Política

Dura acusación: “Timerman es un pavo real, fue un judío funcional a Irán”

Daniel Berliner analiza la trama secreta detrás del Memorándum de Cristina Kirchner y la muerte del fiscal Alberto Nisman

Héctor Timerman

Dice que Alberto Nisman recibía información de un sector del gobierno de Cristina Kirchner y que era socio de Antonio “Jaime” Stiuso.

Sostiene que en la relación con la comunidad judía, hubo un antes y un después de Néstor Kichner, que el memorándum con Irán se firmó por las gestiones de “la embajada paralela” y advierte que hoy el gobierno de Cambiemos impulsa el juicio en ausencia para los responsables del atentado a la AMIA.

Periodista, director de la Agencia Judía de Noticias y autor del libro “Memorándum, la trama secreta del acuerdo con Irán”, Daniel Berliner lleva años conviviendo con los actores de peso dentro de la comunidad judía, en Argentina, en Israel y en Estados Unidos.

Daniel Berliner

Daniel Berliner

A pocos días del vigésimo tercer aniversario del atentado a la AMIA y después del encuentro del presidente Mauricio Macri con las autoridades de la mutual israelita, el portal La Política Online habló con Berliner

¿Cuál fue según su opinión la razón principal que llevó al gobierno de Cristina Kirchner a firmar el memorándum con Irán?

Yo busqué saber qué pasaba en Israel o hablar con ex embajadores. Ellos apuntan a que esto tuvo un vínculo importante con Venezuela. Cuando nos enteramos que D’Elía y compañía eran una especie de embajada paralela, que es lo que denuncia Nisman, lo que dice él en los audios, de que la denuncia lo va a sobrevivir a él en cualquier circunstancia, estábamos muy operados por Irán. Irán estaba operando más de lo que uno puede suponer y ya no tanto vía Caracas, sino que había un canal muy abierto en Argentina a través de estos embajadores paralelos.

Néstor siempre mantuvo una posición muy clara sobre Irán y los atentados, pero en 2011 Cristina va a la ONU, hace un planteo a favor del pueblo palestino y le abre la puerta a Irán, claramente estábamos en otra Argentina.
¿No son personajes menores en el marco del acuerdo con Irán y el encubrimiento en el caso AMIA?

Mirá, creo que en este entramado, no se puede subestimar a nadie. Los iraníes juegan fuerte. No se puede ser ingenuo porque Irán metió acá dos bombazos cuando nadie dimensionaba lo que era un atentado. Aparte D’Elía es un hombre que ha tenido mucho protagonismo en Argentina.

Más allá de sus posiciones, Kirchner lo echó del gobierno en 2006 y no volvió a tener nunca un cargo ni a ser candidato.

Pero hubo un antes y un después de Néstor. Néstor fue un hombre que expuso en los estrados internacionales una posición muy clara. Pero en 2011, Cristina va a la ONU, hace un planteo a favor del pueblo palestino y le abre la puerta a Irán, claramente ya estábamos hablando de otra Argentina.

El memorándum rompió con 20 años de alineamiento argentino con Estados Unidos e Israel con respecto al atentado. ¿No responde al sector de la diplomacia norteamericana que también propició el acuerdo nuclear con Irán?

Creo que hubo una coincidencia. Las políticas de Obama encajaron con lo que Cristina estaba intentando hacer, pero la situación de Argentina con los dos atentados terribles que sufrimos es incomparable con un acuerdo nuclear. Hoy mismo ese acuerdo se está repensando. Al gobierno argentino le sirvió esa coincidencia y la utilizó. Además, Israel incluso le criticó a Estados Unidos ese acuerdo con Irán.

Aparece Timerman como un actor central en el libro. ¿Cuál era su verdadero rol? ¿Principal impulsor o actor de reparto?

Timerman es uno de esos pavos reales, de esas personas que necesitan mostrarse. Por sus características personales, por ser judío, por la circunstancia que le tocó, tuvo su primer papel protagónico. El tuvo una charla muy extensa conmigo en la que me pide que saque un cable diciendo que no es verdad que la AMIA se baja del respaldo al memorándum y que sin la AMIA se cae el acuerdo. Yo creo que a partir de ahí es directamente Cristina la que sostiene el memorándum. El fue un judío funcional a Irán.

En el libro cita a un miembro de Memoria Activa, Gerardo Mazur, que dice el “memorándum fue puro cotillón”. ¿Usted coincide?

Para mi todos los familiares son iguales. No obstante, Memoria Activa siempre tuvo una mirada muy diferente del resto. El dice que al memorándum nunca le asignaron ninguna importancia porque sabían que eran balas de fogueo y que eso no podía durar en el tiempo. Lo respeto mucho a Gerardo pero no sé si en ese momento cuando se conoce el memorándum alguien podría decir algo así.

