Accidente en Mendoza

Mendoza: “Insultaban al chofer mientras él despedía a su hijo muerto”

Lo contó uno de los que auxilió a las víctimas apenas se produjo el vuelco fatal. El día después, se conocen historias tremendas

martes 27 de junio de 2017 - 6:31 am

El día después de la tragedia, del silencio sepulcral por las 15 muertes absurdas de niñas y jóvenes bailarines, brotaron las lágrimas, la bronca y el descargo de los sobrevivientes del brutal accidente ocurrido en la tarde del domingo sobre la ruta 144, camino a San Rafael, Mendoza.

El chofer Damián Pinelli es uno de los muertos. Dejó a una hija de 5 años y a su mujer embarazada del segundo hijo. Para el testigo Hugo Ganga, uno de los primeros que llegó para auxiliar, fue desgarrador ver cómo los sobrevivientes se asomaban por las ventanillas para increpar al segundo chofer, Jorge Pinelli, padre de Damián.

LEA MÁS  Nahir Galarza perdió un embarazo de Fernando Pastorizzo

“Los pasajeros lo insultaban mientras él despedía a su hijo muerto”, dice y recuerda la escena del hombre arrodillado junto al cuerpo del joven que conducía el micro en el momento del accidente y falleció tras el impacto.

“Te queda grabada la imagen de la gente pidiendo ayuda, queriendo salir del colectivo por el parabrisas. Anoche no pude dormir”, detalló Hugo.

Según detalla el diario Clarín, el día después, se conocen historias tremendas. El caso de Karina Gómez, una mamá que viajaba con sus dos hijos, una nena de 11 años y un varón de cuatro.

Los chicos sobrevivieron, la mamá falleció. Marcela Alderete, otra mamá que acompañó al ballet, no puede quitarse de su mente, el momento en que la nena de Karina le decía que su mamá estaba muerta.

LEA MÁS  "Habemus Papam": murió el cardenal que anunció la asunción de Francisco

Marcela y su hija Victoria, de 11 años, sufrieron heridas leves y esperaban anoche en el albergue municipal, donde sólo quedaban dos familias de las víctimas.

“Tendría que haber más control y un test psicológico al que conduce. No puede hacer lo que se le da la gana”, contó Nélida, quebrada, quien perdió a su nieta de 16 años.

Recordó cómo la chica amaba la danza y vendía tortas fritas en su colegio secundario para poder pagarse el pasaje: “Hablamos antes de que se fuera y me dijo que me iba a traer un trofeo. Su pasión era bailar”, dijo la abuela.

LEA MÁS  Una mujer mató a una rara especie de jirafa y fue repudiada en las redes sociales

En el aeropuerto, algunos vecinos de San Rafael se acercaron a dar sus condolencias a las familias. Entre ellos, estuvo Omar Rivero, uno de los enfermeros que participó del rescate de los sobrevivientes.

“Vine porque me conmueve, son chicos, esto es terrible”, contó el hombre, que asistió a una nena, Melina Leyba (7), que había sufrido fractura expuesta de tobillo y está internada en el hospital pediátrico de la ciudad de Mendoza.

COMENTARIOS