Salud

Qué tener en cuenta a la hora de elegir bien unos lentes de sol

La variedad y el catálogo actual es abrumador y aunque muchas personas piensen que es un accesorio más, elegir mal puede derivar en daños en nuestra vista

Summer joy

A la hora de elegir unos lentes de sol, no sólo debemos fijarnos en lo estético sino en otras cuestiones, ya que utilizar los que no están homologadas y optar por aquellas que se venden en bazares puede poner en riesgo la salud ocular.

“Nuestros ojos están sometidos a exposiciones solares excesivas. En concreto, hay dos tipos de radiaciones que producen los efectos nocivos más importantes en nuestros ojos: la radiación ultravioleta (UV) y la radiación infrarroja (IR)”, explica Blanca Fernández, presidenta del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía.

Y agrega: “El primer tipo produce daños oculares acumulativos a medio y largo plazo, de lo cual no nos damos cuenta, mientras que la radiación infrarroja puede ocasionar daños térmicos de forma instantánea, pero son más detectables”.

¿En qué debemos fijarnos para conseguir unas gafas de sol que nos protejan al máximo? El primer punto es ver que estén exentos de arañazos, estrías, burbujas, fisuras, irregularidades y deformaciones; no deben ser frágiles, deben presentar una resistencia mecánica a la rotura y los impactos y una estabilidad frente al calor.

Además, no deben tener graduación ni presentar efectos prismáticos (desviaciones ópticas), tal y como especifica la experta, quien indica que las lentes también deben reducir la luminosidad, por lo que en las varillas y/o en los lentes debe figurar de forma indeleble la categoría del filtro solar de los lentes del 1 al 4.

“Y, por último, los lentes deben filtrar o eliminar la radiación UV nociva por debajo de los 400nm. Esta información no suele venir grabada en la montura ni en los lentes y es el propio fabricante el que indica que se cumple la condición”, agrega.

¿Qué lentes necesito?

Al igual que existen diferentes tipos de monturas, también hay variedad a la hora de escoger los lentes. Lo primero en lo que hay que fijarnos es en la categoría de los filtros, también conocidos como números solares que van del 1 al 4 y especifican la cantidad de absorción de la luminosidad, pero no de absorción de radiación.

“Esto quiere decir que una lente muy oscura no necesariamente protege de la radiación UV, ya que es el material el que debe absorber o repeler la radiación, no el tinte que lleva incorporado”, explica Blanca Fernández.

LEA MÁS  El lavarropas y sus daños a la salud

“Pongamos un ejemplo práctico: ¿una gafa de categoría 3 protege más que una de categoría 1? La respuesta es no. Las lentes de categoría superior son simplemente más oscuras, pero ambas deben filtrar un mínimo del 99 por ciento de los rayos UV”.

Entonces, ¿cómo sabemos cuál se adapta mejor a cada caso? Aquí entra en escena la ayuda del óptico u optometrista, quien podrá asesorar en cada situación, ya que no necesitamos el mismo tipo de filtro en invierno que en verano; cambiará si queremos hacer un uso diario, para hacer deporte, acudir a la montaña, a la playa o para pasear por la ciudad.

“Por ejemplo, los filtros solares de categoría 1 absorben entre un 20 y un 56 por ciento de luz y se utilizan sobre todo en zonas urbanas, mientras que los filtros de categoría 3 absorben entre un 82 y un 92 por ciento de luz y son más apropiados para zonas con gran luminosidad, como la playa”, añade la especialista.

Tipo de lente

Además de la categoría de las lentes también tenemos que considerar el color:

  • Marrón: suele ser una buena opción para personas con miopía y/o astigmatismo.
  • Verde: este color está recomendado para personas con hipermetropía.
  • Naranja y amarillo: son adecuados para utilizarlos en condiciones de baja luminosidad (niebla, nublados intensos o conducción nocturna).

¿Son mejores los lentes polarizados?

En los últimos años la demanda de los lentes de sol con filtros polarizados homologados ha aumentado. La razón es que este tipo de lentes aportan un extra de confort para la visión.

“Además de filtrar el exceso de luminancia y radiación UV, eliminan los reflejos horizontales que pueden llegarnos del agua, el asfalto, la nieve o superficies brillantes, evitando mucho el deslumbramiento”, especifica Fernández, quien añade que las lentes polarizadas contienen un filtro especial que bloquea la luz reflejada y sólo deja pasar la luz útil, permitiendo una visión sin reflejos y con un color y contraste naturales.

Color de la lente y deporte

La diversidad de tintes en las lentes solares también ha aumentado como consecuencia de las modas. Sin embargo, la presidenta del Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía insiste en que nunca un lente solar debe modificar la percepción del color natural de las cosas. Si algo es rojo se debe ver rojo y si es blanco se debe ver blanco.

LEA MÁS  Mitos y verdades del polen de abejas

Teniendo claro este punto, la elección del porcentaje de color es importante a la hora de practicar ejercicio físico:

  • Tonos grises: son una buena alternativa para conducir, practicar fútbol y ciclismo y en casi todas las condiciones climáticas.
  • Marrones o ámbar: están indicados para los deportes al aire libre, golf, tenis, deportes en montaña o pesca.
  • Verdes: son adecuados para practicar vuelo, deportes de invierno y deportes náuticos.
  • Amarillos y naranjas: mejoran el contraste en días nublados, brumosos y con niebla siendo un potenciador de la luz, pero no son recomendados para usarlos en días soleados normales.
  • Azules y morados: son más usados por razones de moda, aunque algunos golfistas los prefieren.
  • Rosado y rojo: son especialmente buscadas para condiciones climáticas de nieve extremas y alpinismo.

