Política

El Calafate en problemas: cómo está hoy el “lugar en el mundo” de Cristina Kirchner

25.000 habitantes es lo que queda de una ciudad soñada. Y sólo un local de Cambiemos en el mayor bastión K de la Patagonia

Mientras Santa Cruz se hunde en una crisis que todavía no toca fondo y que pone en evidencia los límites del kirchnerismo sin el amparo y la caja del poder presidencial (en la provincia hay atraso en el pago de sueldos y hubo 90 días sin clases en todo 2016), El Calafate funciona hoy como el único escenario aparentemente idílico que dejó la gestión K.

Según detalla la revista Viva, sin Cristina en la Casa Rosada, pero con el kirchnerismo aún en funciones tanto a nivel provincial como municipal, y con una alcancía gorda por los años de prosperidad derivada de la actividad turística privada y de la desproporcionada obra pública que hubo en la zona, lo que hay en El Calafate es un enclave donde buena parte de la gente cuida y extraña a Cristina y donde se convive con naturalidad con los íconos que hoy son emblema de la corrupción K.

Te puede interesar:

En El Calafate hay un cinismo oportunista: hacia afuera la gente se espanta por la corrupción que va saliendo a la luz, pero eso no se traduce en apoyo político a la hora de votar –dijo días antes de este viaje Álvaro De Lamadrid, un abogado que vivió casi veinte años en el pueblo y que hoy trabaja en la Ciudad de Buenos Aires.

LEA MÁS  Previsor: De Vido ya arregló su casa previendo una prisión domiciliaria

Los autos y las casas de los funcionarios son algo que ya nadie ve –dirá mañana, 12 de diciembre, Susana Toledo, segunda generación de pobladores de El Calafate, militante radical, diputada nacional por la coalición Cambiemos y una de las mayores voces disidentes que hoy tiene la provincia–. Lo comparo con las personas que están pidiendo en los subtes y que nadie registra, pero que son visibles para mí porque llegué a Buenos Aires hace poco y no estoy acostumbrada. Así se naturalizó acá el tema de la corrupción. Ni siquiera lo notan en las cosas que les faltan, no es que dicen “ellos tienen todo y nosotros no tenemos luz”.

No. Les parece normal. Yo veo que tengo un cargo con un sueldo nacional que es muy bueno y que, sin embargo, no puedo llevar la vida que llevan algunos funcionarios municipales. Acá la gente se acostumbró a todo.

LEA MÁS  Lagomarsino declaró durante nueve horas y dijo que mantenía "una relación de amo-esclavo" con Nisman

La palabra “todo” no refiere a abstracciones judiciales –denuncias, causas– sino a casas privadas y obras públicas que pueden verse desde cualquiera de las estribaciones del cerro Calafate, lindero al pueblo.

Ahí abajo está la costanera Néstor Kirchner, un emprendimiento que le costó al Estado 36 millones de dólares, que fue llevado a cabo por Austral Construcciones –la que fuera empresa de Lázaro Báez, hoy intervenida por la Justicia–, y que permite ir desde Los Sauces hasta Punta Soberana: un páramo donde no hay nada, salvo por algunos lotes que se atribuyen a funcionarios kirchneristas.

Ahí está el llamado “shopping de Lázaro”, un edificio de seis pisos –también hecho por Austral Construcciones– que nunca abrió sus puertas y que visto de cerca, con tanto vidrio ahumado, parece una casa de servicios fúnebres o un casino. Ahí está, saliendo del shopping, la única calle asfaltada del barrio: una arteria de doble vía que conecta con la casa de Lázaro y la costanera.

LEA MÁS  Quiénes son los candidatos de Cambiemos que Vidal mandó a "revisión"

Ahí está el baldío de dos hectáreas que hace años pertenecía a las Fuerzas Armadas y que Néstor Kirchner, cuando era presidente, hizo provincializar primero y municipalizar después, para luego cerrar un negocio redondo: compró el terreno a la Municipalidad por 240 mil pesos –entonces 50 mil dólares– y días después lo vendió al grupo chileno Cencosud a dos millones 400 mil dólares.

Ahí está el casino (a nombre de Jorge Bark, empresario ultrakirchnerista declarado “deudor irrecuperable” por el Banco Central) que paredes adentro apenas tiene un puñado de gente que acciona manivelas y toca botones con desgano.

Ahí están las casas de algunos funcionarios: construcciones con vista privilegiada al Lago Argentino, tan nuevas como los álamos –jóvenes, enanos– plantados en el cerco perimetral.

Y ahí están los hoteles hoy sospechados de corrupción: Alto Calafate (del grupo Hotesur, del que Cristina es accionista); Las Dunas (comprado y ampliado por la familia Kirchner); Imago (una construcción alpina y suntuosa a nombre de Raúl Copetti, apoderado y tesorero de campaña del Frente Para la Victoria); y finalmente Los Sauces, abiertamente de la ex presidente.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

Antes de crear Instagram, su cofundador Kevin Systrom quiso crear un servicio de geolocalización muy similar a Foursquare. http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/stories-instagram.jpg
Instagram

¿Cómo? Ahora podés ver las Historias de Instagram de forma anónima

Podés descargar y usar esta extensión de Chrome para ver las historias de Instagram de tus amigos desde las sombras
avianca.jpeg_1080524493 http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/avianca.jpeg_1080524493.jpeg
Aerolíneas

Avianca ya comenzó a volar en el país y promete nuevas rutas en el futuro cercano

Desde la dirección aclararon que la empresa no es una aerolínea low cost sino que la política de la compañía es "vender los boletos al menor precio posible, pero respetando las leyes argentinas"
http://www.nexofin.com/archivos/2015/08/5-2.jpg
El After de Nexo

Sandra Prikker, la nueva diosa del Instagram

Esta modelo fitness no deja de levantar suspiros entre los usuarios de Instagram que no paran de comentar sus increíbles fotos
http://www.nexofin.com/archivos/2015/08/6-1.jpg
El After de Nexo

Las hermosas gemelas Nara y Naiara Alves

Estas modelos brasileñas levantan la temperatura de las playas de Río de Janeiro con una producción muy hot
http://www.nexofin.com/archivos/2016/10/0.jpg
El After de Nexo

Kasia Kraszewskiej te enseña todas sus imágenes hot

Disfruta de esta nueva galería para Playboy protagonizada por esta mujer de Polonia