Violencia de género

Cómo es la vida de Fernando Farré en la cárcel

El empresario lleva detenido un año y medio en el penal de San Martín. Estudia Sociología y los penitenciarios lo consideran "un bocho"

jueves 15 de junio de 2017 - 6:08 am

“¿Tenés para anotar, no? Mirá que tengo bastante para decir. Si querés te presto una lapicera”. Fernando Farré premedita todo.

Se anticipa a las preguntas, se adelanta a su interlocutor y tiene respuestas para cualquier cosa. Se lo nota cómodo. Él mismo lo confiesa: “Acá estoy mejor que en la calle”.

Quiere controlar lo que ocurre a su alrededor: revisa lo que los periodistas anotan en su cuaderno y propone los lugares para que le saquen las fotos. Farré, dentro de la cárcel, se siente como en su casa.

Según detalla el diario Clarín, en el ingreso de la prensa a la Unidad 46 de San Martín no se ven las celdas y tampoco los internos.

LEA MÁS  Recoleta: encontraron muerto a un bebé recién nacido en un contenedor de basura

De fondo se escucha cumbia y en un cuarto especial, que sirve de oficina para uno de los policías del penal, espera Farré. Zapatillas, jean, camisa y chaleco, el hombre que asesinó a su mujer de 66 puñaladas aparece con una taza de té caliente que acaba de prepararse. No está esposado. Lo acompaña un oficial.

Es el propio Farré el que invita a pasar al cuarto, tan chiquito como el baño de un monoambiente. “Sentate tranquilo”, dice, como si fuera el dueño del lugar.

Pide que no lo graben y agrega que es la condición para brindar la entrevista. Prolijo, ordenado y tranquilo, apoya sobre la mesa un cuaderno con inscripciones que hizo durante el juicio. Palabras subrayadas, flechas y hasta un pequeño cuadro sinóptico.

LEA MÁS  Padres torturaron hasta la muerte a un chico de 10 años por declararse homosexual

Recuerda datos, fechas, hasta el nombre y apellido del profesor de natación de uno de sus hijos, pero cuando se le pregunta el motivo por el cuál asesinó a su mujer dice que no lo sabe y que tampoco recuerda nada de ese momento: “Tuve un brote psicótico, un instante en donde no pude comprender la criminalidad de mis actos. No sé por qué lo hice. Sé que soy el asesino de mi esposa, la mujer que amé y con la que me casé para toda la vida, la madre de mis hijos. Le quedaban 50 años de vida. Hice un daño irreparable”.

LEA MÁS  Pity Álvarez fue internado en el hospital de Ezeiza por un cuadro de hipertensión

No hay ninguna otra persona cerca. Es un mano a mano literal. Ni siquiera hay policías a la vista. Avisa que no hay apuro: “Podemos hablar el tiempo que sea necesario”. Cuenta que trabaja dentro del penal como administrativo: “Controlo todas las donaciones que salen y entran a la cárcel, me tiene activo y una de las cosas que me mantienen vivo”.

Dice que mira la serie Game of Thrones “que me tiene enganchado” y estudia Sociología todos los lunes, martes y miércoles: “La semana pasada me saqué un ocho en ciencias políticas”, dice, contento. Las únicas visitas que recibe son de su papá, con quien juega al ajedrez, y de su mamá, con quien juega a las cartas.

COMENTARIOS