Mundo

La despedida de las tarjetas electrónicas: comienzan a implantar microchips

Es casi rutina en el eje empresarial Epicenter. El dispositivo, inyectado a los empleados en sus manos, sirve para abrir puertas y usar impresoras

Una aguja que se desliza entre el pulgar y el índice inyecta un microchip en la mano del empleado. Otro cyborg es creado. Lo que parece una visión distópica del lugar de trabajo es casi rutina en el eje empresarial Epicenter.

Según detalla el diario La Nación, la start up sueca ofrece a sus empleados y miembros implantarles un microchip del tamaño de un grano de arroz que sirve como tarjeta electrónica: para abrir puertas, operar impresoras o comprar productos con un movimiento de la mano.

LEA MÁS  Fiebre amarilla: ascienden a 81 las muertes en Brasil

Las inyecciones se han vuelto tan populares que los trabajadores en Epicenter realizan fiestas para aquellos que reciben los implantes.

“El mayor beneficio que veo es conveniencia”, dijo Patrick Mesterton, cofundador y director ejecutivo de Epicenter.

El fundador de Epicenter, con el chip

El fundador de Epicenter, con el chip

Como demostración, abre una puerta simplemente moviendo la mano. “Básicamente reemplaza muchas cosas que tienes, otros dispositivos de comunicaciones, ya sean tarjetas de crédito o llaves.”

La tecnología en sí no es nueva. Chips como ésos son usados en mascotas. Las compañías los usan para rastrear embarques. Pero nunca antes habían sido usados en empleados a tal escala. Epicenter y otras compañías son las primeras en ofrecer ampliamente esos microchips.

LEA MÁS  Un camionero dañó las milenarias Líneas de Nazca en Perú: piden prisión

Y, como con toda nueva tecnología, genera interrogantes de privacidad y seguridad. Aunque son seguros biológicamente, los datos generados por los implantes pueden mostrar cuán a menudo un empleado va a trabajar y lo que compra.

A diferencia de tarjetas y celulares, que pueden generar los mismos datos, una persona no puede deshacerse fácilmente del chip.

“Por supuesto, poner cosas en el cuerpo es un paso grande, y lo fue incluso para mí al inicio”, dijo Mesterton. Epicenter, que es la base de más de 100 compañías y unos 2000 empleados, comenzó los implantes en 2015.

LEA MÁS  Mitos y verdades sobre el Machu Picchu

Ahora, unos 150 empleados los tienen. Una compañía basada en Bélgica también ofrece implantes a sus empleados y hay casos aislados en el mundo en los que entusiastas de tecnología los han probado en años recientes.

Los pequeños implantes usan una tecnología llamada Near Field Communication (NFC, comunicación de campo cercano), similar a los pagos sin contacto con tarjetas de crédito y celulares.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Accidente http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/accidente-1.jpg
Política

Frigerio y Margarita Barrientos se cayeron de un restaurante en Los Piletones

Se derrumbó el piso de madera de la entrada cuando el funcionario, la dirigente social y un puñado de colaboradores
Maduro http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/maduro-4.jpg
Crisis en Venezuela

Maduro lanza la criptomoneda bolivariana: cuánto cuesta hoy un petro

El gobierno busca así encontrar nuevas vías de financiación ante las sanciones de los Estados Unidos
Kiki http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/kiki.jpg
Policiales

El Kiki, un asesino a sangre fría que se esconde como “Bin Laden”

Mató a la cajera de un supermercado de Montevideo y estaba prófugo de la Justicia desde diciembre por el crimen de su pareja
Política http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/poltica-3.jpg
Política

El empresario vinculado al gobierno que casi desata una guerra con Salta

Alejandro Braun Peña desmontó miles de hectáreas de bosque nativo. El Ministerio de Medio Ambiente que conduce Sergio Bergman le prohibió seguir avanzando
BCRA http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/bcra-4.jpg
Economía

Estiman que el BCRA inyectará hoy $ 70.000 millones con las Lebac

La tasa a un mes en el mercado secundario fue marcada ayer en 26,75% por la autoridad monetaria conducida por Federico Sturzenegger