http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/omega-3-corazon.jpg
Salud

Datos y curiosidades sobre el corazón

Conocé un poco más del motor de nuestro cuerpo, donde nace nuestra fuerza vital y donde palpita nuestra sensibilidad
Stool A http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/stool-a-1.jpg
Curiosidades

Extraños oficios que afortunadamente se perdieron en la historia

A veces llegar a un trabajo de oficina luce como el mismísimo infierno, aunque para infiernos ya estaban antes estos trabajos que van desde lo grotesco hasta lo extravagante
http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/pez-goliat.jpg.imgw_.1280.1280.jpeg
Mundo Animal

En el agua con los peces más grandes del mundo

Zeb Hogan, biólogo y Explorador de National Geographic, ha pasado las últimas décadas buscando estas especies en ríos poco estudiados y con alto riesgo de daño ecológico a causa de los embalses, el exceso de pesca, las minas y otras amenazas creadas por el hombre
http://www.nexofin.com/archivos/2016/06/0-14.jpg
El After de Nexo

Sonja Grohar deslumbra con fotos para el infarto

Ni pienses en no ver esta nueva galería para Playboy protagonizada por esta mujer de Eslovenia