Política Internacional

Escándalo en España: el cuñado del Rey irá a prisión y la infanta Cristina fue absuelta

Los cargos contra Iñaki Urdangarin, cuñado de Felipe VI, son malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos contra la Hacienda Pública

iñaki Urdangarin y cristina de borbon

Mientras que la infanta Cristina de Borbón, hermana del rey de España, fue absuelta de las acusaciones de colaborar en un fraude fiscal, su marido, Iñaki Urdangarin, fue condenado a seis años y tres meses de cárcel.

Tras cinco años de investigación y ocho meses después del inicio del juicio, la corte de Baleares consideró que la infanta no cometió los dos delitos de cooperación necesaria en fraude fiscal de los que se le acusaba, en un escándalo relacionado con las actividades de su marido que provocó que la Casa Real cortara relaciones con ella y su familia.

Sin embargo, Cristina tendrá que pagar una multa de 265.000 euros en concepto de responsabilidad civil a título lucrativo, mientras que su esposo -además de ir a prisión- deberá abonar 512.000 euros.

El tribunal determinó que Urdangarin sí cometió delitos de prevaricación, fraude contra la administración pública y Hacienda y tráfico de influencias. La fiscalía pedía 19 años de cárcel para el cuñado del rey.

A Urdangarin se lo acusaba de haber malversado, junto a un antiguo socio, millones de euros entre 2004 y 2006 a través de contratos públicos firmados entre el Instituto Nóos y los gobiernos regionales de Baleares y Valencia, dirigidos entonces por el Partido Popular del jefe de gobierno Mariano Rajoy.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Macri en España: el presidente pidió que “atraigan a empresas” a invertir en Argentina

Se trata de la primera actividad oficial del Presidente, quien fue recibido por los reyes de España en la Plaza de la Armería. Hace 600 días que ese país no recibe a un jefe de Estado en una visita oficial

http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/macri3.jpg

Empresario a la fuerza: Moyano fue a OCA y desalojó al dueño de la empresa

http://www.nexofin.com/archivos/2017/02/moyano.jpg

Por orden judicial, la policía buscaba información desde la mañana acerca de quién estaba manejando la compañía. Más tarde, llegó el ex camionero y lo obligó a irse