Moda

Cómo ser vegano hasta en el corte de pelo

Cada vez más salones de belleza usan productos sin componentes de origen animal. Una tendencia en Europa que también se ve en Buenos Aires

domingo 6 de agosto de 2017 - 9:59 am

Ser vegano será cada vez más fácil. Ese nado contra la corriente en busca de productos libres de componentes de origen animal, en todas sus fases de su fabricación y sin testeos, será un tema del pasado ya que cada vez son más los que abrazan este estilo de vida y es cada vez mayor la oferta de productos que satisfacen la creciente demanda.

Según indica el diario La Nación, el mercado los acompaña con mucho más que restaurantes y mercaditos. De a poco, comienzan a ganar terreno pequeñas marcas de belleza con grandes convicciones que desarrollan productos de cuidados para la piel, el pelo, junto con la cosmética. Lo que da por resultado el nacimiento de las primeras peluquerías veganas.

Según un informe reciente de CosmoBeauty Barcelona, evento de referencia en el mundo de la belleza de España, los grandes protagonistas de este cambio -que incluye la cosmética verde, sostenible y saludable- son los millennials (nacidos entre 1980 y 1995) y la generación Z (nacidos a partir del 2000).

LEA MÁS  La carrera que te asegura trabajo, pero casi nadie estudia en Argentina

Son los consumidores conscientes, responsables, de una nueva era. Algo más que una moda o postura, como suelen tildar.

Otra investigación, de Vegan Society junto con Vegan Life Magazine, da cuenta de que el veganismo es el movimiento de lifestyle que más rápido crece en el Reino Unido. En 10 años aumentó en un 360% y ya supera el medio millón de personas.

Italia, uno de los países con mayor cantidad de vegetarianos, ahora vive su auge vegano, especialmente en Turín, donde la oferta incluye alimentación e indumentaria free cruelty.

LEA MÁS  No te pierdas los looks de la alfombra roja más loca: los BET Awards 2018

La alcaldesa de esa ciudad, Chiara Appendino, proyecta convertirla en la primera ciudad vegetariana de Italia. El país que está al frente del movimiento es Alemania. Y su capital, Berlín, ostenta el mayor número de veganos: unos 80.000.

El sitio Happy Cow registró unos 60 restaurantes basados exclusivamente en vegetales. Las cifras no dejan indiferente a nadie, teniendo en cuenta de que también existe una práctica del veganismo part-time: los flexitarianos.

En España, el crecimiento es más lento, pero no deja de advertirse la apertura de nuevos locales destinados a este público y un interés en ascenso. Hace pocos días Barcelona fue por primera vez anfitriona de la VeggieWorld, la feria de estilo de vida vegano más grande y antigua de Europa.

LEA MÁS  La ropa masculina parece no tener género en la semana de la moda de París

“Alemania e Italia llevan una gran ventaja en productos de belleza bio, sin componentes de origen animal ni testeos realizados en ellos. Muchos productos vienen de allá”, dice Josep Laynez Díaz, el fundador de la peluquería vegana Èpoque Retro Salon (Aribau 140) del barrio de l’Eixample de Barcelona.

“Usamos mucho una marca de Parma: Davines. Se trata de una empresa familiar que trabaja con energía renovable y agricultores de toda Italia. Cada producto lleva un código QR que muestra dónde se elabora. Impulsan el comercio justo, recuperan vegetales en peligro de extinción, productos naturales, sin conservantes, envasado y envuelto a mano en plástico biodegradable”, explica con más orgullo que cualquier embajador de marca de lujo internacional.

COMENTARIOS