Política

Mucha disparidad en los bonos de fin de año

Algunos sectores no tendrán la compensación que impulsaron los gremios, pese a contar con el aval del Gobierno. Otros sindicatos, como los textiles, negocian aumentos que alcanzan hasta los $ 26.000

Cuando el Gobierno habilitó la negociación por un bono de fin de año jamás imaginó que los resultados serían tan diversos.

Según detalla el diario La Nación, la brecha entre algunas actividades queda en evidencia con el avance de algunos acuerdos, que van desde los $ 0, como el de algunos gremios petroleros y el de los textiles, a $ 26.000, como el que reclamará la Federación de Aceiteros.

Este pedido, de concretarse, sería 13 veces mayor al piso de $ 2000 que se estableció en la mesa tripartita entre el Estado, la CGT y las principales cámaras empresariales.

En algunos casos, las negociaciones por el bono están atadas a la reforma de los convenios colectivos de trabajo. Es lo que sucede, por ejemplo, con los petroleros. Los dirigentes sindicales Antonio Cassia (Supeh) y Guillermo Pereyra (Petróleo y Gas Privado) avanzan en una “adecuación” del convenio a cambio de dinamizar la llegada de inversiones para explotar el yacimiento de Vaca Muerta y mantener los puestos laborales.

Para reducir los costos, los gremialistas están dispuestos a ceder el adicional por las denominadas “horas taxi”, entre algunos otros ítems que aún están en debate.

En una situación más compleja está la industria textil. El gremio y los empresarios coinciden en que la prioridad es mantener los puestos de trabajo y el pago a tiempo de los salarios.

La textil es otro de los sectores que sufrió el impacto por la política de apertura de importaciones que adoptó la gestión macrista.

Entre otro de los acuerdos top está el de la Asociación Bancaria (AB), que cerró una compensación de entre $ 8000 y $ 12.000, según las categorías salariales. La paritaria del sector había sido de 33% y el gremio forzó una reapertura, en la que obtuvo un 4% adicional.

Pero lo más novedoso del trato que selló Sergio Palazzo con los bancos es el pago a cuenta por la paritaria de 2017. En enero recibirán un pago remunerativo de $7000, mientras que habrá bonificaciones de $ 2000 por mes hasta abril. Es decir que el anticipo alcanzará como mínimo los $ 15.000.

Pero hay algo más: así como está, el trato ya establece como piso para la negociación salarial del año próximo un porcentaje de aumento de por lo menos un 22%, una cifra superior a la inflación que el Gobierno prevé en su proyecto presupuestario (entre 15 y 17%).

El acuerdo salarial de los bancarios trastrocaría los planes del Gobierno, que pretende negociar salarios en 2017 con la inflación estimativa de su presupuesto. “Con el bono de fin de año queremos darle un cierre a la paritaria de 2016. El año que viene se debería negociar para adelante”, dijo Jorge Triaca.

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

La CGT avisó que irá el martes al Senado para aprobar el proyecto de Ganancias de la oposición

Héctor Daer y Carlos Acuña, miembros del triunvirato que lidera la central obrera, confirmaron que se movilizarán el martes frente al Congreso

Frigerio cargó contra el kirchnerismo por Ganancias: “pretenden convertir al Congreso en una escribanía”

El ministro del Interior recordó que ni Kiciloff ni Massa “quisieron debatir el cambio del Impuesto a las Ganancias, porque decían que no estaban dadas las condiciones de la economía”