Política

Cristina Kirchner fracasó en imponer juez en un lugar clave

El juzgado federal de Rio Gallegos es el centro de una disputa estratégica desde que quedó vacante por la salida de la subrogante Andrea Askenazi Vera

Hace dos días, Cristina Kirchner hizo un show en el juzgado federal de Rio Gallegos. No es un lugar más. Ese juzgado es el centro de una disputa estratégica desde que quedó vacante por la salida de la subrogante Andrea Askenazi Vera. Ahora está a cargo de Javier Leal de Ibarra.

Según detalla el portal Expediente Político, el jueves, el bloque del Frente para la Victoria en el Consejo de la Magistratura intentó designar al frente del juzgado federal de Río Gallegos al ex ministro provincial de Néstor Kirchner y miembro del tribunal federal oral de esa ciudad, Jorge Chávez.

LEA MÁS  El massismo duda en apoyar la remoción de Gils Carbó

Pero el plenario decidió que la subrogancia continúe a cargo de la Cámara de Comodoro Rivadavia. La votación había terminado empatada en cinco, por lo que fue necesario el doble voto de desempate del presidente del Consejo, Miguel Piedecasas.

A favor de la subrogancia de Chávez habían votado Thailade, García, Godoy, Candis y la jueza Gabriela Vazquez.

LEA MÁS  Autorizan a CFK a viajar a Europa: deberá pagar $ 300.000

El juzgado de Río Gallegos es clave porque podría entender en causas de corrupción de ex funcionarios K. Muchos de ellos se mudaron a Santa Cruz nuevamente y podrían intentar mudar las causas desde Comodoro Py. Hasta ahora, los intentos aislados no funcionaron.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Cristina bloqueó en Twitter a Mirtha: cuál fue su respuesta

En las últimas horas, la diva de los almuerzos de Canal 13 realizó una captura de pantalla donde puso en evidencia a la ex presidenta

poli4 http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/poli4-1.jpg

Corrupción en la Procuración: los mails que complican a Gils Carbó

Alejandra Gils Carbó http://www.nexofin.com/archivos/2017/04/alejandra-gils-carb-1.jpg

El fiscal Taiano, a cargo de la investigación por el negociado con la compra-venta del edificio de la calle Perón 667, tiene los mensajes en papel