LEA MÁS  Más cambios: el Gobierno va contra las jubilaciones de privilegio

El juicio en ausencia de los responsables del atentado para muchos sería como abrir las puertas del infierno, porque se juzgaría y después se diría que el tema se terminó. La ortodoxia no va a estar de acuerdo.
¿Para tapar qué?

El dice que es uno de los tantos cotillones que tuvieron que padecer los familiares, de todos los gobiernos que han pasado. En realidad, es desviar el esclarecimiento o esconder o no llegar nunca a la verdad. Son cuestiones que nos distraen.

Del tercer país al juicio en ausencia

En 2010 ante la asamblea de la ONU Cristina menciona a Nisman y habla de la posibilidad de juzgar a los responsables en un tercer país. ¿Esa era una idea del fiscal?

Tiene varios padres eso. El ex canciller Bielsa fue uno de los primeros que lo propuso. Hay quienes nunca estuvieron de acuerdo y todavía hoy se está hablando de juzgar en ausencia. Eso se viene muy fuerte ahora, pero muchos piensan que sería abrir la puerta del infierno porque se juzgaría y después se diría este tema se terminó.

¿Quién impulsa el juicio en ausencia?

Mario Cimadevilla -titular de la Unidad Especial de Investigación del Atentado- ya se lo dijo a la comunidad y a los familiares. A mí también me lo dijo Cimadevilla y el gobierno mismo entiende que esto sería algo bueno para esta etapa. Comunitariamente, no sé si hay tanto contexto. Todo lo contrario. Entiendo que la ortodoxia, que es quien rige las políticas de la comunidad, no estaría de acuerdo con esto.

Es el gobierno nacional entonces.

A ver, cuando Macri hace su primera salida del país y va a Davos tiene una conversación con el primer ministro Benjamin Netanyahu. Y da su compromiso para tratar de saber lo que pasó con la muerte del fiscal y con los atentados. Lo del fiscal es más reciente y, si hay decisión política, este gobierno podría ir al hueso de lo que ocurrió con el fiscal. Insisto, pocos lo saben, pero la ortodoxia no está de acuerdo con el juicio en ausencia.

¿La ortodoxia es el Bloque Unido Religioso?

Ni el Comité Judío, ni el Congreso Judío Mundial estuvieron a la altura de lo que estaba manejando Nisman. El sabía que se jugaba la vida, que lo podían matar y sabía que la denuncia tenía dimensión internacional.
Es mucho más que eso. Son todos aquellos como Sergio Bergman que es un judío rabino conservador, Daniel Goldman, el rabino Abraham Skorka, son los conservadores, que movilizan una gran parte de la comunidad judía, diría que más que la ortodoxia. La ortodoxia nuclea a todos aquellos hombres religiosos vulgarmente de negro. Ellos también tienen sus internas, los distintos rabinos religiosos se tienen que poner de acuerdo. El que rige el BUR es el rabino Samuel Levin y no todos los ortodoxos tienen que ser levinistas. Sin ir más lejos el presidente de la DAIA Ariel Cohen Sabban es un hombre que lleva kipá, no viene del palo del BUR, son mizrahi, es una ortodoxia más aggiornada.

¿Y qué sería ir al hueso en el caso Nisman?

Sin duda el tema Nisman tiene un corset que ha dejado el kirchnerismo. Tiene que ver con la decisión que tenga un país y un presidente de que la Argentina sea vista de otra manera porque si vos salís del país, el tema Nisman es una mancha para la política, para la economía. El presidente lo sabe.

Nisman, Stiuso, el kirchnerismo

En el libro, aparece la frase que Nisman le dijo a usted: “esto va más allá de Irán, de la comunidad y del establishment judío”. ¿A qué se refiere?

Yo hablaba mucho con él. El dice que esto tenía una dimensión internacional, ni el Comité Judío ni el Congreso Judío Latinoamericano ni el Mundial, nadie estaba a la altura de lo que él estaba manejando. El sabía que se jugaba la vida, que lo podían matar. Él dice “ni mi propia muerte se va a llevar a la tumba mi denuncia”, también yo me pregunto dónde dejó guardado todo esto.

LEA MÁS  Sarlo, sin filtro: "No veo en absoluto una visión de país"

¿De quién habla cuando dice que va más allá del establishment judío? ¿De Estados Unidos?

Creo que de verdad él sabía y nos mostraba a todos, que no sabíamos nada. Porque podría haber dicho no saben lo que yo sé y ser un delirante que al final no sabía nada.

Él dice que la prueba está otorgada por el propio Estado. ¿Dónde quedó?

