Medio Ambiente

La vida secreta de las plantas: tienen más sentidos que nosotros y hablan su propio lenguaje

Las plantas transmiten información entre ellas y con otros reinos, como el animal y el funghi, e incluso protegen a los especìmenes más jóvenes

plantas

Solemos creer que, sólo porque no se mueven, las plantas no tienen una vida tan rica como nosotros y que no pueden ver, oír, protegerse o comunicarse. Pero, aunque el reino vegetal y el animal son muy diferentes, podría ser que la brecha no fuera tan grande de lo que creemos. Según el neurobiólogo vegetal Stefano Mancuso, las plantas tienen los mismos cinco sentidos que nosotros y quince más.

Pero eso no es todo: también las plantas se transmiten continuamente información entre sí y se comunican con otros organismos, como los insectos.

De acuerdo con el libro The Hidden Life of Trees (La vida oculta de los árboles), del ingeniero forestal Peter Wohlleben, no es difícil pensar ejemplos de sustancias que las plantas fabrican solamente para manipular el cerebro de otras especies, como sucede con las drogas.

Ciertos químicos (moléculas volátiles) que las plantas emiten, con aromas que las hojas pueden percibir, avisan a otras que deben prepararse para el ataque de insectos depredadores; y éstas, a su vez, cuando están enteradas, pueden producir toxinas que las vuelven más difíciles de digerir o más desagradables para los insectos. Wohlleben califica a esas moléculas como “gritos de auxilio”.

Las plantas se comunican además con el reino funghi (los hongos y setas), muchas veces por medio de las raíces. Por eso puede decirse que se establece una especie de red de información por debajo de la tierra, que les sirve para conseguir agua y nutrientes.

Por otra parte, la afirmación de que las plantas tienen 20 sentidos, incluyendo los mismos que nosotros, no significa exactamente que puedan ver u oír el mundo al igual que nosotros, pero sí sabemos que sus células son sensibles a la luz, que pueden percibir frecuencias sonoras, percibir la presencia de sustancias en el aire, y además emitir y recibir información de otras quince o más maneras que se escapan a nuestra comprensión. De acuerdo con Stefano Mancuso, las raíces producen sonido y son capaces de percibirlo.

Las plantas, incluso, cuidan a su familia. Según los científicos, se observan en ellas patrones de cuidado parental (de padres a hijos) similares a los de los animales más evolucionados. En un bosque denso, para que un ejemplar recién nacido adquiera cierta altura para poder hacer la fotosíntesis y ser autosuficiente deben pasar al menos diez o quince años, durante los cuales será alimentado y cuidado por su familia.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Alta corrupción: Scioli y su entorno, más complicados por las causas judiciales

Son varios los frentes abiertos en los que la Justicia avanza sobre denuncias por posibles actos de fraude y lavado de activos a través de empresas fantasma

Vergüenza internacional: la Argentina fue excluida de las pruebas PISA

La organización cree que el gobierno de Cristina Kirchner modificó arbitrariamente los lugares donde se tomaron los exámenes para alterar los resultados