Crisis en Venezuela

Qué países todavía apoyan a Nicolás Maduro

La Unasur y la Celac se volvieron etéreas, y la OEA recuperó protagonismo como herramienta de presión

domingo 6 de agosto de 2017 - 12:14 pm

Con el barril de petróleo a un precio récord, y el mundo maravillado ante el llamado giro a la izquierda latinoamericano, a Hugo Chávez le sobraban los dólares y las palabras para recorrer el planeta vendiendo la Revolución Bolivariana.

A cuatro años de su muerte, la historia es muy diferente. El petróleo se derrumbó, y el modelo económico que ya mostraba sus grietas con él al mando terminó en el mayor colapso de la historia venezolana con Nicolás Maduro a la cabeza.

Según indica el portal Infobae, La pobreza y el hambre están hoy muy por encima que antes de la Revolución, y la escasez alcanzó niveles nunca vistos.

Lo que era un gobierno con rasgos claramente autoritarios, pero que se mantenía dentro de los márgenes de la democracia por su legitimidad electoral, se convirtió en una dictadura rechazada por la gran mayoría de la población.

LEA MÁS  Quién es el juez que ordenó la liberación de Lula da Silva

En este contexto, el respaldo internacional se empezó a resquebrajar. Gobiernos de países aliados, como Argentina y Brasil, cambiaron de signo político. La Unasur y la Celac se volvieron etéreas, y la OEA recuperó protagonismo como herramienta de presión.

Sin embargo, Maduro aún no está solo en el mundo. A pesar de todo, buena parte de la red global montada por Chávez se mantiene. Debilitada, pero sigue en pie.

Es cierto que de los 52 países que fijaron posición sobre la Constituyente sólo ocho lo hicieron a favor, pero el número de aliados potenciales podría ser incluso mayor.

Los amigos de Maduro

“Los aliados se pueden dividir en tres grupos diferentes. Primero están los bolivarianos, del auge de la izquierda en América Latina. Quedan pocos comparados con los que eran. Cuba es el principal aliado ideológico, político y económico, y ha sido en muchos puntos artífice de reformas importantes. Su impronta se ve en el diseño del sistema de votación para los miembros de la Asamblea. También están Evo Morales en Bolivia, que da un apoyo sin fisuras a Maduro y a la Constituyente, y Nicaragua con Daniel Ortega. Ecuador, en cambio, ha sido un poco más tibio últimamente”, dijo Ivan Briscoe, director del Programa para América Latina y el Caribe del Crisis Group, ONG que busca soluciones pacíficas a conflictos internacionales.

LEA MÁS  Trump se defiende: "No podemos abrirles las fronteras a todos"

Otro aliado en América Latina es El Salvador, que si bien no pertenece formalmente al ALBA, tiene afinidades ideológicas. Entre otras curiosidades, su presidente, Salvador Sánchez Cerén, mantiene también una buena relación con Estados Unidos y estuvo recientemente reunido con Jeff Sessions, fiscal general del gobierno de Donald Trump.

La diplomacia salvadoreña fue muy importante para bloquear en la OEA una resolución condenatoria contra el régimen chavista.

LEA MÁS  Cómo es el operativo de rescate en la cueva de Tailandia

El segundo grupo de países está conformado por las islas del Caribe que Chávez sumó a su coalición internacional a través de Petrocaribe. Por medio de esa alianza, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Haití, Jamaica y San Vicente y las Granadinas —entre otros— recibieron petróleo subsidiado.

“Juegan en bloque y resistieron el intento de condenar a Venezuela —continuó Briscoe—. No son poderosos, pero son muchos y son claves al momento de oponerse a una votación en la OEA, que por eso tiene un papel bastante reducido en la resolución de la crisis”.

El tercer grupo es el de los amigos externos al continente americano. Uno es Irán, con el que Chávez forjó una férrea alianza en tiempos de Mahmud Ahmadineyad. Las relaciones no son tan estrechas en la actualidad, pero siguen siendo socios. No obstante, los dos que verdaderamente importan son Rusia y China.

COMENTARIOS