Alimentación

Siete efectos negativos de las harinas refinadas en el cuerpo

Al haber eliminado su aporte de fibra y nutrientes esenciales en el proceso de refinamiento, su consumo puede derivar en diversos problemas

El consumo de harinas refinadas es bastante común en todo el mundo y, a pesar de las advertencias sobre sus efectos negativos, muchos las siguen incluyendo de forma habitual en sus dietas.

Lo más preocupante es que su ingesta parece inevitable, pues además de distribuirse por sí sola, es uno de los ingredientes principales de decenas de productos que venden en el mercado.

Debido a esto es primordial conocer cuáles son las reacciones que causa en el cuerpo y por qué es necesario limitar al máximo su consumo.

1. Provocan un desequilibrio ácido-alcalino

El consumo habitual de harinas refinadas acarrea efectos negativos en el pH del cuerpo, ya que altera el equilibrio ácido-alcalino que regula varias funciones del cuerpo.

Un organismo saludable tiene un pH de 7,4 y, tras consumir este tipo de alimentos, el nivel de acidez incrementa de forma alarmante.

  • Como consecuencia, el cuerpo tiene dificultades para mantener los niveles adecuados de calcio y, por lo tanto, la salud de los huesos se ve comprometida.
  • Además, también tiene un impacto negativo en el sistema inmunitario y la salud metabólica.
LEA MÁS  El agua con gas y sus mitos

2. Elevan los niveles de azúcar en la sangre

Contrario a lo que muchas personas piensan, la ingesta de azúcar refinada no es la única causa de los niveles altos de glucosa en la sangre.

  • La alta concentración de carbohidratos que contienen las harinas blancas son fuertes influyentes en el desarrollo de este problema.
  • La amilopectina, uno de sus carbohidratos, se convierte con facilidad en azúcar en la sangre y, por lo tanto, aumenta el riesgo de diabetes.

3. Nos hacen aumentar de peso

Consumir muchos alimentos a base de harinas refinadas es uno de los principales obstáculos en el camino de aquellos que están tratando de bajar de peso.

Si bien una pequeña porción semanal no representa tanto riesgo, comerlas todos los días afecta las funciones metabólicas que ayudan a combatir el exceso de peso.

  • Esto se debe a su alto contenido de hidratos de carbono que, además de aumentar los niveles de glucosa, eleva la tendencia a acumular grasa.
  • Sumado a esto, su consumo genera ansiedad y, por lo tanto, crea el deseo de seguirlas ingiriendo en grandes cantidades.
LEA MÁS  Nueve tips para preparar un buen té

4. Afectan la salud intestinal

A diferencia de las harinas integrales, las refinadas carecen de fibra y nutrientes esenciales que garantizan una óptima digestión.

Dado que un 80% de su fibra dietética desaparece, ingerirlas afecta los procesos inflamatorios del cuerpo y, a su vez, interfiere en la descomposición de los alimentos.

  • Como consecuencia, se altera la flora microbiana del intestino y aumentan los episodios de estreñimiento crónico e indigestión.

5. Provocan inflamación

Las personas diagnosticadas con enfermedades inflamatorias deben evitar al máximo el consumo de este tipo de alimentos, ya que sus compuestos refinados aumentan los niveles de inflamación en los tejidos.

  • Esto se debe a los desequilibrios que causa en la glucosa en la sangre que, a su vez, afecta las funciones que transforman las proteínas en fuentes de energía.
  • Su ingesta provoca una reacción química conocida como glicación, es decir, un proceso inflamatorio que se ha vinculado con enfermedades crónicas como la artritis y los problemas del corazón.
LEA MÁS  Cómo sumar nutrientes, y no calorías extra, en invierno

6. Aumentan el riesgo de padecer alergias e intolerancias

El trigo es uno de los principales desencadenantes de alergias e intolerancias alimentarias debido a su alto contenido de gluten.

Esta proteína, presente en muchos granos, es de difícil digestión en el cuerpo y puede provocar una respuesta inflamatoria que afecta muchos aspectos de la salud.

7. Provocan depresión

Los hidratos de carbono que contiene este alimento han sido señalados como los responsables de sus efectos negativos en la salud emocional.

Este nutriente, difícil de digerir, altera la química del cerebro y aumenta la sensación de cansancio crónico e insomnio.

Si bien se puede pensar que es energético, en realidad afecta el estado físico y mental, y disminuye nuestra productividad. Considerá empezar a limitar su consumo y reemplazarlo por alternativas saludables.

Fuente: Mejor con salud

 

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

bielsa3-1024x794 http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/bielsa3-1024x794.jpg
Ligue 1

El Lille de Bielsa dejó una pálida imagen y cayó 2-0 ante Caen

El equipo encabezado por el entrenador rosarino acumuló su segunda derrota consecutiva. Los goles fueron obra de Damien Da Silva e Ivan Santini
magui http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/magui.jpg
Fotos Hot

¡Tremendo! Magui Bravi y su prima en una producción muy hot

La bailarina y Miru Ghirimoldi trabajan juntas en "Bollywood" y tienen su propia marca de ropa
rigoni http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/rigoni.jpg
Mercado de pases

Se terminó la novela: Emiliano Rigoni jugará en el Zenit

Luego de varias idas y vueltas, el jugador de Independiente emigrará al fútbol ruso y compartirá equipo con los argentinos Sebastián Driussi, Leandro Paredes y Matías Kranevitter
política3 http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/poltica3.jpg
Política

“Que se lo metan en…”: actor disparó contra el Gobierno

El protagonista aseguró que lo que le preocupa no son "tanto las boludeces" que dicen "sino su política económica, que sabemos cómo termina"
judicial http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/judicial.jpg
Judiciales

Garavano insiste en que Gils Carbó debe dejar su cargo

El Ministro de Justicia además calificó con 3 puntos a los magistrados federales y dijo que la situación allí es "muy muy compleja"

REALICE UN COMENTARIO