Mundo Bizarro

Duro con el XXX: Gran Bretaña le pone limitaciones a las prácticas mostradas en el porno

Una normativa vigente desde el 2014 censura muchas de las prácticas que se ven en este tipo de películas para adultos; tales como azotes y palmadas, el fisting, el squirt, entre otros

jueves 13 de abril de 2017 - 8:58 pm

El sexo vende, y mucho. Según el New York Times, hace diez años, cuando era más fácil medir el acceso a las películas de este género, la industria del porno era un negocio más rentable que los deportes profesionales como el fútbol, el baloncesto y el béisbol.

La revista Forbes estima las ganancias de esta industria en más de US$ 60.000 millones al año, y según PornHub, uno de los portales más populares servidores gratuitos de cine para adultos, unas 250 millones de personas consumen esta clase de videos para adultos, pero parece que la suerte de los productores de estas películas está por acabarse (o limitarse) en el Reino Unido.

LEA MÁS  ¿Microsoft no era suficiente? Bill Gates apuesta por el futuro de las paltas

A pesar de la gran popularidad de la pornografía en ese país, desde el 2014 existe una legislación que censura muchas de las prácticas que se ven en las películas para adultos. Si bien es cierto, las prácticas que afecten a la seguridad de los participantes deben censurarse, hay muchas que no parecen perjudicarlos en absoluto. Por ejemplo, están prohibidas las escenas con azotes y palmadas, la coprofilia (orinar o defecar sobre alguien), el fisting (meter el puño en el ano y/o vagina) y el squirt o eyaculación femenina.

LEA MÁS  Es viral: sorpresivo romance en un avión por cambio de asiento

Sin embargo, la norma no impide ver las películas que se produzcan fuera de Reino Unido y tampoco especifica la censura de menores de edad.

COMENTARIOS