Política

Revelan cómo el fiscal vinculado a Massa entorpecía causas de narcotráfico

Se trata de Julio Novo. La causa se tramita en el Juzgado Federal a cargo de Sandra Arroyo Salgado, la ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman

miércoles 28 de junio de 2017 - 5:33 am

La Justicia Federal constató que el suspendido fiscal general de San Isidro, Julio Novo, de estrecha relación con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, desarrolló una serie de estrategias destinadas a viciar diferentes causas, muchas de ellas vinculadas al narcotráfico.

Según el diario Hoy, la causa se tramita en el Juzgado Federal a cargo de Sandra Arroyo Salgado, la ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman.

De la lectura del expediente surge que la magistrada pudo acreditar una serie de maniobras que habrían sido instrumentadas por el suspendido fiscal general de San Isidro, Julio Alberto Novo, el funcionario judicial preferido de Sergio Massa, que atraviesa un proceso de juicio político.

Cabe recordar que Massa mantiene una estrecha relación con Novo, a tal punto que le ordenó a sus legisladores intentar entorpecer el jury.

LEA MÁS  Las increíbles revelaciones del testaferro del juez Oyarbide

Incluso, el líder del Frente Renovador habría operado políticamente para evitar que el actual titular de la Procuración bonaerense, Julio Conte Grand, confirmara las acusaciones contra el suspendido fiscal general de San Isidro.

Pero se quedó con las manos vacías ya que, tal como lo anticipo en exclusiva este medio, Conte Grand realizó la correspondiente acusación en el mes mayo, imputándole graves irregularidades.

Según Arroyo Salgado, algunas de las medidas adoptadas por el suspendido funcionario judicial, quien supo establecer lazos fluidos con el actual candidato a senador por 1País, Sergio Massa, fueron el ingreso sin autorización a despachos de distintos fiscales por parte de letrados afines, la sustracción de expedientes y la elaboración de listas negras para quienes no cumplieran con sus órdenes.

LEA MÁS  Macri reunió a la mesa chica en Olivos: peronismo, FMI y centrales eléctricas

Entre los métodos utilizados por los funcionarios que dependían de Novo, la jueza redactó en el expediente que el 4 de septiembre de 2012 la puerta del despacho del fiscal Luis Angelini (quien tuvo a cargo la investigación de los crímenes de tres colombianos, ocurridos en 2008 y 2009, todos con sello narco) fue forzada bajo la dirección de los letrados Juan Manuel Esperante (actual fiscal de Exaltación de la Cruz) y Mariana Busse, quienes alegaron una orden de Novo.

Busse es la secretaria del suspendido fiscal general y pareja del abogado Carlos Alberto Broitman, defensor del narco Gustavo Adolfo Juliá, condenado en España por haber intentado ingresar casi una tonelada de cocaína a Barcelona, escondida en un avión.

LEA MÁS  Un fiscal dictaminó reincorporar a los trabajadores despedidos de Télam

Similares acciones utilizó el suspendido fiscal general de San Isidro con otros colegas, entre ellos el fiscal Miguel Zárate, quien declaró que, cuando estaba escribiendo un pedido de allanamiento en la causa por el robo a la sucursal

Acassuso del Banco Río, “entraron los doctores Duilio Cámpora, Eduardo Vaiani y Rodrigo Caro, fiscales generales adjuntos de San Isidro” y este último ordenó “que dejara de escribir, que lo iba a redactar él”.

De acuerdo al testimonio de Zárate, “pese a que le dije que yo conocía puntualmente los datos de la causa, Caro terminó redactando este pedido”.

En este sentido, el funcionario judicial agregó que “si no hacías caso a estos requerimientos, uno pasaba a formar parte de un grupo de personas que terminaban trasladando a fiscalías alejadas, generalmente a Pilar”.

COMENTARIOS