Política

Moreno Ocampo: “Bonadio no tendría que ser el que investigue a Cristina”

En declaraciones al canal Todo Noticias, el ex fiscal del juicio a las juntas advirtió que "la corrupción no es solamente Cristina. La corrupción está en la economía"

El ex fiscal del juicio a las juntas Luis Moreno Ocampo consideró ayer que el juez federal Claudio Bonadio “no tendría que ser el que investigue a Cristina” Fernández de Kirchner.

Además, advirtió que “la corrupción no es solamente Cristina. La corrupción está en la economía”, aseveró, y recordó que “de diez empresas que cobraban (contratos con el Estado), una era de (Lázaro) Baez. Las otras nueve no”.

“El caso Cristina hay que investigarlo, pero no puede tapar otros casos de corrupción”, analizó el ex fiscal en la señal Todo Noticias.

Además, advirtió que “Bonadio no tendería que ser el que investigue a Cristina” porque, según dijo, el magistrado de Comodoro Py “no hace justicia”.

En ese sentido, Moreno Ocampo puso la lupa sobre la designación del magistrado y al respecto aseguró que “el modelo fue siempre el mismo: Los jueces, al final del mandato, son útiles para atacar a los enemigos”, después de que los políticos los designan, porque “no quieren que los investiguen a ellos”.

“Los políticos nombran a amigos para que sean jueces, esos no son jueces”, advirtió, al recordar que a Bonadio se lo vinculó con el menemismo y “la servilleta de Corach” que denunció en su momento Domingo Cavallo. Por último, alertó que “corrupción no es solamente Cristina; la corrupción está en la economía”.

Fuente: DyN

COMPARTIR

REALICE UN COMENTARIO

Quisieron estar pero sin fotos: Massa y Redrado, en la gala de Trump

El líder del Frente Renovador fue invitado personalmente por Rudolph Giuliani, jefe de asesores para seguridad e inteligencia del nuevo gobierno

0121massaredradog http://www.nexofin.com/archivos/2017/01/0121massaredradog-1.jpg

¿Caso Ciccone cajoneado? Más de tres años y Boudou sigue sin fecha de juicio

amado-boudou http://www.nexofin.com/archivos/2016/08/boudou.jpg

El ex vicepresidente intenta dilatar los tiempos judiciales a través de recursos que frenan el avance en una causa que podría llevarlo hasta seis años tras las rejas