Policiales

La Salada: el caso de “Cuco”, el prófugo que sigue visitando la feria en moto

Para los investigadores, el protagonista lideraba una de las bandas que se disputaban los negocios montados alrededor

domingo 13 de agosto de 2017 - 9:02 am

Algunos lo vieron recorrer La Salada en una moto blanca. Otros, jugando al fútbol en las canchitas del barrio 17 de noviembre -conocido como “Campo Tongui”-, a menos de 40 cuadras de la feria.

Según detalla el diario Clarín, en Ingeniero Budge coinciden en que Leonardo Gaitán (31) se mueve tranquilo, aún cuando la Justicia lo busca desde hace más de un mes, cuando cayeron otros poderosos como Jorge Castillo y su sobrino, Adrián.

Para los investigadores, “Cuco” lideraba una de las bandas que se disputaban los negocios montados alrededor de la feria. Aunque explotaba puestos y lugares de estacionamiento, su especialidad eran los robos: arrebatos y asaltos a feriantes y clientes.

LEA MÁS  Los resultados de la autopsia al joven muerto en una plaza de Palermo

Según la investigación realizada por el fiscal Sebastián Scalera, la banda de “Los Cucos” se jactaba de contar con apoyo policial y judicial. Un subinspector de la Bonaerense relató su primer contacto con “Bicho Bolita”, colaborador de Gaitán: contó que le ofrecieron continuar un trato que mantenían con la anterior cúpula de la comisaría 10°, de entre 60 mil y 100 mil pesos mensuales por feria para tener una “zona liberada”.

Ante la negativa, el mensaje fue: “Vos y tu taquero van a durar lo que dura un pedo en la mano, nosotros tenemos banca y laburar vamos a seguir laburando igual, te guste o no, porque nosotros arreglamos en todos lados, hasta en el Juzgado”.

LEA MÁS  Amenazan a una médica que le hizo un aborto a una nena de 11 años que había sido violada

Fuentes que conocen los movimientos de la feria cuentan que Gaitán inició su carrera delictiva de la mano de “Los Chaqueños”, una banda integrada por viejos piratas del asfalto de Ingeniero Budge que -según la investigación judicial- funcionaba como brazo armado de Jorge Castillo.

La explosión de La Salada les presentó un gran negocio, pero rápidamente aparecieron competidores. Con el correr de los años, “Cuco” aprendió los métodos para ganar poder, reclutó “soldados” y se independizó.

Una de las primeras denuncias contra Gaitán fue realizada en 2016 por un grupo de remiseros, quienes aseguraron que “Los Cucos” los habían amenazado y golpeado para quedarse con su parada.

LEA MÁS  Misterio: encuentran atadas a un árbol a dos chicas en un bosque en la Patagonia

“Cuco” se mantuvo prófugo un tiempo en esa causa, hasta que se presentó en la Fiscalía para someterse a una rueda de reconocimiento. Lo que sucedió luego no sorprendió a nadie: las víctimas dijeron que no podían asegurar que hubiera sido uno de los agresores. Una investigación posterior determinó que los testigos habían sido “invitados” a negar todo.

La dos causas que terminaron con la caída del clan Castillo -ocurrida a mediados de junio- y con el de Enrique Antequera -el jueves pasado- incluyeron una larga lista de pedidos de detención. Entre los que quedan prófugos, la mayoría de ellos son de la banda de “Los Cucos”.

COMENTARIOS