Está hablando de una interna que había adentro del gobierno. Dentro del propio gobierno, había gente que le suministraba información para avanzar con su denuncia. Puede ser cualquiera de los que estaba al lado de la Presidenta. Alguien le suministraba la información y él se la llevó a la tumba. Nisman está diciendo ahí la información me la da el propio gobierno. Cristina Kirchner tenía un serpentario ahí adentro y tenía gente que no apoyaba su política y lo ayudaba a Nisman. Quiénes eran, nunca me anime a preguntárselo.

Nisman expresó la política de alineamiento con Estados Unidos durante 20 años y tuvo un vínculo estrecho con Stiuso. ¿Quién le cerró la puerta o le dio la espalda, como dice?

La relación de Stiuso y él era conocida. Eran socios en el tema del esclarecimiento. Cuando el gobierno desvincula a Stiuso, Alberto me llama por teléfono y yo le pregunté ¿y Stiuso? Y él me dijo “no todo lo que brilla es oro, está todo bien”. No lo puse en el libro, pero era como decir que nada cambió.

Yo confirmé en Israel que le habían dado un teléfono rojo, una línea directa para pedir ayuda. La fuente me dijo que lo mataron porque tenía un teléfono rojo.
¿Era el vínculo de un jefe y un subordinado?

Eran socios, eran pares. Uno traía la materia prima y el otro lo convertía en producto.

Usted le revela a Viviana Fein que Nisman tenía dos teléfonos. ¿No lo sabía ella y no lo sabía nadie?

A mí me citan dentro de los 30 días posteriores a su muerte. Yo no lo podía creer, fue una vergüenza. Alberto no apagaba los celulares. No sabían que en la escena donde ocurrió la muerte del fiscal no estaban los dos celulares. Alguien se llevó un celular.

¿Nunca se encontró el contenido de las llamadas del otro celular?

Que yo sepa, no.

¿Ese otro teléfono era de la SIDE?

Es lo que dice Fein en ese momento. Ella zafa ahí, si era uno de los 200 teléfonos de Stiuso o si Stiuso o la SIDE le habían dicho tomá y usá este teléfono.

En Israel le dijeron que Nisman tenía un “teléfono rojo”. ¿Era una línea directa con Israel?

Sí, me lo dice una fuente importante de Israel. Dice que lo mataron porque Nisman tenía un teléfono rojo. El tenía una opción para pedir ayuda, eso me dijeron. La hubiera usado si la necesitaba.

Entre los familiares, un grupo dice Nisman es “el muerto 86” y otros dicen Nisman no aportó nada en 20 años sobre los culpables.

Sí, hay divisiones. Lo critican por apuntar sólo a Irán, por no hacer lo que tendría que haber hecho.

¿Cuál diría que fue el gran aporte del fiscal a la investigación del atentado?

Mirá, este respeto que yo tengo por los familiares me lleva a ser cuidadoso. Nisman ha sostenido la línea de Irán. La comunidad judía tiene internas con respecto a la conexión local, a la cual él tal vez no le prestó atención y ha apuntado más al tema internacional. Ahí está la gran fisura, donde también entra a jugar Siria.

Laura Ginsberg dice que el Estado es responsable del encubrimiento. De hecho hay un juicio ahora por ese encubrimiento inicial.

Israel decidió que Pepe Eliaschev era el indicado para darle la información sobre el memorandum con Irán que estaba negociando Timerman. El dato se lo acercó Israel, pero no se cómo.
Por eso Néstor Kirchner reconoce que el Estado argentino es responsable.

Stiuso declaró que el “Fino” Palacios, los fiscales Mullen y Barbaccia, Beraja y Telleldín son responsables del encubrimiento.

LEA MÁS  Macri impulsa una ley para controlar el empleo público

Yo participé del juicio anterior con el ex presidente de la AMIA, Abraham Kabul, todos los días hasta las 3 de la mañana. Y fue muy difícil. Ahí declaró Stiuso y lo conocimos. Se juegan intereses que nos superan como para decir si lo que dice Stiuso es cierto o no. Recuerdo que él dijo que todavía quedaban explosivos que no se habían usado para el atentado. Son cuentas pendientes que tienen entre ellos y ahí está la peor parte de la política y de la Justicia, operando las 24 horas.

Ese es el huevo de la serpiente, el atentado y el encubrimiento inicial.

Si, pasaron tantos años y lo que devela Eliaschev termina siendo un nuevo huevo de la serpiente pero ahí se dividen los familiares con respecto al tema Nisman.

Cuando Eliaschev escribe en 2011 sobre el memorándum que se preparaba, Nisman dice textual “esto es un disparate”. En el libro usted sostiene que la información venía de Israel.