¿Los niños y adolescentes tienen que utilizarlos?

Al igual que la piel tiene memoria, los ojos también. “En el caso de los niños y adolescentes, la necesidad de utilizar gafas de sol homologadas que cumplan la normativa es aún mayor, ya que los ojos del niño resultan más vulnerables que los del adulto porque la pupila permanece más dilatada y la pigmentación del ojo, que actúa como barrera protectora, se va oscureciendo con el paso del tiempo”, aclara Fernández.

Y es que los ojos de los pequeños de la casa y de los adolescentes están en pleno desarrollo, lo que los hace más sensibles a las radiaciones solares y, además, pasan más tiempo al aire libre.

“De hecho, parece que casi el 50 por ciento de la radiación ultravioleta UV a la que nos vemos expuestos a lo largo de la vida incide ocularmente antes de los 18 años”, apostilla la especialista.

Por estos motivos es fundamental que estos grupos de edad no utilicen lentes  de sol que no estén homologadas ya que pueden afectar a la visión y comprometerla permanentemente. Es mejor no usar gafas de sol que usar unas malas sin filtro UV porque la pupila se dilata más y traspasa mucha más radiación UV.

LEA MÁS  Cómo serán los preservativos del futuro

¿Qué riesgos tiene utilizar lentes de sol no homologados?

Entre las consecuencias que puede tener para el ojo comprar y utilizar gafas que no cumplan los criterios de seguridad, Fernández destaca:

  • Se pueden crear distorsiones, deformaciones y borrosidades que afectan a la visión.
  • Aumentan los riesgos de deslumbramiento y adulteración de los colores, llegando a producir accidentes.
  • Pueden provocar mareos, fatiga, cefaleas, cansancio visual, malestar y fotofobia, así como inflamación y quemaduras en los párpados, fotoconjuntivitis y queratitis en la córnea, ya que no filtran la radiación nociva.
  • A medio plazo pueden crear y acelerar las cataratas y producir degeneración macular de la retina (pérdida progresiva de la visión).
  • Además, pueden causar daños directos y graves en los ojos de los niños y adolescentes, ya que sus estructuras aún no se han formado por completo.

Atención a los factores de riesgo

Por último, la especialista advierte que cualquier factor que incremente la exposición a los rayos solares aumenta el riesgo de padecer lesiones oculares, por lo que debemos prestar atención también a factores de riesgo como:

  • Las horas centrales del día, donde la incidencia de los rayos ultravioletas es mayor. Por ejemplo, durante el verano y entre las 12:00 y 16:00 horas.
  • Ambientes de nieve, playa o actividades náuticas, ya que la radiación solar se refleja muy eficazmente sobre esas superficies. La nieve es la superficie que más refleja la radiación, alcanzando hasta un 80 por ciento, la arena seca de la playa el 15 y el agua del mar el 25 por ciento.
  • En zonas elevadas ya que la altitud multiplica la intensidad de esta radiación, aumentando de un 10 a un 12 por ciento por cada 1000 metros de incremento de altitud.
  • Cuando exista condiciones de nubosidad leve o media también es imprescindible el uso de gafas de sol de calidad ya que parte de la radiación UV también llega a los ojos.
  • El tratamiento con determinados fármacos pueden causar un aumento de absorción indirecta de radiación UV en cristalino y retina. Por ello, hay que prestar especial atención a tratamientos con ciertos antibióticos, quimioterápicos, tranquilizantes, antipsoriásicos, anticonceptivos y antihistamínicos.

Fuente: Cuidate Plus

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/pepeca.jpg
Sexualidad

Qué dice el color de tus labios vaginales de tu vida sexual

Circulan gran cantidad de mitos y preocupaciones acerca de la apariencia de esta parte del cuerpo; conocé qué hay de cierto y qué no
espejo1 http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/espejo1.jpg
Psicología

Cómo nos afecta sentirnos a disgusto con nuestra imagen

Más allá de una cuestión estética, esto puede derivar en baja autoestima y con ella una multiplicidad de trastornos
dhono4xxsaicm5o-1024x782 http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/dhono4xxsaicm5o-1024x782.jpg
Amistoso Internacional

Boca le ganó a Cerro Porteño en La Nueva Olla y cerró la pretemporada

El equipo de los Schelotto se impuso 2-1 ante los guaraníes en la re-inauguración del estadio de los azulgrana; Barrios y Gonzalo Maroni anotaron los goles de la visita; el Xeneize ganó todos sus partidos de preparación
http://www.nexofin.com/archivos/2015/11/w.jpg
El After de Nexo

Abigail Ratchford, la fubtolista que dejó las canchas por las pasarelas

La estadounidense, de 23 años, quien no quiso dejar nada a la imaginación muestra todo en esta producción
http://www.nexofin.com/archivos/2015/09/4-1.jpg
El After de Nexo

Anllela Sagra y sus mejores selfies

Esta modelo fitness colombiana posee un cuerpo escultural que la hizo famosa en las redes sociales

REALICE UN COMENTARIO