Sociedad

¿Pizza con champán? Importante fiesta de Diego Santilli festejando sus 50 años

El vicejefe porteño reunió a 150 personas para celebrar sus 50 años; fueron Macri, Vidal, Larreta, Durán Barba, Angelici y "Chiqui" Tapia

DIego Santilli - cumpleaños

“Bueno, ahora vamos a pasar todos al salón de al lado a apagar las velitas”, dijo una voz en off. Diego Santilli tomó de la mano a su mujer, Analía Maiorana, y detrás de la pareja caminó el círculo rojo del poder político de la Argentina: Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, Fernando De Andreis, Carolina Stanley y Federico Salvai. A la par de ellos iban, mezclados y sin dejar el trago que estaban tomando, el asesor estrella del macrismo, Jaime Durán Barba, varios ministros bonaerenses, intendentes de Cambiemos, legisladores nacionales y porteños y quienes manejan el fútbol: Claudio “Chiqui” Tapia, Daniel Angelici y Rodolfo D’onofrio.

Pero la sorpresa para los 150 invitados no eran las 50 velitas que iba a soplar el vicejefe de Gobierno de la Ciudad. La sorpresa era otra: detrás de la torta se abrió el escenario y apareció una banda con caras que nadie conocía. “¿Quién toca?”, preguntó uno de los funcionarios más festivos que pasó toda la noche aferrado a una copa de champagne. Y de pronto apareció Ramón “Palito” Ortega -jefe político de Santilli en los tiempos en que el cantante quería ser presidente- con la guitarra en la mano y dispuesto a cantar todos sus hits. La noche cerró con “Yo tengo fe”. Pareció una canción pensada especialmente para reforzar el relato macrista tras varias semanas de tensión y del paro de la CGT: “Yo tengo fe que todo cambiará/la luz de la esperanza no se apagará jamás”, eran los tramos que desataban la euforia del Gabinete. Durán Barba no lo hubiera pensado mejor.

Euforia. La mayoría de los ministros y funcionarios saltaron al ritmo de las canciones de Palito.

Euforia. La mayoría de los ministros y funcionarios saltaron al ritmo de las canciones de Palito.

“Fue una noche de desahogo”, asumía ayer uno de los invitados, aún con voz ronca. Es que la velada del viernes había sido más larga de lo imaginado, lo mismo que el nivel de convocatoria. El galpón Milagros -en Palermo viejo, donde Santilli y Maiorana ya habían celebrado el paso por el registro civil, en noviembre de 2014- lució a full desde las 21.30. El más puntual resultó Durán Barba, un imán para los políticos que iban llegando. Lo consultaban, invariablemnete, por el resultados de las últimas encuestas y los focus group. Pero el ecuatoriano estaba más pendiente del clima que de la : “Espero que mañana no llueva. Me compré las entradas más caras para el recital de Elton John”, contaba.

LEA MÁS  Ahora la Justicia apunta a los hijos de Cristóbal López y Lázaro Báez

El Presidente y Juliana Awada también fueron de los primeros en llegar. Como todos, con un regalo que la esposa del homenajeado -que exhibía un vestido muy elogiado- guardaba en una sala para abrir después de la fiesta. Macri se sentó en uno de los livings junto a Vidal, Rodríguez Larreta y a su amigo y asesor José Torello. Por allí pasaban los mozos con canapés de salmón y empanadas. El resto de los invitados prefería caminar al aire libre entre la barra de tragos, las estaciones de comida mexicana, ensaladas y platos españoles y un coqueto puesto de hamburguesas.

LEA MÁS  Pedirán condenas para Menem, Galeano, Anzorreguy, los fiscales y Telledín en la causa AMIA

Cuando Macri se levantó de su silla, cerca de la medianoche, se cruzó con viejos conocidos, como el empresario Alejandro Macfarlane, que acaba de vender Edelap en 250 millones de dólares. “Mauricio hablaba y se abrazaba con todo el mundo. No parecía el presidente de la Nación. Se lo notaba distendido”, contaron varios testigos. El jefe de Estado dejó la fiesta a la par de Monzó y de su mujer, amiga de la primera dama, pero antes se animó a unos pasos de baile. Sin Macri, el más requerido pasó a ser Peña, que no se separaba de su esposa, la periodista Luciana Mantero.

LEA MÁS  La encuesta que preocupa a Macri: ¿qué porcentaje de imagen positiva tiene?

La presencia de “Chiqui” Tapia, flamante presidente de la AFA, resultó inesperada para algunos. Pero Santilli hizo buenas migas con él cuando era ministro de Espacio Público en la Ciudad. “No estuvo Moyano pero vino Tapia”, decían en el entorno del vicejefe. El timonel de la AFA, sin embargo, estuvo lejos de estar entre los más coodiciados. Más bien, muchos lo ignoraron. Tapia se pasó casi toda la noche hablando con Angelici, él con una copa de champán y el presidente de Boca con una de agua.

La fiesta adquirió su punto más alto cuando Palito cantó sus canciones más famosas. No había funcionario que no saltara y sacara fotos con su celular, como la que ilustra esta página, cuyo autor pidió expresamente el anonimato. Los más alegres se fueron pasadas las 4 de la mañana.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lanatta http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/lanatta.jpg
Caso Balcedo

Martín Lanatta: “Yo le hice el trámite a Balcedo” de portación de armas

El detenido por el triple crimen de General Rodríguez confirmó que fue gestor del sindicalista apresado en Uruguay
España http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/espaa.jpg
Independencia de Cataluña

Rajoy quiere evitar que Puigdemont sea investido en Cataluña

Mientras no exista un nuevo gobierno, el presidente seguirá al mando directo en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución
Santos http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/santos.jpg
Sociedad

Cómo sobrevivió el joven perdido en el Tronador

Los doctores dejaron trascender que Joaquín Santos se encuentra en buenas condiciones aunque con la secuelas lógicas producto de haber pasado casi una semana y media alejado
Ocaña http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/ocaa.jpg

Ocaña, contra los Moyano: “Derivan dinero de la obra social sindical a su propio patrimonio”

La diputada de Cambiemos se refirió a las acusaciones que pesan contra el sindicalista, referidas a lavado de dinero y asociación ilícita
Docentes http://www.nexofin.com/archivos/2018/01/docentes.jpg
Conflicto docente

Gremios docentes rechazan una paritaria del 15%

Los sindicatos bonaerenses no aceptarán la pauta salarial y esperan la convocatoria de María Eugenia Vidal para activar la negociación