El dato lo recibe Pepe Eliaschev. Por lo que yo conozco, Israel se lo acerca, no sé cómo. Y claramente Nisman no lo sabía. Es raro. Cuando alguien quiere revelar algo, se decide cómo y quién. Y la verdad que no era para que lo hiciera Nisman. En algún lugar se decidió que Eliaschev era la persona adecuada para develar esto que Israel conocía.

Y Nisman quedó desautorizado.

Si, diría que más que desautorizado. Se le presenta por primera vez la posibilidad de que él…era una locura para él y para todos. Hay gente que tuvo la posibilidad de pedirle perdón a Pepe antes de su muerte.

Dejó de ser el vehículo principal de cierta información.

Es peor que eso. Nisman queda afuera. Para mí, en algún lugar se decide “esto se terminó”. Así como hubo una embajada paralela de Irán, también hubo -estoy exagerando- una justicia paralela, o personas que iban a operar en su lugar. Yo lo entrevisté en su momento y jamás hubiera pensado que tiempo después esto podría ser así. A todos nos costaba.

Los judíos y el poder político

Las entidades de la comunidad judía fueron aliadas del kirchnerismo hasta el memorándum.

Tiene etapas. Yo iba a Casa Rosada cuando los familiares estaban unidos, que íbamos todos, y también con los dirigentes judíos, en la época de Néstor. He participado más de una vez con el ex presidente y también con Cristina. Néstor Kirchner se ha mostrado siempre como un hombre muy respetuoso, muy cuidadoso y creo que la comunidad también lo ha respetado y también le ha tenido confianza. Siempre las relaciones de la comunidad judía con el poder son conflictivas, por eso Memoria Activa y Laura Ginsberg fueron los primeros que salieron a acusar a Menem de manera feroz. Antes de que muera Néstor, la presidenta fue a la cena anual de la AMIA y mostró su incondicionalidad con la comunidad judía.

Hay fuertes críticas hacia aquellos que utilizan la comunidad como trampolín para llegar a la política nacional. Lo dice Agustín Zbar sin dar nombres, pero creo que se refiere a Bergman.
¿Qué representa el ascenso al poder de figuras ligadas a la comunidad judía como Bergman, Claudio Avruj y Waldo Wolf?

Obviamente hay mucha crítica sobre aquellos judíos que usaron el trampolín comunitario para llegar a la política nacional. Lo dice Agustín Zbar sin dar nombres pero creo que va directamente hacia Bergman.

En cuanto a los temas que le interesan a la comunidad como los atentados o el caso Nisman ¿cambia algo que estén hoy en el gobierno?

Si, no son personas cualquieras las que estamos nombrando. Bergman ha tenido un compromiso con el tema de los atentados desde el primer minuto, Wolf ha reclamado el esclarecimiento de la muerte de Nisman como pocos, Avruj viene de la DAIA. Ellos no van a sobreactuar nada, lo llevan en su ADN. Eso no se utiliza comunitariamente.

¿Contribuyen a dar respuesta a las demandas de la comunidad judía?

Qué pregunta. Estoy demasiado cerca de estos personajes. No son operadores. En mayo, Wolf no dudó en criticar a su propio gobierno cuando se abstuvo en el voto de la UNESCO con respecto a la soberanía de Israel sobre Jerusalem.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

192 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/192.jpg
Supercopa Argentina

Cuándo y dónde se jugará la final de la Supercopa entre Boca y River

Será la primer final entre los dos equipos desde 1976 y todavía no tiene confirmada ni la sede ni la fecha
204-1024x576 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/204-1024x576.jpg
Fuera de juego

El misterioso viaje urgente de Neymar a Brasil, sin fecha de regreso

El astro brasileño pidió permiso en el PSG y, tras recibir la autorización, se fue a su tierra natal, aunque todavía no se saben los motivos ni cuándo estará de vuelta en Francia
235-1024x768 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/235-1024x768.jpg
Mercado de pases

Desde Europa vienen por el Pity Martínez y por Nacho Fernández

La dirigencia de River recibió sondeos por los dos volantes ofensivos del Millonario y Gallardo comienza a pensar cómo armará su equipo para el 2018
184-1024x607 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/184-1024x607.jpg
Mundial de Clubes

Gremio es finalista del Mundial de Clubes y espera por el Real Madrid

El campeón vigente de la Copa Libertadores derrotó a Pachuca en el tiempo extra de las semifinales en Emiratos Árabes y espera por el club español o el Al Jazira
o_1512986135-1 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/o_1512986135-1.jpg
Encienden las redes

Los secretos de Pampita para tener abdominales marcados y lograr fotos perfectas

La conductora reveló que realiza una simple rutina de ejercicios para mantener la panza chata y así logra salir divina en las producciones