PASO 2017

Elecciones: qué se juegan Macri y Cristina Kirchner

De acuerdo al resultado de hoy, en los comicios generales muchos electores podrían redireccionar su voto a favor de alguno de los dos grandes modelos en pugna

domingo 13 de agosto de 2017 - 8:11 am

Y finalmente Cristina Kirchner vuelve. Será hoy, como precandidata a senadora y con chances de adueñarse de las PASO bonaerenses, según estima la mayoría de los sondeos.

Su presencia, además, podría disparar un proceso de polarización que la llevaría a enfrentar a Esteban Bullrich en las legislativas del 22 de octubre como si se tratara de un ballotage presidencial.

Según indica el portal Infobae, este escenario, forzado por una grieta que perdura en el tiempo, terminaría desarticulando la idea de las primarias como una encuesta anticipada para convertirlas en una estratégica playa de maniobra.

Para decirlo con otras palabras, de acuerdo al resultado de hoy, en los comicios generales muchos electores podrían redireccionar su voto a favor de alguno de los dos grandes modelos en pugna.

LEA MÁS  El paquete de medidas que Macri negocia con el peronismo

Desde ya que Sergio Massa y Florencio Randazzo descreen que vaya a consagrarse este proceso de polarización. Y descreen por razones obvias: como autoproclamados representantes de la tercería vía, serían sus primeras víctimas.

¿De qué manera? Randazzo perdería en octubre el voto de muchos kirchneristas críticos, que se inclinarían por apoyar a Cristina para evitar el triunfo de Bullrich.

Del mismo modo, a Massa se le escurriría el apoyo de un cúmulo de antikirchneristas disconformes con Macri, que redirigiría su voto hacia Bullrich con tal de que Cristina no gane.

Lo que en la teoría se elige hoy son los candidatos para la disputa de tres senadurías y 35 bancas de diputados nacionales.

Pero como las PASO se desnaturalizaron y la mayoría de los aspirantes ya fue ungido por el dedazo de los partidos, la jornada se convertirá en el primer mojón de una pulseada entre gobernabilidad y superviviencia.

LEA MÁS  Atwood volvió a escribirle a Michetti: "Forzar partos es esclavitud"

Mauricio Macri necesita fortalecer su tropa en el Congreso para profundizar las reformas pendientes, y a Cristina le urge demostrar a propios y extraños que su ciclo aún no se ha terminado, que sigue vigente.

La mayoría de las encuestas que se hicieron públicas ubican a la ex presidenta con una luz de ventaja sobre Bullrich.

En la Casa Rosada desean que las consultoras —instrumentos de campaña si los hay— se estrellen con sus propios yerros, como cuando plebiscitaron el proceso de paz en Colombia o la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

La ex presidenta, en su nueva versión light, juega en esta elección varios partidos en simultáneo pero el principal parece haberlo ganado: lejos del cadáver político que muchos imaginaban, probablemente a fin de año se adueñe de una banca y, con ella, de los fueros parlamentarios.

LEA MÁS  Moreno: "Cristina y yo iremos derechito al paraíso, Macri al infierno"

Si la suerte en el territorio bonaerense no lo acompaña, Macri nacionalizará el resultado, seguro de poder mostrar, gracias a su alianza con el radicalismo, una suerte de fortaleza federal, sobre todo si logra imponerse en otros distritos populosos, como Córdoba, Santa Fe, la Capital Federal y Mendoza.

Y si aún así no convence, rezará para que la recuperación económica que viene anunciando por estos días se transforme antes del 22 de octubre en hechos concretos para los habitantes de la provincia de Buenos Aires.

COMENTARIOS