Escuchá y lee

La práctica hace al maestro. Pero, para no hacer de tu aprendizaje un proceso aburrido y tedioso, utilizá cada oportunidad que tengas para introducir el nuevo idioma a tu vida diaria.

Por ejemplo, podés ver más películas con subtítulos, escuchar música y buscar las letras de las canciones, leer noticias en otro idioma, escuchar podcast o audiolibros, incluso hay quien dice que un método muy efectivo consiste en etiquetar todos los objetos que hay en tu casa con sus respectivos nombres en el idioma que estás aprendiendo, esto te ayudará a aprender mucho vocabulario.

Fuente: BBC