Apertura de Sesiones Ordinarias

Un discurso con omisiones, falta de anuncios y amenazas a los empresarios por los aumentos de precios

La presidenta no habló de inflación ni de suba de tarifas; defendió la gestión en YPF y deslizó que impulsará la reforma de leyes para defender a los consumidores

DYN128.JPG

En un discurso de dos horas y cuarenta y seis minutos, la presidenta Cristina Kirchner no habló ayer ni una sola vez de la inflación. Culpó abiertamente a los empresarios por la suba de precios e incluso anticipó que impulsará en el Congreso una ley para defender a los usuarios de los “sectores concentrados, oligopólicos y monopólicos”.

En un raconto detallado de los logros de su gestión, la Presidenta pidió que los empresarios “valoren el inmenso esfuerzo que se ha hecho en estos años”, y afirmó que, gracias a las políticas del Gobierno, se pudo “revertir el aquietamiento de 2012 de la economía para crecer como hemos crecido en 2013”. Es que, según las estadísticas oficiales, la economía avanzó el año pasado 4,9% (contra el 3% calculado por las consultoras).

“No hay justificativo para aumentos de precios por encima de valores que no se condicen con la realidad y que solamente saquean el bolsillo de los argentinos”, dijo. “Por eso, creo que entre muchas de las cosas que estarán en la agenda de este año, vamos a tener que abocarnos desde el Ejecutivo y también desde este Legislativo a sancionar instrumentos que defiendan a los usuarios y consumidores frente al abuso de los sectores concentrados, oligopólicos y monopólicos”, aseveró, en lo que parece ser un guiño al proyecto de ley del diputado oficialista Héctor Recalde, que habilita al Poder Ejecutivo a declarar “de utilidad pública y sujetos a expropiación” todo tipo de bienes.

Cristina apuntó especialmente a la industria automotriz que, a su juicio, está exagerando en sus precios el impacto del nuevo impuesto a los autos de alta gama, para contrarrestar, en realidad, la caída de ventas que sufrió por la menor demanda de Brasil.

LEA MÁS  Subtes: vuelven los paros rotativos de dos horas

“Algunos subieron, en promedio, 45% por arriba de lo que fue la devaluación. Me van a contestar: «Pero la devaluación fue de tanto…» Sí, pero vos los salarios no los pagás en dólares y la energía la tenés subsidiada desde el Estado, y la mayoría de las autopartes son nacionales. Así que no vengan a hacerme cuentos”, dijo la Presidenta, quien de forma excepcional usó ayer la palabra “devaluación” para referirse al salto cambiario que el Gobierno convalidó en enero.

Asimismo, pidió impulsar una alianza con Brasil, para producir autopartes de valor agregado, la mayoría de las cuales hoy son importadas, situación que, dijo, se replica en otros sectores de la economía.

También hizo un llamado de atención para los laboratorios, con los que el Gobierno acaba de firmar un acuerdo de precios. “No solamente esperamos que se respete, sino que tienda a mejorarse porque es un sector de inmensa rentabilidad”, advirtió.

En todo momento, Cristina avaló la gestión del ministro Axel Kicillof. Elogió el programa de Precios Cuidados y destacó que la ONU lo consideró “una medida que facilita el acceso a los alimentos”. Y hasta bromeó que el ministro era “chiquito, pero cumplidor”, en referencia al rol que jugó en el acuerdo de indemnización de Repsol por la expropiación de su 51% en YPF.

LEA MÁS  La reacción de D'Elía cuando se enteró que Maduro echó a Lanata

Por primera vez, Cristina justificó ayer primero la privatización de YPF a principios de los 90 (que respaldó Néstor Kirchner), y también su estatización en 2012, en pos de la recuperación del autoabastecimiento energético. “Para las provincias petroleras la privatización, no la desnacionalización, había sido un muy buen negocio. Porque cobrábamos regalías. ¿Por qué fue el tema de la privatización? Para poder pagarles a las provincias las regalías que no nos liquidaban”, dijo la Presidenta, que a última hora, por Twitter, anticipó que había mandado al Congreso el proyecto de ley para indemnizar a Repsol.

