Política

El camporista Ottavis habló de su adicción a la cocaína y su dura infancia

El diputado bonaerense del FPV cambió el tono a modo serio para hablar de las cuestiones más íntimas de su vida, que él mismo se encarga de mediatizar

martes 24 de enero de 2017 - 6:32 am

Para el diputado bonaerense del FPV José Ottavis todo es ironía o sarcasmo. Hasta que cambia al tono a modo serio para hablar de las cuestiones más íntimas de su vida, que él mismo se encarga de mediatizar.

Te puede interesar:

Eso se percibió en una entrevista con la revista Playboy. Habló de su relación con la cocaína, justo después de contar que fue víctima de un abuso sexual.

“Trauma, no, porque no me acuerdo bien qué fue lo que pasó. Lo que sí, toda mi vida se repitió esa sensación de muerte, de tristeza, de angustia, de ‘por qué me hacés esto’. Por distintas cosas. Acá fue un abuso, después fue vicio, después peleas, abandonos, violencia. Esa sensación de desesperación tiene un ruido, un gusto, es una sensación que me viene antes de dormir. Hasta los 16 años, mi papá dormía conmigo. Si no, no me dormía”, dijo el camporista en la charla publicada en la edición de enero.

LEA MÁS  La UIF vuelve a pedir que citen a indagatoria a Cristina Kirchner

Ottavis dice que lo abusaron cuando tenía 4 años, junto a uno de sus 8 hermanos. No explica quién fue ni de qué manera, pero “sabe que sucedió y que fue un familiar”.

También, en ON, dijo que durante los 10 años de gobierno K -desde 2003- tomó un litro y medio de whisky por día. “Para ver si iba generando el sueño. Empezaba a la mañana, entonces, a las 10 de la noche, tenía que caerme. Lo que yo no podía era ejercer la acostada. Y elegía no tomar la pastilla para dormir. Entonces, con el whisky, yo, duran-te un día entero, capaz al final, me dormía”, detalló.

LEA MÁS  Duhalde contra Macri: "Además de cabeza dura tiene mucha soberbia"

Ottavis, también hace un balance de cara a 2017: “pude hacer un montón de cosas que antes no. Salí de una adicción. Estoy mejor con mi hijo. Pude perder y seguir militando igual. La vida no es todo ganar”. Pero eligió dar más espacio a los detalles sobre sus noches “blancas”.

“El whisky me generaba una sensación de alegría, de placer. Yo nunca me emborraché, por ejemplo. Vos pensá que todo lo que hice en mi vida política es exito: armé todas las listas, di todas las peleas. Todo eso, fue tomando un litro de whisky por día”, dijo, sin una gota de autocrítica. Y hasta parece usar una afección como excusa: “yo tengo ADD (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad), fuerte, tengo uno groso”.

Su tono más serio parece impostarse en este textual, que es el prólogo de una suerte de “declaración de principios” sobre su relación con las drogas: “hace un año y medio vi la cocaína por primera vez en mi vida. Y cuando la vi, dije: “Acá está la solución a todos mis problemas”. Mi gran problema no era el whisky, era no dormir. Tampoco tenía que buscarme una mina, porque no tenía miedo: no tenía que dormir. Yo no dormía y no era que me iba de joda: leía, estudiaba. Y durante el día, yo no duermo, trabajo”.

LEA MÁS  Provincia: se pagó $ 19 mil millones en suplencias

“Menem también tomaba cocaína”, disparó y aseguró que a Máximo Kirchner nunca lo vio drogarse. “De La Cámpora nunca vi drogarse a nadie. Me imagino que se drogarán, o capaz yo soy el único. Yo soy de La Cámpora Recuperación. ¿Viste que está La Cámpora gay, La Cámpora tal? Bueno, yo soy La Cámpora Recuperación”, bromeó, con algunas dudas.

COMENTARIOS