La muerte de Fidel Castro

El hijo de Fidel Castro que vive entre yates, hoteles 5 estrellas y lujosos viajes

Se trata de Antonio Castro Soto. Es médico del equipo nacional de béisbol, y uno de los cinco hijos que el ex presidente tuvo con Delia Soto.

Los hijos de Fidel Castro componen un enigma en sí, si se tiene en cuenta que nadie puede confirmar con certeza cuántos son. Algunos dicen siete, otros nueve e incluso más. Muchas mujeres, muchos hijos, es la ecuación.

El cálculo más exhaustivo lo hizo la periodista Ann Louise Bardach en el libro “Without Fidel” (2009), y su cuenta llega a ¡once!  Todos viven en Cuba menos, Alina, que reside en Miami.

Entre ellos, están los cinco hijos que tuvo con su compañera de larga data, Dalia Soto del Valle, una maestra de escuela que conoció durante las campañas de alfabetización de los años 60, y con quien se casó recién en 1980. Los cubanos le conocieron la cara en 2003, cuando se mostraron imágenes en la TV estatal.

Los hijos de ambos son Alexis, Alexander, Antonio, Alejandro y Ángel. Y es Antonio Castro Soto, “Tony”, cirujano ortopédico, quien ha cobrado atención en estos días en ocasión de la muerte de su legendario padre, y a raíz de los detalles que comienzan a emerger de la privada y hermética vida que llevaba Fidel y su entorno.

Al parecer, a “Tony” Castro, médico del equipo nacional de béisbol, le gusta la buena vida. El protagonista tiene una fascinación por hospedarse en hoteles que cuestan más de mil euros por noche y una docena de personas asisten con él a sus reuniones en todas partes, según desempolvan ahora algunos medios latinoamericanos, como el mexicano Excelsior.

Según estas publicaciones –que difunden fotos de “Tony” en exclusivas vacaciones en 2015 en Turquía y Mykonos, Grecia–, el hijo de Fidel lleva una vida plena de opulencia, alejada de la austeridad cubana.

Los diarios turcos informaron entonces que Antonio Castro había reservado cinco suites para él y sus amigos en un hotel cinco estrellas de Bodrum, a donde llegó en un barco desde Mykonos. Los medios no aclararon si el yate era alquilado o de su propiedad.

“Se da lujos como cuando pasó unos días en el complejo turístico turco de Bodrum, junto a una comitiva de 12 personas”, relata ahora Excelsior.

Según indica el diario Clarín, Tony además fue nombrado el año pasado embajador global de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol con la esperanza de impulsar la campaña para que ambos deportes puedan retornar al programa de los Juegos Olímpicos en Tokio 2020.

Antonio Castro, de hecho, es uno de los mejores jugadores de golf de la isla, ganador de la Copa Montecristo de 2013. Es más, el golf se ha convertido en eje central de los planes de expansión para atraer más turismo a la isla, principal fuente de ingresos, después de las remesas.

Nunca le pareció un problema la contradicción de su estilo de vida y el modelo socialista impuesto por su padre en la isla. Tanto así que en uno de los pocos tuits que llegó a escribir en la red social se defendió: “Sí, soy el hijo de Fidel Castro ¿Y qué?”.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Imputan a Oyarbide por “falso testimonio”: había dicho no conocer a Angelici

El ex magistrado compartió cenas con el presidente de Boca Juniors, e incluso este último habría asistido como invitado al cumpleaños del retirado juez

El dólar vuelve a dispararse y se ubica en $16,17 para la venta

La divisa minorista continúa en línea ascendente y alcanza un nuevo récord tras avanzar siete centavos. El blue, por su parte, cede un centavo a $ 16,34