Cristina no perdió oportunidad para reafirmar el relato en lo económico, aunque en la práctica el Gobierno ya se distanció de él:

ß Defendió la expropiación de Aerolíneas Argentinas, que permitió demostrar “que el Estado es más eficiente o puede ser tan eficiente como los privados a la hora de la gestión”.

ß Reafirmó el valor del desendeudamiento (pese a que para compensar a Repsol se emitirán US$ 6000 millones). Dijo que la Argentina era el país que más se había desendeudado en el mundo. “Nuestra deuda es aproximadamente un 10% del PBI. ¿Por qué un 10% cuando yo decía hasta hace poquito que era un 8%? Por la variación que hubo en el dólar y ahí se incluye ese 10%”, concedió.

ß Dijo que el Gobierno había sufrido ocho corridas cambiarias, todas bajo su gestión, que implicaron una salida de US$ 60.700 millones. “Es para ver los obstáculos que hemos tenido que superar”, dijo, aunque no exploró demasiado en las causas.

LEA MÁS  Macri, contra el acto de la CGT: "Es una pérdida de tiempo"

ß Elogió la expropiación de las AFJP, “que sólo pagaban las jubilaciones de la crema”. En programas como el Procrear, el Conectar y el Progresar, afirmó, hoy las inversiones de la Anses representan 13,5% del PBI.

ß Anunció, un vez más, inversiones ferroviarias por US$ 1200 millones para renovar los trenes del área metropolitana y del Gran Buenos Aires, electrificar el Roca y reactivar el Belgrano Cargas, una obra que se viene presentando desde 2010.

Para los economistas, no obstante, el discurso tuvo gusto a poco. “Hay un ajuste que ya se concretó, pero faltan definiciones en política fiscal. Se habló de lo que se logró, falta saber cómo vienen los próximos dos años”, dijo Ramiro Castiñeira, de Econométrica. En la misma línea, Dante Sica, de Abeceb.com, opinó: “El Gobierno reafirma la línea de pensamiento, no habla de inflación, sino sólo de aumentos de precios y corridas cambiarias, con la idea de que los problemas son producto de la puja redistributiva y la resistencia de las empresas de ceder parte de la renta. Pero no asumió ayer, tiene que hacerse cargo”.

Para José Luis Espert, “el relato no tiene que ver con la realidad: dice que crecemos y estamos estancados; que la inflación es culpa de los empresarios, cuando está probado que es fenómeno monetario, y que al agro le fue bien, cuando fue a pesar del Gobierno no por el Gobierno”.

 

Fuente: La Nación

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

ezgif.com-resize (3)-iloveimg-compressed http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/ezgif.com-resize-3-iloveimg-compressed-1.gif
Mundo Whatsapp

Cuando pensas que avanzas en la tesis pero el tutor te corrige todo

LEA MÁS  Subtes: vuelven los paros rotativos de dos horas
ezgif.com-resize (1) http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/ezgif.com-resize-1-2.gif
Mundo Whatsapp

Todo normal hasta que pasa el que te gusta y vos tipo…

LEA MÁS  Avenida Corrientes: cómo quedará la peatonal nocturna
ezgif.com-resize-iloveimg-compressed http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/ezgif.com-resize-iloveimg-compressed-17.gif
Mundo Whatsapp

“¿Te hiciste algo? No estas tan despeinada como de costumbre…”

LEA MÁS  Stolbizer pedirá que investiguen a Máximo Kirchner por las inconsistencias en su declaración jurada
kate-rodriguez http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/kate-rodriguez.jpg
Famosas hot

Kate Rodríguez mostró cómo le hacen un pulido en la cola

Un video que dejó a todos sorprendidísimos en Instagram
Luisa Ortega Diaz, la procuradora destituida por la Constituyente de Maduro. http://www.nexofin.com/archivos/2017/08/luisa-ortega-diaz.jpg
Caso Odebrecht

La ex fiscal Luisa Ortega Díaz denunció que Odebrecht le pagó 100 millones de dólares a Diosdado Cabello

Lo dijo tras mantener una reunión con procuradores generales del Mercosur en Brasilia

REALICE UN COMENTARIO