Alimentación

Por qué nos boicotean las neuronas cuando hacemos dieta

Un inteligente mecanismo evolutivo que nos defiende en época de hambrunas también es capaz de fastidiarnos el mejor plan de régimen

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge publicó un estudio que revela cómo nuestro propio cerebro activa sus mecanismos de defensa ante la falta de comida y, literalmente, nos boicotea el plan de régimen.

“Las estrategias para perder peso pueden ser ineficientes porque el cuerpo funciona como un termostato y asocia la cantidad de calorías que quemamos a la cantidad que hemos comido”, explica Clémence Blouet, uno de los autores del trabajo.

Y agrega: “Cuando comemos menos, nuestro cuerpo lo compensa y quema menos calorías, dificultando la pérdida de peso. Sabíamos que el organismo es capaz de regular este termostato calórico, pero el cómo lo consigue era un misterio”.

LEA MÁS  Cinco formas naturales de reducir las bolsas de los ojos

Los investigadores se centraron en una estructura localizada en el hipotálamo y que ayuda a regular la cantidad de comida ingerida. Se trata de un grupo de neuronas denominadas AGRP (por sus siglas en inglés: agouti-related neuropeptide neurons) que al activarse provocan el aumento de apetito, y al inhibirse lo disminuyen.

Valiéndose de un truco genético para “apagar” o “encender” estas neuronas, los autores del trabajo estudiaron el comportamiento de ratones situados en unas cámaras especiales en las que se podía medir el gasto energético en términos de temperatura, y donde se variaba la cantidad de comida disponible.

LEA MÁS  Mitos y curiosidades del cerebro humano

Los resultados revelaron que las neuronas AGRP no solo regulan el apetito, sino que también son capaces en influir en el gasto energético en función de la cantidad de comida disponible. Cuando se activaban, los ratones comían más, pero cuando no había comida disponible, la consecuencia era una disminución en el gasto energético, limitando el número de calorías que se queman y por tanto la pérdida de peso. Tan pronto como volvía a haber comida disponible, este efecto se interrumpía y el gasto energético volvía a valores normales.

Se trata de un mecanismo que ha perdurado a lo largo de la evolución para defendernos en épocas de hambruna, pero que hoy supone un fastidio para las personas que desean perder peso. En ellas, la dieta es poco efectiva, pues el organismo compensa la reducción de calorías.

LEA MÁS  Cinco consejos para que los chicos coman más alimentos saludables

¿Qué hacemos entonces? “Este estudio podría ayudar en el diseño de nuevas terapias para combatir la obesidad pero, al menos para aquellas personas que tan solo necesitan una pérdida moderada de peso, combinar la dieta con un aumento del ejercicio físico podría ser la solución”, concluye Luke Burke, otro de los autores.

Fuente: Muy Interesante

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Concentración http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/concentracin.jpg
Mundial Rusia 2018

Echan a un periodista de América TV de la concentración de la Selección

El equipo liderado por Christian Balbo violó la seguridad del predio y salió al aire en vivo desde un lugar restringido
Trump http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/trump-5.jpg
Donald Trump Presidente

Trump insiste en separar a las familias de inmigrantes

El tema provoca repudios. En un hecho inusual, Melania y Laura Bush criticaron al presidente de los Estados Unidos
Departamentos http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/departamentos.jpg
Ciudad de Buenos Aires

Alquileres: proponen un impuesto a los departamentos vacíos

Es un proyecto de grupos de inquilinos. También piden que los certificados que se exigen para firmar el contrato sean gratuitos
Macron http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/macron.jpg
Mundo

Video: el enojo de Emmanuel Macron con un joven

Durante un acto conmemorativo, el presidente de Francia le puso los puntos a un estudiante
Parejas http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/parejas.jpg
Salud

Cómo viven los matrimonios sin relaciones íntimas

Hay multitud de factores que causan que la atracción física disminuya en las relaciones y la pasión se apague, que combinados pueden ser un cóctel letal