Salud

Seis preguntas sobre la lipoaspiración

Conocé más acerca de este procedimiento quirúrgico que se realiza para la extracción de la adiposidad localizada

lunes 12 de junio de 2017 - 8:00 am

La lipoaspiración es un procedimiento que no sirve para bajar de peso, pero el tejido graso que se extrae puede mejorar estéticamente algunas partes del cuerpo que quedaron con secuelas por un tema de salud como la reconstrucción mamaria.

¿Qué es?

La lipoaspiración es un procedimiento quirúrgico que se realiza para la extracción de la adiposidad localizada. Es requisito fundamental que se haga en un quirófano donde se den las condiciones sanitarias necesarias para asegurar el bienestar del paciente. Se puede realizar con anestesia local o con anestesia general, esto dependerá del volumen de tejido graso que deba extraerse y en algunos casos de la aprensión del paciente a realizar este tratamiento sin ser dormido.

¿Cómo es el procedimiento?

Primero se infiltra la zona a lipoaspirar con una solución denominada de Klein. Esto se realiza con una cánula especial que se introduce en el tejido graso a través de micro incisiones de 0,2 cm. Una vez terminada, se esperan unos diez minutos y con otras cánulas que se conectan a un mecanismo que ejerce presión negativa (lipoasirador o aspiración central del quirófano) se comienza con la aspiración de tejido graso. Primero se utilizan cánulas más gruesas y luego se usan las de menor diámetro para sacar mayor cantidad de células grasas. Por último, se deja de aspirar la zona cuando el cirujano considera que la región quedo armónica con las zonas que la rodean.

LEA MÁS  Cómo diferenciar un ataque de pánico de un problema cardíaco

¿Qué zonas del cuerpo se pueden lipoaspirar?

Todas las zonas del contorno corporal. Es decir abdomen, cintura, cara interna de muslos, cara externa de muslos (también llamada silla de montar), rodillas, brazos, cuello y mejillas. Este tipo de procedimiento quirúrgico puede ser utilizado como método único o como complemento de otras técnicas quirúrgicas como por ejemplo dermolipectomia, lifting de piernas, braquioplastia o reducción mamaria. En la actualidad, el tejido graso que se extrae puede utilizarse para otros procedimientos como la reconstrucción mamaria, por alteraciones congénitas o por cuestiones oncológicas, el relleno de defectos faciales postraumáticos o estéticos, y para la reconstrucción de partes blandas de otras regiones del cuerpo.

LEA MÁS  ¿Cuál es la hora favorita de los bebés para nacer?

¿Quiénes pueden recibirla?

Cualquier individuo con adiposidad localizada puede recibir este tipo de tratamiento. Por ejemplo, aquellas personas que descendieron de peso tras una dieta pero necesitan modelar ciertas zonas.

¿Qué preparación o estudios hay que realizar previamente?

Para realizarse una lipoescultura es necesario tener estudios pre-quirúrgicos, iguales a los que se realizan para cualquier cirugía. Una vez que el cirujano constata que el paciente está en condiciones, se procede.

LEA MÁS  Cómo saber si tenés un tapón en el oído

¿Cómo es el postoperatorio?

La lipoaspiración es un procedimiento que se puede realizar en forma ambulatoria donde el paciente recibe el alta el mismo día o con internación. Esto dependerá del volumen de grasa extraída. Se recomienda usar faja o calzas de acuerdo a la zona tratada, y comenzar con movilización temprana. Normalmente en el post-operatorio se indican analgésicos y antibióticos. Se realizan controles en el consultorio a las 48 horas del alta. La actividad laboral se reanuda a los diez o quince días y la actividad física al mes.

Fuente:  Dr. Julio Dorr (MN 8347) / DocSalud

COMENTARIOS