Corrupción K

La conexión de los Kirchner, Capitanich, Báez y la obra pública en Chaco

La excelente relación del matrimonio con el ex gobernador fue una de las llaves que le abrió un nuevo caudal de negocios al empresario de Santa Cruz

lunes 16 de enero de 2017 - 5:17 am

En el Chaco, donde la pobreza y el hambre son fuertes, el empresario kirchnerista Lázaro Báez intentó replicar un modelo de negocios como el de Santa Cruz.

En los hechos, eso significaba montar una empresa con suma velocidad, conseguir buenos lazos con el poder político y gracias a ellos garantizar un chorro parejo de fondos públicos.

Te puede interesar:

Báez había intentado llevar ese esquema hacia otras provincias, pero sin éxito. En Buenos Aires, según relató el ex valijero Leonardo Fariña, el ex gobernador Daniel Scioli, y el titular de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner, no lo dejaban entrar porque tenían “la obra pública cartelizada” para sus amigos.

LEA MÁS  Vidal enfrenta vencimientos de deuda por mas de $80.000 millones

Pero en el Chaco, una provincia ubicada a 2.800 kilómetros de Río Gallegos, Báez logró hacer pie. Y lo hizo durante las dos gestiones de Jorge Milton Capitanich.

“Coki”, como le dicen al actual intendente de Resistencia, llegó a la gobernación del Chaco con un fuerte impulso de Néstor Kirchner y la ex presidenta Cristina Fernández.

La excelente relación del matrimonio que gobernó el país por doce años con Capitanich fue una de las llaves que le abrió un nuevo caudal de negocios en el Chaco a Báez.

LEA MÁS  Mercados: congelan nuevos gastos en los ministerios

Según detalla el diario Clarín, a través de la empresa Sucesión Adelmo Biancalani, con la que se quedó en 2009 tras adquirir los derechos gananciales y hereditarios, logró contratos para construir rutas por más de $ 580 millones con la provincia y la Nación, financiados por Vialidad. El mismo esquema que utilizaba en el Sur.

COMENTARIOS